16 diciembre 2006

Horario laboral

En Madrid se ha celebrado un congreso que me encanta. Es el I Congreso para Racionalizar los Horarios Laborales. Podéis leer la noticia completa en El País. Entre otras cosas, en este encuentro se han puesto sobre la mesa datos tan interesantes como que los eternos horarios laborales españoles son un recuerdo de la posguerra, cuando era común el pluriempleo. Antes, trabajábamos como el resto de los europeos. También se ha dicho en este congreso que España está a la cabeza en horas de trabajo y a la cola en productividad. Cuando viajas fuera de España te das cuenta de que ese mito de que como aquí no se vive en ningún sitio es cierto: vivimos peor que casi todos nuestros vecinos. El horario de nueve a cuatro o a cinco es el común en la mayor parte de Europa, lo que permite conciliar la vida familiar y laboral con mucha más facilidad que aquí, con el horario partido. Todos hemos tenido algún compañero calientasillas. Todos hemos sufrido al jefe que convoca reuniones media hora antes de salir. Todos estamos hartos de vivir para trabajar, en vez de trabajar para vivir. En el artículo de El País se cuenta que las trabajadoras españolas de Louis Vuitton decidieron plantar cara a su empresa e imponer el horario de 7 a 3. La productividad de la empresa ha aumentado un 20% y se ha reducido un tercio el absentismo laboral. Hay poco más que decir.

2 Comments:

Ara said...

¿Y qué me dices de los médicos? Guardias de 24 horas y trabajar al día siguiente. Muy fuerte, cuando el resto del sector sanitario (enfermeros, auxiliares, celadores, administrativos..) trabajan sus ocho horitas de rigor. No es justo para nadie, paciente o trabajador.

Una mujer desesperada said...

tienes toda la razón, lo de este país no tiene nombre... por eso deberíamos plantar cara a las empresas y exigir horarios racionales...