01 febrero 2007

Dudas razonables

Con 67 años, una española ha conseguido dar a luz a gemelos. Dejando a un lado las consideraciones morales, no cabe duda de que es todo un hito biológico. Para conseguirlo, la mujer tuvo que mentir sobre su edad, ya que en USA, donde se inseminó, está prohibido hacerlo con más de 55 años. En España, sin embargo, no hay límite de edad establecido, y el proceso se pone en manos de los médicos, que deben decidir si una mujer está físicamente capacitada para llevar adelante un embarazo. Seguramente esta mujer, que tan orgullosa se muestra de la mentira que le permitió ser madre, tiene un físico envidiable para 67 años. La he visto en fotos, es cierto, parece mucho más joven. Pero tiendo a pensar que es cruel para un niño obligarle a tener una madre con edad de ser su abuela. La naturaleza ha estipulado una edad biológica para que las mujeres sean madres. Es amplia, hay mujeres que con más de cincuenta años todavía no han entrado en la menopausia. Es cierto que los tiempos han cambiado: hoy rara es la mujer que tiene hijos antes de los 30. Pero, ¿67? Cuando sus gemelos tengan diez años, esta mujer tendrá 77. ¿Tendrá capacidad písquica y, sobre todo, física, para atenderles? ¿Debe primar en casos como este el derecho individual de la mujer y su deseo de ser madre o el derecho de los niños?

10 Comments:

Susana said...

Me pregunto si no le hubiesen dejado adoptar, creo que sería una solución mucho mejor para su deseo de ser madre, en mi opinión. Estoy de acuerdo contigo, por muy bien que se conserve no podrá cuidarles (o debería decir acompañarles?) por mucho tiempo. No es un tanto egoísta por su parte?

Una mujer desesperada said...

claro, no quiero ser categórica porque no es un tema que tenga clarísimo, pero creo que debería haber primado el derecho de los niños, porque no es por ser cruel, pero esta tía está en edad de palmar un día u otro, imagínate qué embolado... escuché en la radio, aunque no sé si será cierto, que está buscando un hombre joven para que la ayude con los niños... y supongo que con otras cosas, ja ja ja ja

Susana said...

Jajaja cualquiera no jajaja
Yo también lo leí por algún lado lo del Adonis y que ha vendido su casa para costearse los gastos de la inseminación, ahora dónde va a vivir con esas pobres criaturas con las que igual tiene que compartir babero próximamente??
(xbuda, cómo me paso!)
(tengo el día tonto, espero no herir susceptibilidades)

Wilde said...

PERO QUE BRUTAS!!!! SI PALMA UN DIA U OTRO!!!! COMPARTIR BABERO!!!! Ay Dios mio, pobre señora no????...

Anónimo said...

a alguien le falta un hervor, pero no sere yo quien la juzgue

Alba y Alvaro said...

Está claro que los avances de la medicina nos van a poner enfrente de dilemas morales a los que no va a poder darse una respuesta sencilla, del tipo que les gustaría a determinados sectores de la sociedad. En la medicina genética se pueden obtener resultados espectaculares, pero el límite para conseguirlos debe ser revisado continuamente. El caso de padres que engendran a un hermano especificamente para servir de "banco de repuestos" para el mayor enfermo, también plantea muchas dudas. En todo caso, la mejor manera para enfrentarnos a este panorama es la verdad y la ausencia de falsa moral.

Besos y encantados de conocerte.

Una mujer desesperada said...

besos a vosotros también, os conozco del blog de eloísa. bicos.

Kurtz said...

Pues yo apoyo completamente a esta mujer. Cada vez hay más esperanza de vida, por lo que esta mujer aún puede durar unos cuantos años más y con una salud envidiable. Además, hay muchos niños que se crían y son educados por sus abuelos.
Un saludo.

Kit said...

Ya no se trata simplemente del derecho o no que tengamos a hacer lo que nos de la gana con nuestro cuerpo. O de si hay niños que al final terminan siendo criados por sus abuelos (lo que no importa porque, si la palman, con perdón de los implicados, siempre quedarán sus padres reales) sino del egoismo que esta mujer demostró al esperar a que muriera su madre para poder tener hijos.

Cada vez la gente va reinvindicado más pseudo-derechos a costa de como puedan afectar estos a los demás.

Como dije antes, cada vez más este se convierte en un mundo donde prima el egoismo y el yoismo.

Una mujer desesperada said...

yo también pienso, kurtz, que esta mujer ha sido egoísta. Nunca he entendido a esas mujeres que supeditan todo a tener un hijo, me parece una postura del siglo pasado, como si sólo fueses una mujer de verdad teniendo un hijo. Lo que comentan Alba y Álvaro de seleccionar embriones para salvar la vida de uno de tus hijos me parece bien, la ciencia está ahí para hacer nuestra vida mejor. Pero lo de tener un hijo a los setenta años pues no me parece bien, la verdad.