28 diciembre 2006

Morir de tristeza

Quienes vivís fuera de Galicia seguramente nunca habréis oído hablar de Man. En Galicia era un tipo de esos que casi todo el mundo conocía, un extranjero desgarbado que se enamoró de la Costa da Morte desde que llegó a Camelle en 1961. Con taparrabos y melena, su figura entre las rocas se convirtió en un símbolo de la naturaleza más salvaje de Galicia. Murió en 2002, hace hoy cuatro años, y murió de pena. Porque el fuel del Prestige inundó el museo al aire libre que había ido construyendo durante décadas. Cuando Man murió, los políticos dijeron que conservarían su legado, que nunca olvidaríamos el símbolo que él fue para esta tierra. Las rocas que Manfred Gnädinger pintó incansable, esas que enseñaba por unas monedas, se han conservado a duras penas, pero el museo que debería recordarle no se ha hecho realidad. Hoy La Voz recuerda al anacoreta misterioso que nadie sabe de dónde vino ni a dónde fue. Un personaje increíble, que se murió de tristeza cuando la orilla que tanto quería se volvió negra. Hoy apenas nadie se acuerda de Man. Quizá tampoco del Prestige.

15 Comments:

Eloísa said...

Uy, gracias por esta info, me suena haber oído hablar de él, pero muy poco. Quería ver más sobre lo de las rocas pintadas que citas y he encontrado este enlace:

http://www.zonalibre.org/blog/artemisa/archives/096375.html

es super llamativo lo que hacía. Ciao!

Wilde said...

Tenía otra idea de este hombre, la verdad, como de que era un chiflado o algo así, nunca me había parado a ver un poco su vida. Sin duda me equivocaba. Una bonita historia sin duda, a pesar de todo. Gracias por los enlaces y la info. Muy interesante...

Una mujer desesperada said...

A mí este hombre, cuando vivía, siempre me fascinó, sobre todo porque decidió vivir a su manera, sin importarle nada, no sé, era como un anacoreta de aquellos que hablaba la Biblia, ¿sabéis? Unb bico. Y gracias por en enlace, Eloísa.

Anónimo said...

Si todo esta muy bien ,pero imaginaros que la mitad de la población hiciese lo mismo,dejaria de ser un fulano anecdótico , a convertirnos todos en un puñado de “okupas” de la costa marina con nuestras plasti de cor.

En este mundo hay que afrontar los problemas de cara y no esconderse o huir, pero con ello no le quito su valor y arte.

Descanse en paz

Wilde said...

Hay tristezas tan grandes, que te pueden volver así. Yo creo en ello ciegamente. No creo que la mitad de la población sufra esa tristeza normalmente, tampoco todos somos iguales. Cualquier acto hecho desde la individualidad, para mí es respetable. Muy respetable de hecho. Claro está, que el mundo hace mucho que no respeta los derechos individuales. 1 saludo...

Kit said...

Saludos luego de tiempo. Las fiestas han tenido un tinte triste pues he perdido a un familiar.

La tristeza por la perdida de algo muy querido puede llevar a muchas cosas. Sin embargo creo que sería bueno que tomaramos la posta de Man, y tratasemos de hacer algo para que los que siempre prometen, hagan algo por continuar su legado. ¿No?

¿Alguno se apunta recolectar firmas?

Anónimo said...

como todo ser vivo tenemos que seguir la piramide,desaparecer con dignidad,sin hacer ruido,como un pajaro mejor como una gaviota que se muere en alta mar,sin dejar segidores ,sectaristas simplemente un hombre con sus defectos y virtudes no creeis falsos idolos ,el seguro que no era mejor que tu y seguro que tampoco se lo creia,simplemente un individuo mira a tu alrededor y encontrareis muchos mas como este en el mundo fijaros en el interior de la gente y os llevareis muchas sorpresas.

no creeis falsos idilos ya nos llegan con los que hay

Anónimo said...

NO ESTOY DE ACUERDO CONTIGO ANÓNIMO. Y, NO SE TRARA DE BUSCAR FALSOS ÍDOLOS.SINO, DE SIMPLEMENTE, RECONOCER LA LABOR, EN ESTE CASO ARTÍSTICA DE ESTE SEÑOR. EFECTIVAMENTE TODOS TENEMOS QUE MORIR Y, COMO LA MUJER DESESPERADA COMENTA, CREO QUE SE PUEDE MORIR DE TRISTEZA. SI NO QUE SE LO DIGAN A LOS VIEJITOS QUE LLEVAN TODA LA VIDA JUNTOS Y, CUANDO FALLECE UNO EL OTRO MUERE POCOS MESES DESPUÉS. ESTÁ CIENTÍFICAMENTE DEMOSTRADO.
FELIZ 2007 A TODOS.

Anónimo said...

hay tantas cosas que reconocer en este mundo,se nos llenan los hojos de lagrimas al ver a man y su tristeza pero detras de cada persona hay una historia y no es inferior o distinta a la de este hombre.

personalmente no creo que ese hombre sufriera mas que yo al ver a mi ria llena de fuel.

Una mujer desesperada said...

Hola Kit, siento tu pérdida, espero que estés bien, te echábamos de menos... y anónimo, intenta no hacer cuestión de vida o muerte un tema que, simplemente, consiste en analizar si te gusta este hombre distinto o no te gusta. No se trata de cambiar el mundo, ni de ver quién lloró más por su ría, vale? La cuestión es que este personaje se salía de lo común, nada más y nada menos. Besos y feliz 2007

Anónimo said...

ANÓNIMO, CLARO QUE CADA UNO TIENE SU HISTORIA PERSONAL, CASI TODOS TENEMOS UNA HISTORIA NEGRA EN NUESTRA BIOGRAFÍA. PERO DESESPERADA TIENE RAZÓN: LA VIDA DE MAN FUE ESPECIAL PORQUE VIVIÓ DE FORMA NO CONVENCIONAL Y DEJÓ UN LEGADO ARTÍSTICO QUE SE DEBERÍA CONSERVAR Y, NO SE ESTÁ HACIENDO NADA POR EL.
UN BESO.

Anónimo said...

hay mucha gente a tu alrededor que se sale de lo comun simplemente que no nos fijamos

un bico feliz 2007

Una mujer desesperada said...

¿Y si nos quedamos todos con el mensaje de Man, que es simplemente vive tu vida a tu manera? No hay que comparar a Man con nadie, simplemente, admirar su diferencia. Si hay gente a tu lado tan fantástica, anónimo, háblanos de ella, seguro que nos encantará!!!! Más bicos.

Wilde said...

Pienso que no da lugar al debate este tema. Hay noticias como esta, que simplemente son para leer y sonreir perfectamente. Luego imaginación sobre una vida diferente. A tu manera. Y no creo que nadie por aquí tengo ídolo alguno. Pues yo envidio a Man. Me gusta su historia y me alegro de que se haya expuesto aqui. No la conocía. 1 saludo y feliz 2007 pa todos. (Me gustan los años impares)...

Diana said...

No he leído todos los comentarios, per no sean, por favor, simplones
a la hora de juzgar...

Sea Camelle una hermosa inspiración,
claro Wilde...