17 abril 2007

Spiderman

Ayer se estrenó Spiderman 3 en Tokio. Spiderman siempre fue mi superhéroe preferido, quizá por ese toque de debilidad que los demás no tenían. El 4 de mayo se estrena en el resto del mundo. Es la más siniestra de las tres películas, pero ojalá Spiderman existiese realmente, con todas sus debilidades, y evitase que psicópatas como el que ayer asesinó a 33 personas en Virginia puedan salirse con la suya. Me temo que ya sólo creo en los supérheroes. Teniendo en cuenta que no existen, la llevo clara.



15 Comments:

Estilografic.art said...

Tienes razón. A mi también me gustaba spiderman de pequeño, mucho más que el hortera del Capitán América.

Definitivamente, EE UU necesita un buen ejército de superhéroes.

Wilde said...

Soñar es gratis, pero, gracias a estos tipos por dejarnos soñar...

menudo colgao pfff...

miriño said...

El que me gusta a mí es batman, el único superhéroe que no tiene superpoderes...

Y sí, spiderman tiene un rollo de antihéroe muy chulo, pero en los cómics...

No sé por qué... pero todavía no he visto ninguna película de spiderman... no me llaman... a lo mejor es la publicidad la que es mala... pero no me convence lo que he visto para ir a verla...

En cuanto a los psicópatas... pues no son más que el resultado de la sociedad en la que viven... O sea, en nuestra sociedad... o a la que vamos... que no es lo mismo, pero es igual...

Una mujer desesperada said...

tienes razón en lo de los psicópatas, pero es jodido pensarlo...

dlas pelis de spiderman responden bastante bien al cómic, aunque es evidente que los cómics son mil veces mejores!!! pero el rollito antihéroe se ha respetado, no sé, yo es que soy devota de spiderman y me trago las pelis encantada, ja ja ja

batman en cómic me gustaba mucho, pero las pelis, en cambio, me horrorizaron todas, ¿las viste?

Susana said...

Me quedo con House como superhéroe y sino con Jack Sparrow jajaja

El asesinato de 33 personas en Virginia.. terrible

Jano said...

Los héroes de la vida real no salen ni en los cómics ni en las noticias.

Sin embargo, los villanos sí que encuentran publicidad a sus actos.

Con esto no me refiero a que se haya que ocultar información a la gente, sino a la falta de tal publicidad para los héroes reales.

Terrible lo de los asesinatos sin duda.

miriño said...

Con batman tampoco puedo...

Sí veía aquella serie del pum, paf, ay... (sabes de qué te hablo)

Deftonia said...

Yo he escrito sobre el mismo tema hoy. Vamos, sobre lo de Virginia, no sobre Spiderman xDDD
Pero desesperada, hay que creer en los héroes, aunque no vayan disfrazados.
A mí me queda el consuelo de que alrededor de nosotros hay millones de héroes anónimos que tratan de hacer este mundo un poquito mejor cada día :)

ekilore said...

ala desperate! spider también era mi favorito de peque.

no sé si super-héroes pero un poco de cerebro sí que hace falta en el senado del súper-país... :S

Una mujer desesperada said...

bueno, sigamos creyendo entonces en los superhéroes, nos irá mejor, sin duda, creyendo que hay gente, en su vida normal, capaz de hacer cosas por los demás!!!! bicos a todos.

Jovekovic said...

A mí me gustaba Estela Plateada. Del tema de Virginia me disculparás, no tengo palabras simplemente. A lo mejor dentro de un tiempo estoy en condiciones de escribir algo.

Una mujer desesperada said...

estela plateada, fíjate, a mí no me acababa de convencer. mis favoritos eran spiderman, el capitán trueno y tormenta, de la patrulla x.

Marcos said...

Tienes razón. Ojala existiesen superhéroes en lo que creer.

Chú said...

Y ode peque estaba enamorada de Peter Parker! (y ahora también :$), pero no del de la pelicula, sino del de los dibujos! Buá, esaba enchochadisima con su voz... Prefiero los dibujos pero no hago ascos a las peliculas.

Sobre de lo de Virginia ya he dicho todo lo que podia decir...


besitos

xito said...

Los asesinos no tienen corazón, y por lo tanto no tienen perdón. Alguien que mata a sus semejantes sin una causa extremadamente justificada es alguien que no está bien de la cabeza... por suerte aún queda gente buena en el mundo, por desgracia queda poca.