22 febrero 2007

Estupefacción

Ayer, en su columna semanal de El País, Rosa Montero contaba, estupefacta, cómo, tras aceptar una entrevista con una alumna de la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid, ésta le informó de que no podía pagarle. Por entrevistarla. Montero le explicó que ningún medio serio paga por una entrevista, porque sería indecente, sin contar con que el entrevistado puede decir cosas no veraces, inducido por el pago. La alumna, estupefacta a su vez, le espetó a Rosa Montero que cómo era posible que esas cosas no se las explicasen en la facultad. Y la articulista hacía una reflexión grandiosa: "Probablemente porque a ningún profesor se le ocurre que sus estudiantes son tan marcianos como para creer semejante cosa". Estaba leyendo el artículo y recordaba mi llegada a esa misma facultad de Madrid, la ilusión por un oficio como este, el periodismo, que entonces aún tenía algo de romántico, aquellos reportajes tan malos de primero de carrera, las esperanzas de poder cambiar el mundo desde mis palabras. Han pasado 17 años desde que pisé por primera vez aquella facultad. Las cosas han cambiado mucho, desde luego. Pero, sin duda, a peor.

11 Comments:

Ohdiosa said...

pero como no van a ir a peor? como? si ahora cualquiera se puede autodenominar y autotitular "periodista" y trabajar en un programa de la tele...sólo hay que analizar a aquellos que forman las mesas del corazon y tertulias varias de los programas de las mañanas...belén esteban, alessandro lequio, raquel mosquera y varios ex-concursantes de realitys...

el PERIODISMO como tal, con mayúsculas, yace en un oscuro pozo desde hace muuuucho tiempo.

Wilde said...

Demasiado pesimismo... realista cierto pero... de repente aparece alguien como esta tal Rosa y le dice al periodista "YO NO COBRO", y eso es una esperanza grande, enorme de hecho... algún día amiga desesperada...

bicos

Komo said...

Las mesas del corazón ni son periodismo ni lo pretenden y permítaseme decir que los periodistas son los que degradan su profesión hasta el vómito... lo mismo que hacemos los arquitectos con la nuestra... los políticos con la "suya" y los fontaneros con las de ellos.

Salud

Una mujer desesperada said...

pues no estoy de acuerdo esta vez, wilde, nunca jamás en los 17 años que llevo de periodista se me había pasado por la cabeza que hubiese que pagar una entrevista. esto no es una esperanza, es todo lo contrario: son los periodistas que vienen, que pagarán por entrevistar. es muy triste...

Una mujer desesperada said...

uy, komo, te me colaste mientras respondía a wilde. y te doy la razón, si yo te contase el asko que siento cuando veo a mis compañeros abalanzarse sobre el regalo de mierda que nos dan en una rueda de prensa, o anotarse a comidas pantagruélicas a las que nos invitan cada día y a las que nunca voy...

Wilde said...

Oh! que decepción! si eso es cierto ya no queda esperanza. Digamos adios a la información DE VERDAD. Triste tienes razón...

menos mal que ya existe la blogosfera... es un gran consuelo!!!...

de nuevo encuentro una esperanza. Y no se te ocurra hacermela perder eh! (risas)

bicos

Jovecovik said...

La degradación del periodismo se corresponde con la degradación de la sociedad.
La estupefacción de la alumna se debe con seguridad a la normalidad que supone, para ella, no sólo cobrar por dejarse entrevistar, si no cobrar por todo y punto. Nada tiene sentido entonces si no se orienta a la mera ganancia crematística.

Kurtz said...

Yo estoy estudiando primero de Periodismo y ya estoy empezando a bajar del guindo. Y parecía fácil.

Zirtaeb said...

Venga ya! en la cárcel de mujeres?? Es una leyenda urbana, pero es cierto que has estudiado en la cárcel de mujeres?

...Yo también ;)

Zirtaeb said...

Y comparto contigo eso de que las cosas van a peor, tanto en las aulas como fuera de ellas. Empezamos hace unos años con el dominio de la prensa rosa, luego llegaros las exclusivas desorbitadas y ahora los polígrafos (no sé qué da más miedo) ¿lo próximo? Iba a decir que la prensa "seria" se hiciera partidista, pero mejor me callo. Besos

Una mujer desesperada said...

hola a todos, veo que el debate se ha animado, perdonad, estaba viendo al celta pasar a octavos de final de la copa de la uefa!!!!!!!!!! bueno, el caso zirtaeb es que sí, estudié en la cárcel, ja ja ja, pero no es una leyenda urbana, el diseño fue premio nacional de arquitectura para una cárcel, ja ja ja ja ja, lo de fuera, es impresionante. yendo al tema central, sí, es indignante. triste, penoso, horrible y nos indica hacia dónde irá el periodismo en los próximos años.

kurtz, no sabía que estudiabas periodismo!