19 junio 2007

Glamour de pacotilla

La noticia del fin de semana, aparte de la Liga del Madrid, fue el retorno de José Tomás al ruedo. Este torero, que llevaba unos años retirado, llenó la Monumental de Barcelona a pesar de las críticas de los antitaurinos, que quieren que la capital catalana sea una ciudad libre de toreo. Es evidente que algo estamos haciendo mal los que rechazamos la fiesta nacional como fiesta y como nacional. Mientras nos desgañitamos hablando de la crueldad gratuita que se ejerce contra los toros, los adeptos a esta práctica han conseguido convertirla en punto de encuentro de famosos y alta sociedad, y diarios como El Mundo (del que procede la foto) y El País dedican páginas enteras a las corridas sin ningún reparo. En el caso de El País, por ejemplo, es sumamente curioso que su Libro de Estilo prohíba dedicar espacio al boxeo y sin embargo se exalte el toreo sin rubor. Está claro que nos estamos equivocando de estrategia. Sólo quienes sufrimos con el dolor de los animales somos sensibles a los argumentos tradicionales. Cuáles deberán ser los nuevos no lo sé, pero es evidente que la fallida estrategia debe hacernos reflexionar. José Tomás se convirtió el sábado en un símbolo multitudinario: salió a hombros en la única ciudad española realmente crítica con la fiesta nacional. Nos ha clavado una banderilla dolorosa a quienes queremos abolirla.

29 Comments:

Mariano said...

El sábado el telediario de al mediodía de Cuatro abrió con esta noticia, un día en el que había habido un coche-bomba en Afganistan, otro asesinato de género, constitución de los ayuntamientos...
Mi opinión sobre los toros me la reservo para algún día que me apetezca hacer una entrada en el blog, pero está claro que hay un sector cultureta de gran influencia que lo apoya: Sabina y Serrat en los tendidos, Miguel Ángel Aguilar anoche en la Ser proclamando sus alabanzas, y Dragó desatado en el telediario de Telemadrid como si Tomás fuera el hijo de dios renacido. Efectivamente, algo se está haciendo mal.

vitruvia said...

Y se atreven a llamarlo arte.Arte es otra cosa que dista mucho, pero mucho, de hacer sufrir. En fin...

Wilde said...

Una de las cosas que más me mola de Vigo es que ni hay plaza de toros y jamás ha habido una corrida de esas. Debería de tirar la de Pontevedra...

En fin, paso de comentar nada más, no tengo nada positivo que decir de este "espectáculo" ...

Casshern25 said...

Esto va por barrios, en China lo más normal es comerse un filete de perro, en la india veneran a las vacas y a las ratas, los musulmanes no pueden comer cerdo, cuando aqui nos comemos hasta el rabo, en paises africanos se hace rituales con los gatos (en el congo creo que era) crucificandolos vivos con las tripas fuera y podia seguir.... yo por lo general los toros no me gustan, por muchas más razones del sufrimiento de los animales, pero hay excepciones, una de ellas es José Tomas.

Me encanta ver a los anti-taurino, los anti y los fan me parecen ridiculos, cogiendose la cabeza, clamando al cielo por lo que hacen con los toros y se pasan los dias viendo en los telediarios muertes, asesinatos de personas mientras comen y no les dan la mayor importancia y luego cervecita para el cuerpo! y al curro o a echar la siesta o donde sea... si, algo se esta haciendo mal para que se quiera mas a un animal que a una persona.

Una mujer desesperada said...

casshern, yo a los toros no los quiero, simplemente los respeto. como respeto al resto de seres humanos y animales, me parece tercermundista disfrutar de un espectáculo que se basa en el sufrimiento.

y lo de criticar a los amantes de los animales es muy demagógico, la verdad. no es excluyente, quienes defendemos los derechos de los animales no odiamos a los seres humanos, sino todo lo contrario. qué manía de pensar que si defiendes a los animales te dan por culo los seres humanos, la verdad es que me sorprende ese argumento en ti!

y lo siento, pero sí, yo quiero más a mis perras que a muchas personas a las que no conozco, ¿y? ¿es tan extraño? y, es más, si a alguien le ofende me la suda.

yo ni me tiro de los pelos gritando contra los toros ni miro el telediario indiferente cuando veo personas muertas, deberías saberlo como lector habitual de este blog, así que si tus palabras iban por otras personas, de puta madre, pero si te referías a mí creo que te equivocas completamente.

Wilde said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wilde said...

Yo también quiero más a algún animal (ejemplo Lolita y antes Caly) que a muchas personas, y tan orgulloso de decirlo, es más, lo grito y lo canto. Faltaría más!

Y el famosillo argumentillo de los muertos del telediario y la comida del día nada tiene que ver con la denfensa a los animales, y además, está ya muy oido y poco convence, no? ...

Eloísa said...

