06 junio 2007

Insólito

Hoy necesito emular a Wilde, no encuentro otra palabra para describir los hechos que os voy a contar. Las Islas Cíes, uno de los paraísos naturales de Galicia, forman parque de un Parque Nacional, llamado Illas Atlánticas. Bueno, llamado así hasta ayer. Porque un empresario vigués que había registrado ese nombre ha conseguido que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia impida que se utilice en el Parque Nacional. José Senra Lago, el empresario que ha impedido el uso del nombre Illas Atlánticas, no es un internauta listillo que registró el nombre para negociar unos durillos. Qué va. Quienes no sois de Vigo ignoraréis una de las polémicas de moda en esta ciudad de contrastes. Fondear o no fondear en el Parque Nacional, he ahí la cuestión. Porque el Patronato del Parque anunció al poquito de constituirse que eso de llegar con los barcos a las islas a pasar el fin de semana se había terminado. Ý los dueños de barcos pusieron el grito en el cielo. Que si ellos eran limpísimos (ja ja ja ja), que si era injusto vetar a los barcos privados, que si tal que si cual. En este tema no soy neutral, ni mucho menos. Me parece indispensable que un Parque Nacional esté protegido.Me parece increíble que quienes tienen barquito no entiendan la necesidad de mantener lo más a salvo posible las Islas Cíes. Pues no lo entienden. Y resulta que ese señor, José Senra, es uno de los que tiene barquito y a quien se le han jodido los fines de semana en isla salvaje (hay dos islotes de Cíes a los que sólo se puede llegar en barco privado, ya que las líneas regulares de ría sólo atracan en la isla principal). Habrá pensado que impidiendo el uso del nombre Illas Atlánticas se ha vengado. Triste venganza, desde luego.

Foto: Faro de Vigo

19 Comments:

Kurtz said...

Triste venganza, desde luego. Hay algunos que no saben mirar más allá de su dinero, de su cuenta corriente, de su yate, de su mansión, de su cochazo, de su...
y no miran por el resto.
Bicos.

Vuelo rasante said...

Yo tampoco soy neutral. Harta de que la gentuza con tanta pasta haga lo que le salga del pepino.

Recuerdo las Islas Cíes como una maravilla.

Wilde said...

Hay veces que cuando se gana se pierde, sin duda, esta es una de esas veces, para el empresario este. Que paleto!

Y muy bien, yo estoy hasta las narices del rollito ese de fondear en las Cies en el Yatecito de turno como si fueran un merendero...

Estoy totalmente de acuerdo con tu entrada, insólito!!!

bicos!

Lucía said...

Hay gente que no soporta que no les dejen hacer lo que les da la gana.

Pues nada, que le ponga el nombre a un barco nuevo, pero se queda sin poder ir de merendola a las Cies igualmente.

banderas said...

No soy un experto en temas marítimos ni mucho menos, pero creo que en Derecho Marítimo no hay lagunas legales... hay OCÉANOS.

Por lo que se ve, las cosas del mar siguen siendo de piratas y bucaneros... así a alguno se le atragante una "victoria legal" que denota la catadura moral de quien la ha fomentado.

Estilografic.art said...

Si no fuera por vosotros, en Madrid viviríamos al margen de tantas cosas...

vitruvia said...

Yo creo que al tener pasta automáticamente se les atrofia el cerebro.

Susana said...

Lo que importan son las Islas, no el nombre que tengan.

wen said...

Pfffff.... hay que ser capullo. De todos modos Umd... todo el mundo las seguirá llamando islas cies... sobre todo los que tenemos la suerte de haber estado ya.

Alfredo said...

Hola. Llego ahsta aquí desde nataliabook y el comentario que dejaste en el que coincides conmigo en el tema de la soledad en Blade Runner.

En este caso que comentas, es uno más, por desgracia, de aquellos que acostumbrados a los privilegios se resisten a perderlos por el bien común. Viva yo y los demás que se joroben.

Un saludo desde la vecina Asturias!

ekilore said...

Pues qué venganza más cutre!

Las venganzas tienen que ser elegantes y frías, como en la época en la que los hombres tenían honor. Y esa venganza tiene que estar motivada por razones de origen noble, como vengar el honor de una dama o la muerte de un padre...

Ais qué poco estilo tienen algunos...

Glora said...

Mientras tenga dinero para registrar el nombre y no para comprar a los que los registran... Sí que es verdad que muchos de los que tienen esos barcos privados creen que el mar es el vertedero municipal.
Gracias por contarlo.
Besitos.

c.o.v. said...

...mande usté perdón?!

Como?!

Mariano said...

¡Hay que ser muy tonto! (siento la simpleza, pero es que...).
Y gracias por ser nuestro periódico ampliado, como dice Estilografic (bueno, él lo ha dicho de otra forma, es por no copiarme).

Una mujer desesperada said...

bueno, al menos no ha encontrado mi blog algún propietario de barco furibundo por mi comentario! aliviadita me quedo, no se puede razonar con ellos, todos dicen que nunca ensucian, que los barcos no contaminan, etc etc... en fin, habrá de todo, cierto es, pero siempre vale más prevenir!

aclaración a los de fuera: no es que haya registrado el nombre de Islas Cíes, sino el de Illas Atlánticas, pero, como dice Susana, el nombre es lo de menos!

bicos a todos!

perdonad estos días que ando más desconectada, pero tengo bastante trabajo! biquiños!

Deftonia said...

Joder, no tenía ni idea, qué ruin, no??? La gente es lo peor...

Casshern25 said...

Ufff aun teneís suerte eh! aqui ZP (Zaplana) dijo quiero esa montaña para construir TERRA MITICA le dijeron nones que tiene arbolitos... si? pues hago un incendio como un campeón! ale ale a construir que ahora si podemos ¬¬

Una mujer desesperada said...

sí, es verdad, casshern, lo de terra mítica es una auténtica aberración. k país, joer, k país

Sitjar said...

Demostrados son los carentes valores de la gente de alto estatus económico(siempre hay excepciónes),millonarios, multimillonarios... el dinero les pudre las ideas... y el corazón.
¿Por qué siempre el humilde proletario de clase media/baja tiende a admirar y arrimarse a este tipo de desechos?, ¿por qué no nos valoramos y apreciamos más los pobres que con fuerza,valor y COJONES tiramos adelante?. En fin, el mundo está mal repartido cuantitativamente y ellos "son tan pobres que sólo tienen dinero".