19 diciembre 2006

Nadal

Rafa Nadal ha pedido que, igual que los deportistas pasan controles anti dóping, los pasen también los políticos. El tenista ha superado este año decenas de controles, varios de ellos de sangre, y a pesar de este pressing, en varios medios de comunicación extranjeros se le ha vinculado sin pruebas con el caso Eufemiano Fuentes, el médico que dopaba ciclistas. Nadal está hasta las narices de todo este tema, y cree que comienza a ser excesivo. Rafa Nadal me parece un chaval de lo más sensato y un excelente deportista y, en esta ocasión, creo que tiene razón. Se está demonizando a todos los deportistas, en especial a los ciclistas, y resulta que somos nosotros, atletas de sillón, los que exigimos espectáculo, los que obligamos a que el deporte dé cada día un paso más. Exigimos marcas más rápidas, tenistas más rápidos, nadadores más veloces, futbolistas increíbles... y ciclistas que cubren etapas inhumanas. Y cuando por fin nos complacen les pedimos aún más. Hasta que se destapa una red tan depravada como la que lideraba Eufemiano Fuentes y nos rasgamos las vestiduras. Es parte de la doble moral en la que estamos viviendo sin darnos cuenta.
Foto de la web de Nadal (http://www.rafael-nadal.net/)

2 Comments:

Wilde said...

Personalemente siempre he odiado la doble moral. Y más el ventajismos de ciertos tipos que ganan tanto dinero a costa de estos deportistas de élite (quito a los futbolístas porque me parecen una especie de difícil entendimiento). Nadal, al igual que Alonso por ejemplo, es un chaval que me parece ejemplar. Y como bien dices se practica con le que se censura desde un sofá. Por qué no hacer pasar controles de corrupción, controles de viajes con la familia a costa de eventos deportivos... etc etc etc Controles para todos los políticos del deporte. No estaría mal.

Una mujer desesperada said...

exacto, ahí quería llegar, desde casa juzgamos con facilidad, pero lo de los ciclistas debe ser demencial, esas etapas interminables, ¿cómo puede hacerlas una persona, por en forma que esté?