11 febrero 2007

Reflexión

No sé si es porque tengo el síndrome premenstrual, pero hoy estoy cabreada. Me he paseado ya por bastantes blogs de esos que yo llamo de gente que va de guay, o sea, que se creen la ostia de inteligentes y esas cosas. En todos, invariablemente, se critica el rollo blogger de los demás, o sea, el mío. El vuestro, espero. Este rollo de mantener una relación en el ciber espacio, sin conocernos, de comentar cosas a veces nimias a veces no. Acabo de leer en un blog que esto es en realidad falso, el otro día era Maruja Torres, en un artículo, quien decía que es que los bloggers debemos ser gente con mucho tiempo libre y mucho ego. Entre todos, el mensaje que nos lanzan es que sólo los blogs que dicen cosas inteligentes o que son útiles deben permanecer abiertos. Más o menos. Vale, pues resulta que a mí los que me parece que están de sobra son esos. Hay cientos de miles de webs cojonudas en las que el diseño, la creatividad, la información, todo esto y más, tienen un nivel diez. Un blog es otra cosa. Es tener un rincón en el que tu ego (sí, esto es cierto, los bloggers tenemos un gran ego. Y los no bloggers también, lo del super ego lo comparte toda la especie humana), se desparrama sin caretas, en el que cuentas tus cosas a gente que no conoces, pero a la que, de algún modo, acabas conociendo mejor que a personas que tienes físicamente al lado. Me gusta este rollo, me gusta la relación que he establecido desde esta bitácora con gente como Eloísa, Kurtz, Komo, Jovecokic, Wilde, etc, y me toca las narices que la primera vez en la Historia que existe algo tan libre como las bitácoras se juzgue. Desde que abrí mi blog he aprendido cientos de cosas, he conocido a gente que piensa igual y que piensa distinto, y hemos seguido hablando, demostrando que somos más libres que todos los que intentan llenarnos de ataduras, porque somos capaces de establecer relaciones en las que lo que importa es cómo somos, no quiénes somos. Así que a quien le moleste, le invito a cerrar la ventana de su navegador (firefox, espero) y dejar de sufrir leyendo este blog.

20 Comments:

Komo said...

Corazón... la libertad les asusta ;)... imagina que los seres humanos empiezan a relacionarse... a conocerse... a unirse... a pensar!!!!...

Anónimo said...

Al que no le guste el mundo blog, que no entre. No hay más que eso. Creo que no deberíamos ni molestarnos en hacer caso de opiniones tan "intelectuales".
Un saludo bloggero.

Una mujer desesperada said...

gracias anónimo

Wilde said...

ERES LA MEJOR, ME LEVANTO ME QUITO EL SOMBRERO Y: PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS ...

Una mujer desesperada said...

ja ja ja ja no puedo contigo wilde, no puedo, ja ja ja ja ja

Anónimo said...

maruja torres estaria con un par de copas de mas, como siempre.
gracias por acordate de mi un saludo de anonimo veneciano

marta de esparta said...

no hagas caso a la gente que se mete contigo. sigue siendo tú misma y haciendo lo que te gusta como hasta ahora. que lo haces muy bien :)

Una mujer desesperada said...

bueno, en realidad no es que se metiesen conmigo, marta, sino con todos nosotros, eran artículos genéricos, lo que criticaban es lo que hacemos todos nosotros.

y hola anónimo veneciano, cuánto tiempo sin verte por aquí, a ver si te invitas a una cañita, eh?

Kurtz said...

Comparto tu indignación (y no tengo el síndrome premenstrual, eso ya sería demasiado raro). Siempre he sido partidario de la libertad y la opinión libre, por eso empecé a escribir en mi blog (y para desahogarme). Es verdad, os conozco más a aquellos con los que hablo a través de mi blog que a los amigos con los que salgo. Sia alguien no le gusta el fenómeno blogger que cierre la ventana del navegador, como dices tú. Por cierto, tampoco entiendo a los que entran en un blog a insultar. Yo he entrado en blogs que no me han gustado y no me he dedicado a dejarles insultos.
Saludos.