Ha sido alucinante, ayer, gente que conozco a la que no le gustan los toros, ¡hablaba de la superfaena que había hecho! Dicho ordinariamente: ¡pa mear y no echar gota!

Casshern25 said...

si es por joder un poco la marrana, por dar otra visión al asunto. Y no me referia a nadie en particular. Que en eso soy muy mio, puedo defender lo indefendible con tal de seguir discutiendo xDD

No me referia a que a los anti-taurinos se la pela las personas, pero si cierta indiferencia hacia los seres humanos por convertirse en rutina. Ver muertos es como quien caga, lo vemos todos los dias... nos hemos acostumbrado.

¡Yo también quiero más a mis perros que a muchas personas! pero eso no quita para tener una perspectiva mas alejada... mi perra esta ahora a la bartola aqui a mis pies mientras hay personas que mueren de hambre... no sé si me explico... que vengo de un examen y a lo mejor es por eso, veo gigantes donde solo hay molinos...

Una mujer desesperada said...

ah vale, casshern, ya me extrañaba porque tú defiendes mucho a los animales!

me parece bien que busques otra perspectiva, es evidente que mientras las corridas sean legales poco podemos decir quienes las condenamos! por eso pedía argumentos nuevos, hablar de que el toro sufre no convence a nadie, la mayor parte de la gente no siente empatía por los animales! en realidad, más o menos decimos lo mismo, hay que buscar nuevos enfoques! aunque yo siempre contra las corridas, eh?, je je

k tal el examen, por cierto?

Una mujer desesperada said...

elo, alucino! es que alucino con el poder que tienen los medios de comunicación, macho.

Kurtz said...

Hay quien lo califica de arte y cultura. En cambio, matar cualquier otro animal es una crueldad.
Crueldad es el sufrmiento que soporta cualquier animal torturado.
Yo, desde que vi en la plaza de toros de Pamplona una corrida en la que los seis toros sufrieron lo inimaginable debido a que los toreros eran novatos, me reafirmé en mis tesis antitaurinas.

Viguetana said...

Ya sabía yo que Deses y Viguetana tenían muchas cosas en común.
;-)
Estoy contigo y contra las corridas, los toros "embolados" (o como se diga) y todo lo que sea pasárselo bien a costa de otro ser vivo.
Os recomiendo (si no lo conocéis ya) al filósofo de ética Peter Singer. Sus escritos sobre los derechos de los animales son muy buenos.
Muchas veces pienso que si fuésemos realmente civilizados, no actuaríamos tan cruelmente, pero luego me acuerdo de pueblos "primitivos" como los indios americanos y lo que me parece es que cuanta más tecnología tenemos, más nos alejamos de la naturaleza y olvidamos que la Tierra está compuesta de muchos seres vivos en precario equilibrio ecológico. Y nosotros, los humanos, somos una especie más. Mientras los demás animales matan para sobrevivir, nosotros matamos para divertirnos. Y encima lo llamamos arte... ;-(

Anónimo said...

ola

una actualizacion sobre la muerte del fary ya¡¡¡¡¡¡ estas tardando moderna...

torrente

Estilografic.art said...

Pues en fin, qué queréis que os diga a estas alturas, que tenéis toda la razón, pero me temo que esto sólo acabará, si es que acaba, con el paso de unas cuantas generaciones.

Una mujer desesperada said...

kurtz, yo también vi una corrida, me gusta cerciorarme de las cosas antes de posicionarme en contra, y lo pasé realmente mal!

viguetana, yo también creo que tenemos muchas cosas en común, ja ja ja. ya que comentas lo de los toros embolados, bueno, menuda barbaridad. es que no entiendo que a la gente no le den pena!

anónimo, je je, o torrente, creo que te has confundido de blog si piensas que voy a dedicar una entrada al fary, siento mucho su muerte por sus familiares. y punto. pero anímate tú, estaré encantada de leerte! :D

estili, creo que no terminará nunca, pero bueno, tengamos fe!

tootels said...

YA SABES , DONDE ESTÉ UNA BUENA CORRIDA QUE SE QUITE EL FUTBOL, Y LOS TOROS!!!
SI NO LO PONGO REVIENTO POR DENTRO.
DE TOROS Y DE FUTBOL, NO HABLO... CADA UNO QUE SE MATE COMO QUIERA, PERO QUE LOS DEJEN TRANQUILOS Y NO LOOS PROVOQUEEEEENN, ... (HOMENAJE AL FARY)
NUNCA MAIS TOROS(PARA TOREAR)

wen said...

XDDD
Yo tampoco hablo de futbol ni de toros.... pero a 19 de Junio, sigo con chaqueta de manga larga....Alquien me lo puede explicar??

Toni said...

Detesto cualquier deporte que haga sufrir a algún ser humano, menos el fútbol.

