02 abril 2007

Días extraños

El sol apenas ha tenido tregua, está empezando a llover. Como siempre, la lluvia me pone triste. Tengo algunos problemas en el trabajo, nada que vosotros no tengáis, el típico cabrón de mierda que intenta joderte a toda costa. A mí me ha pasado ya unas cuantas veces, siendo tía es bastante común encontrarte con carroñeros como este. Pero esta vez me ha pillado a contrapié. Hace tiempo que me doy cuenta de que el mundo se está convirtiendo en un hervidero de mediocres. Leí un reportaje hace un par de semanas en el que un experto analizaba el mundillo laboral actual y concluía que los que ascendían normalmente eran siempre los peores porque ahora en las empresas buscan gente dócil, maleable, y no personas que piensen. Es mi único consuelo. Debo de pensar muchísimo.

18 Comments:

DIABLO said...

acabo de descubrir tu blog y me parece muy bueno,te seguiré,saludos.

Una mujer desesperada said...

pues muchas gracias, por aquí serás siempre bienvenido. bicos.

Susana said...

Gente dócil, maleable, pero acaso no es por el miedo? la inestabilidad laboral? los sueldos míseros? etc...

Animo, creo que vamos a tener sol esta semana :)

Una mujer desesperada said...

no lo tengo yo tan claro, normalmente esa gente que tú dices se calla, pero no es mala persona, no intenta joder a los demás. lo malo son los mediocres que crecen a costa de los que tú dices. y cada vez hay más. por desgracia. quizá en mi profesión, con tanto ego, se note más...

Jovecovik said...

Cómo te haga algo, me planto en Vigo y le muerdo un ojo, o los dos.
Un beso,un abrazo y todo mi apoyo.

Jordi.

Angelusa said...

En todos los sitios cuecen habas...
De todos modos, MD, te intuyo muy resuelta para que te dejes comer terreno. No sé, quizás hayas abusado mucho de las buenas maneras y ese carroñero lo que necesita que le enseñes los dientes. A veces es la única solución.
Por si te sirve de algo, aquí va mi apoyo. Un besito.

Una mujer desesperada said...

tienes razón, angelusa, hasta ahora he sido demasiado políticamente correcta. creo que ha llegado el momento de que se cague de miedo, je je je je.

gracias por vuestro apoyo. os parecerá gilipollas, pero me sienta genial, reconforta. bicos.

Susana said...

Estoy de acuerdo contigo, los que ascienden son, normalmente, los que pisan a los demás.

Pero me refería a que no es que sea gente dócil y maleable (eso creo) los pisados, sino que temen perder su trabajo y los manejan, vamos, que muchas veces no les queda otra.

marta de esparta said...

si te pone triste la lluvia no sé qué haces viviendo en galicia ;)

ánimo, que seguro que esta mala racha en el trabajo pasa rápido. al final siempre ganan los buenos :)

Wilde said...

Pensar ya sabemos tod@s que piensas, pero talento chica tienes un rato porque lo de "el mundo se está convirtiendo en un hervidero de mediocres" ya lo firmaba hasta el Reverte sin duda... (impresionante)

Por lo demás, a veces no te queda más remedio que ponerte en pie de guerra para no dejarte pisar. No dejes que lo haga, hierve al mediocre!!! (risas9

Y os informo amig@s, que en Galicia no llueve mucho más que en Madrid, lo que pasa que la famita es la famita. Yo no salgo mucho de casa cuando llueve, y suelo salir bastante (risas)...

buenas noches bloggers!

Mariano said...

A mí me encanta la lluvia, pero esto es de lo más particular. En Madrid están siendo días raros también pero por lo contrario. Dijeron que llovería mucho y está meando a ratitos.
Yo tengo problemas en el curro por carroñeras. Mis dos jefas me hacen (nos hacen) la vida imposible. En nuestro caso porque las/os trabajadores valemos más que ellas y no lo pueden soportar. Pero es cierto que sigue siendo aún más difícil para una mujer; tristemente sin ninguna duda.
Ánimos a millardos desde los madriles.

elprinciperana said...

Joder, he estado leyendo los post y huelo a contundencia y hartazgo, pero también a creatividad. Curiosamente, cuando más cabreada estás, parece que sale de esa cabecita lo mejor.
Lo de la pierna no tiene desperdicio...y los medicres tampoco.
Concretamente yo siempre me he definido bastante mediocre en todo...aunque precisamente de ese tipo de mediocridad de la que hablas estoy escaso...afortunadamente...

Una mujer desesperada said...

marta, mil gracias, disfruta de tu vida de estudiante, te aseguro que después todo se jode bastante, aunque tiene sus cosas buenas, no te creas!

mariano, tienes toda la razón, lo de ser carroñero no es cuestión de sexos, ja ja ja, es la leche, creo que lo jodido es mandar, la gente se vuelve gilipollas!

wilde, me has levantado la moral, de verdad. eres un sol! hace meses que tengo problemas con ese capullo, pero hoy, no sé por qué, todo se me vino encima durante un rato... será el síndrome premenstrual, je je je

y príncipe, joder, me sonrojas. en algo aciertas, cuando me cabreo o estoy triste sale lo mejor de mí, pero no en cuanto a creatividad, sino de carácter, jamás dejo que me hundan, creo que es una de mis mejores virtudes. por eso esto tampoco me hundirá. pero contároslo a vosotros, no sé, parecerá una gilipollez, ya lo dije antes, pero me siento mejor después de soltarlo. sé que todos tendréis una historia parecida... esto hace que me sienta menos sola! bicos.

p.s., ¿tú, mediocre, príncipe?

EL HISPANO said...

jajajajaj, por eso me fui al extranjero a buscar trabajo!!! jajjaaja.

menos mal que por eso me lo dieron en casa...

que grande eres desesperada...

un besazo

Una mujer desesperada said...

otro pa ti, guapo! y buenas noches...

Deftonia said...

Ánimo, yo llegué a la conclusión de que hay gente frustrada que paga sus frustraciones con los demás... y que suelen tener una inseguridad tremenda en el cuerpo, por eso actúan así.
Ánimo, que todo pasa.
Besos!

ekilore said...

hola!
me había saltado este post!
no dejes que la gente como tú dices, "mediocre" te haga sentirte insegura porque eres una tía de piuti moder!!
ánimo!! :)

Una mujer desesperada said...

gracias eki, que solete eres!