06 enero 2007

Un mensaje en una botella

Desde Canadá escribió: "A quien reciba este correo. Por favor, ayúdeme, porque ya no puedo más". Lo lanzó y llegó hasta Australia. La niña que redactó esta frase estaba siendo sometida a abusos sexuales y gracias a Internet ha sido salvada. La Red, por una vez, no ha servido para lanzar sin vergüenza la pornografía infantil, sino para todo lo contrario. Si es que siempre hay un lado bueno...

2 Comments:

Kurtz said...

Todo tiene su lado bueno y su lado malo. Depende de quién y cómo se utilice.
Como tú dices, por una vez Internet ha mostrado su lado positivo.

Wilde said...

Internet y la naturaleza claro. Siempre me ha fascinado el mensaje de una botella y los finales felices.