Bromas a parte, no entiendo que disfrute puede haber en esas corridas salvajes llenas de sangre y pinchos, para mí es una barbaridad, pero es una barbaridad demasiado arraigada en este país como para poder hacer algo.

Jovekovic said...

Hay algún comentario por aquí que no rebatiré como me pide el cuerpo, porque no estoy en mi casa y me he calentado mucho al leerlo. Pero me gustaría decir que la única perspectiva posible, es la de estar en contra de la tortura a los animales por placer. El tal Tomás, que no se mueve cuando se le acerca el toro, está más cerca del manicomio que de otra cosa, como todos los que hacen lo mismo que él, y los que miran. Ahora me callo.

Una mujer desesperada said...

jove, esta es tu casa, me ofende que no hables con claridad, HAZLO porfaplís. En este tema, como tú, creo que no debe haber medias tintas: TOREO NO. Y punto. Y lo de los toros embolados, bueno, prefiero no calentarme.,

banderas said...

Yo no soy Jovekovic ni pretendo serlo, pero quiero opinar. Nunca he visto una corrida de toros en vivo. En la tele he aguantado unas cuantas, más que nada por intentar descubrir qué cojones les llamaba tanto la atención a los espectadores... y ni por esas oye. Ahora que ya voy siendo mayorcito ni me paro a verlas. Evidentemente he llegado a una conclusión parecida a la de buena parte de los bloggers que se han manifestado (joer... esto parece una sesión de espiritismo):Divertirse con el sufrimiento ajeno es inhumano.

Lo que ignoro es si eso supone una evolución respecto de los animales o una involución a niveles peores que los de los animales, que sólo matan por perpetuar sus genes (en forma de sexo o de alimento) que yo recuerde.

pasabaporaquí said...

Hola.Lo cierto es que que el ser humano tiene un sustrato de animalidad que no puede ser pasado por alto.Las funciones más evolucionadas,las funciones superiores y la socialización tiñen a estos seres,entre los que me encuentro,con intensidades variables.Eso explica la afluencia a ruedos como las plazas de toros en los casos donde ciertamente hay materia gris poco empática.
Comoquiera que el cerebro tiene altas capacidades,tambien es capaz de promover conductas de extrema crueldad con caracter voluntario.No sólo son los toros:(a quienes por cierto nadie les ha preguntado si no les importa salir del ruedo a rastras y exanguinados)Es la misma falta de escrúpulos que observas en otras artes como la caza,la tortura etc.
En todo caso,lo que me gustaría de este arte tan noble que nos ocupa,es dignificarlo todavía más si cabe:Propondría el combate de igual a igual,sin banderillas ni espadas,un mano a mano para lucimiento...del toro.¡Así Don Tomás,y olé tus cojones!

James Joyce said...

Curioso lo de El País cuando resulta que el boxeo es un deporte como tantos otros en que hay peleas. Un deporte en el que no se mata a nadie, no como en los toros...

Una mujer desesperada said...

sí, james, completamente de acuerdo. no me gusta el boxeo, pero desde luego lo prefiero a los toros!

Jovekovic said...

En vez de un nuevo comentario sobre toros, te copio/pego dos entradas que ya hice sobre el tema, la primera era de "motu propio", la segunda es comom respuesta a algún comentario tonto que me acusaba de nacionalista por estar en contra de los toros, horror que se defendía como una "fiesta cultural" o se equiparaba a una "diversión".

Jovekovic said...