Anónimo said...

Hola otra vez. Me parece que ésto de la Red está muy bien, pero tampoco vamos a engañarnos, la vida real está fuera de nuestro teclado. Es muy agradable compartir opniones, hacer fluir información, aportar cosas, pero si contamos más cosas aquí que a nuestras amistades de carne y hueso, creo que existe un problema de comunicación. Aquí no relatamos nuestros malos momentos, nuestras reacciones frente a las cosas que nos pasan cada día, nuestra manera de vivir en las calles. Ahí es donde se conoce a las personas. Pero eso no quita que sea enriquecedor conocerse a través de un blog, es bonito, pero nunca va a ser del todo real.
Aún así me parece un descubrimiento la blogosfera.
Otro saludo bloggero para todos.

Una mujer desesperada said...

hola anónimo, bienvenido de nuevo. quería hacer una aclaración porque creo que no has interpretado bien lo que quise decir, lógicamente en ningún momento se me ocurriría comparar mis relaciones bloggeras con las que tengo con mis amigos... verás que mi frase es "cuentas tus cosas a gente que no conoces, pero a la que, de algún modo, acabas conociendo mejor que a personas que tienes físicamente al lado". Me refería a gente con la que trabajas, con la que compartes bus o metro, entiedes? gente con la que estás físicamente y hablas. yo, desde luego, me siento más cerca de algunos blogueiros que de mucha gente con la que comparto horas y horas al día. eso es lo que quería decir. bicos.

Eloísa said...

¡Gracias! Libertad y respeto, ambos, la una sin el otro no funcionan ni en la blogosfera ni en el mundo no virtual. Si existen, uno puede estar a gusto dónde, cómo y cuándo le plazca. He dicho. Ea.

Sombra said...

Los seres humanos cada vez mejor incomunicdos... No hablamos demasiado profundo con el que tenemos al lado,pero al escribir los dedos vuelan libres por el teclado. Es en ese momento en el que podemos dibujarnos como somos, como soñamos o como nos de la puta gana, que ya está bien de seguir siempre las pautas marcadas por otros, los sueños secos de otros que sólo quieren ser ellos y ellas y nadie más. Bueno, que me ha gustado mucho tu comentario. Un saludo.

Una mujer desesperada said...

gracias a todos, creo que en resumen todo este rollo blogger no es más que libertad para ser quien eres en una sociedad que te obliga a veces a ser como debes ser. bicos!

Goldfinger said...

Mi ego no me permite contestar según que comentarios (lease Maruja Torres).

Respecto al "rollo blog", yo decidí abrir el mío, con menor o mayor acierto, buscando nuevos puntos de vista, razonamientos, etc. Ese es la razón que me mueve.

Y creo que a dia de hoy debo mucho.

Saludos

Jovecovik said...

Lo que no soportan es que seamos todos tan guapos.

Una mujer desesperada said...

eres mundial, jovecovik, ya me partí con tu comentario en la entrada anterior, de nuestras monadas wilde y kurtz, ahora igual, bicos. y eso seguro, les jode nuestra fragante juventud

Jovekovic said...

Y nuestro portentoso talento literario.

nunile said...

Pues, otra vez, estoy contigo. A la gente le da rabia que los periodistas ya no sean los únicos que pueden hablar, ahora hasta tu vecino de al lado puede tener una audiencia de cientos o miles de personas. Al que no le guste, lo mismo, ajo y agua. Hay muchísima gente con talento que gracias a internet puede expresarse, hacerse oir y contactar con otras personas. Eso es democracia al que no le guste, que se lo haga mirar. ¿Es que tenemos que seguir el ejemplo de la prensa rosa o de la telebasura? Gracias a dios nos hemos buscado otros espacios donde informarnos y comunicarnos. Un besote

Una mujer desesperada said...

pues te he visto de milagro! pero gracias por comentar en este post, lo escribí en un momento de cabreo pero no me arrepiento, creo que ya está bien, la mayoría de los bloggers vamos a nuestro rollo sin molestar... bicos.