15 marzo 2007

Discriminadas

Ser madre debe ser una aventura inimaginable, y en estos tiempos aún más: el 8% de las mujeres españolas que han tenido hijos han sufrido algún tipo de discriminación, el 28% se vio obligada a reducir su actividad por ser madre y el 21% confiesa que la maternidad le ha impedido promocionarse en el trabajo. Lo cuenta La Voz de Galicia basándose en la encuesta «Fecundidad y valores en la España del siglo XXI», realizada entre 10.000 mujeres y dirigida por la demógrafa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Margarita Delgado. Todos conocemos algún caso: la mujer que por no renunciar a su hora de lactancia se queda sin contrato, la que al quedarse embarazada disipa las dudas de su jefe sobre su no renovación, la que desde que regresa al trabajo se siente culpable por respetar su horario laboral... ¿Qué mierda de sociedad estamos construyendo para que una persona llegue a sentirse culpable nada más y nada menos que por trabajar las horas que le pagan? Ya está bien, joder, ya está bien. Hoy Wilde pedía desde su blog a los políticos que dejen de centrar los debates en de juana chaos y bajen a la calle a ver qué preocupa a los ciudadanos. A mí me preocupan muchas cosas, pero la situación laboral es una de las que más. Todos tragamos mierda cada día, qué os voy a contar, lo triste es que ya lo consideramos parte de nuestro trabajo.

6 Comments:

Wilde said...

Es cierto!!! conozco a gente que cuando se encuentra mal tiene pánico por si tiene que faltar al curro!!!... es de vergüenza!!!...

Gracias por la citación, un honor desesperada...

País bananero!

Una mujer desesperada said...

de nada, hombre, el placer es mío, ja ja ja cuánto peloteo, si anónimo veneciano levantara la cabeza qué diría!!!!! ja ja ja ja

Angelusa said...

Resulta que no es nada fácil la tan cacareada conciliación laboral y familiar. O sí es fácil pero los gobiernos no quieren o no saben hacerlo. Y digo los gobiernos porque de lo que se trata es de marcarle directrices en ese aspecto a los empersarios, a la vez de financiar los días de baja.
Me gustaría saber explicarlo mejor para que no haya malentendidos.

Jovecovik said...

El problema es que la legislación ya contiene mecanismos de seguridad para los trabajadores en general y para las trabajadoras en particular, por causa de maternidad. Lo que debe hacerse es garantizar el cumplimiento de la ley, no embarcarse en fuegos de artificio electorales.

ekilore said...

en el parlamento vasco han tenido que poner una supernanny para que las amatxos parlamentarias puedan dejar a sus bebés a buen cuidado. esto pasa por la imposibilidad de coger una baja maternal al no poder delegar el voto ni ser sustituida. por lo menos han pensado una solución...

Goldfinger said...

Sí, ahora sólo les resta garantizar la libertad de todos sus votantes y no votantes, que no somos menos. Salvaguardar su integridad, sus derechos... y habrán cumplido lo que no reza su programa político.

Y que vivan las mujeres que llevan adelante a sus hijos o hijas sin el amparo de las instituciones.

Saludos