Comentario 1
Las declaraciones de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, sobre la llamada "fiesta nacional", han hecho saltar las alarmas de los defensores de las esencias patrio-mediterráneas.
La posibilidad de concluir las corridas a la portuguesa, es decir, sin la muerte del toro, han puesto el debate sobre el futuro
de esta tradición abominable, en boca de casi todos. Las posturas se enconan cada vez que el tema salta a la palestra, y esta vez no hemos ido a la zaga. Así que no me queda más remedio que salir al albero y citar al toro:
- Suerte de capa: el toro es un animal vivo cuyo sufrimiento innecesario, no puede ser objeto de celebración alguna. Un acto de esta naturaleza embrutece a quién participa y a quién lo tolera.
-Suerte de banderillas: decir que el toro de lidia se ha criado precisamente para el momento de la corrida, sólo indica el grado de enajenación mental del criador. No hay ninguna posibilidad de explicar la lidia como un ritual de lucha y muerte entre iguales, "metáfora misma de la vida",teniendo en cuenta la desproporción entre muertes de toros y toreros. No hay que olvidar que el torero se prepara durante años para el supuesto rito de danza de muerte, mientras que al toro se le mantiene alejado de toda posibilidad de aprendizaje, sobre lo que va a suceder en la plaza. De hecho, los toros que han sido toreados previamente - por lo general, en las llamadas "lunas"- son retirados de inmediato de la plaza.
- Suerte de muletas: siendo muy ciertas la belleza y la noble bravura del toro, resultan más incomprensibles los puntos de vista que defienden su terrible muerte. Por otro lado, parece significativo que en tiempos de bonanza económica se reduzcan la vocaciones taurinas. Hijas principales de la miseria, como las pugilísticas.
- Suerte de matar: la abolición de las corridas de toros será "la prueba del algodón", para todo gobernante que se precie de reformista. Cabe recordar en este sentido a Carlos III, que prohibió la fiesta primero en Nápoles y después en España.
Se acabó, que suenen los clarines anunciando el final de este horror para siempre.
Comentario 2
La llamada "Fiesta" no representa en modo alguno la identidad española. Los que creen eso, deben entender que cometen el mismo error que los "enemigos de la identidad española y por tanto de los toros", asocian una tradición arraigada,con la esencialidad de España. No es esa la España que yo defiendo, ni por supuesto con la que me identifico. No es tampoco la única España posible, ni siquiera deseable. El tópico español arraigado en Europa, interesa sobre todo a los que no quieren una España verdaderamente grande, digna sucesora de la España Ilustrada y del esplendor cultural de la República. En la que , por cierto, los toros se consideraban una excentricidad de señoritos, lejos de esa creencia extendida que asoció toros con la intelectualidad de la época. Fuera de algunos poetas como Lorca o Alberti, o de periodistas como Cossío, nadie la apreciaba como supuesta manifestación cultural. Nadie.
Si quieren identidad española, búsquenla en las Misiones Pedagógicas, en la Ley del Sufragio Universal de 1933, en el Laboratorio General, la Junta de Ampliación de Estudios, la arquitectura racionalista, el primer sistema de público de asistencia sanitaria. Esta era la España deseable y aceptable.
Respecto de la comparación entre comer carne y las corridas de toros, diré que no compararemos las necesidades de supervivencia, con la tortura de un animal para deleite de unos ( cada vez menos) espectadores. Debo decir que no caigo en ninguna trampa, afirmo que estoy contra la barbarie innecesaria, sea esta o sea la pesadilla insoportable de la memez pujolista y sus filonazis cachorritos.
Siguiendo el hilo argumental de la diversión, autoricemos de nuevo los castrados o el boxeo infantil, el "descabezao" ( que es motivo de mucha risa para todos,excepto para el ganso,claro).
Podemos entrar en todas la regresiones que ustedes quieran, hasta llegar a las justas medievales,o las luchas de gladiadores.
No puedo estar de acuerdo en modo alguno con esa postura, y por supuesto le niego el carácter de legítima diversión. Asimismo reitero la grave equivocación,de los que apoyan este horror para oponerse al lamentable pensamiento único de los nacionalistas. Opónganse hablando de la España que pudo ser y no fue, por desgracia. Hagan proselismo de la cultura española, que existe y trasciende con mucho a los toros o a la execrable movida madrileña, por poner un ejemplo tonto. Hablen de Cernuda, de Velázquez, de Ochoa, de Ramón y Cajal, de Victor Erice, de Jújol o de Sert, de la Alhambra o de Averroes. Y también de la paella o del chuletón de Ávila.
Pero dejen a los toros en la dehesa, ¡ por el amor de Dios!

banderas said...

OOOOOOOOOOOle!!! OOOOOOOOOOOOOOle!!! ¡¡¡Ese es mi Jovekovic!!! Maestro, me descubro ante usté y su discurso de tonos encendidos (que no incendiarios) y argumentos bien expuestos. ¡Plas!¡Plas!¡Plas!¡Plas!

miriño said...

Puedo estar, y lo estoy, de acuerdo con todos aquellos a los que no les gusta la fiesta nacional (de qué nación?), repudio por completo el sufrimiento gratuito al que se somete al toro... pero...

-He dicho gratuito? Como siempre, ni fiesta nacional, ni respeto por el toro ni leches... existe porque hay mucho dinero por medio... por eso no es un sufrimiento gratuito.

-Viendo la foto se descubre que detrás del torero existe mucha gente que lo está viendo, que ha pagado su entrada... por lo que por muy barcelona que sea, se seguirán haciendo corridas de toros (igual que en Pontevedra) porque la gente va a verlas.

-Dejémonos de tradiciones (también matar mujeres a pedradas lo es), dejémonos de fiestas nacionales (es más nacional la fiesta de san roque, o reivindiquemos a santiago, ¿no era el patrón de españa?), dejémonos de ganar dinero a cambio de hacer sufrir cruelmente a un animal y dejémonos de chorradas que si no es por la fiesta nacional se extinguiría el toro (entonces por qué no hacen corridas de tigres, o de bisontes, o de linces...?).

-Y por último, váyanse todos a la mierda. Una frase muy tradicional, muy popular y muy nacional...