17 mayo 2007

Lo lograron

Ayer tuvimos en varios blogs un encendido y apasionante debate sobre la huelga del metal de Vigo. Como suele suceder, la ciudad más grande de Galicia sólo ocupa minutos en los informativos nacionales cuando arde, cuando estalla, cuando se vuelve roja. Y llevábamos diez días con miles de trabajadores enfurecidos recorriendo las calles, cortando el tráfico, quemando contenedores, lanzando expedientes por las ventanas del edificio de la Xunta de Galicia (por cierto, Matías Prats, la Junta de Galicia no existe). A mí de este tema me pareció impresionante que ningún informativo nacional detallase las causas de la huelga, se limitaron a poner imágenes de los vándalos, sin explicar en ningún momento la situación de estos trabajadores. Esta madrugada por fin han llegado a un acuerdo patronal y sindicatos. Según informa la agencia Efe, han consensuado que "sólo puedan hacerse contratos seguidos en aquellas empresas que sobrepasen en diez puntos ese porcentaje del 45%, es decir, que lleguen al 55% de contratos fijos en 2007, y en el próximo año al 60%" Es decir, que el 45% de los eventuales pasarán a ser fijos. Porque este era el quid de la cuestión, que algunos empresarios estafan, como han hecho siempre, a los trabajadores. ¿Sabéis lo que me parece más triste? Que sin los violentos quizá nunca hubiesen conseguido unas condiciones justas. ¿Es este el país que queremos? ¿Un país en el que un derecho adquirido desde hace siglos deba lucharse otra vez en las calles?

19 Comments:

Lucía said...

No es el que queremos, es el país y el mundo que tenemos.

Es una vergüenza que los trabajadores aún tengan que reclamar constantemente derechos ya adquiridos.

Una mujer desesperada said...

a mí me apena que si no queman contenedores nadie les hace caso. critico mucho la violencia, pero también critico a quienes la provocan, no puede ser que tengamos que llegar a estos extremos para negociar un puto convenio colectivo.

banderas said...

En general creo que la gente de Vigo no se quejó mucho de todo el "cristo" que montaron porque, quien más quien menos,todo el mundo era consciente de que tenían razones de sobra para estar hartos de que les tomaran el pelo una y otra vez.

Lo que no acabo de entender es que, ya que habían firmado un convenio de sector a nivel provincial hace un par de años, no haya otra manera de hacer cumplir lo pactado a la patronal que poniendo patas arriba una ciudad entera. ¿No debiera haber una especie de "fiscales de lo social" que hicieran cumplir a ambas partes los acuerdos firmados? ¿Por qué tenemos una patronal tan "rácana" y "corta de miras"?¿Los sindicatos no tienen otra forma de hacer intervenir a las administraciones que organizando una pequeña revolución en las calles?.

Sinceramente, me parece como mínimo "triste" que en pleno siglo XXI haya que recurrir a estrategias del Sg XIX.

Una mujer desesperada said...

exacto. siglo XIX.

a ver, el convenio no se cumplía, pero la patronal, ASIME, pedía a los trabajadores que tuviesen paciencia hasta que los inspectores de trabajo llegasen a las empresas infractoras, ¡como si alguien creyese que llegarían!, ja ja ja

Félix Soria said...

Los medios, en general, callan que las bases de la violencia las han puesto los empresarios que han incumplido sus obligaciones. Quienes se "mean" en la legalidad son los menos indicados para dar lecciones de convivencia. Es injustificable incumplir lasleyes (los convenios) y luego exigir a los perjdicados que callen. Y para colmo, la Administración protege o "comprende" a quienes han sentado las bases del conflicto.

vitruvia said...

Terminó. Mañana haré una nueva visita al carrefour.Tengo que seguirle la pista a unos zapatos, jajajaja.

ekilore said...

desgraciadamente, cada vez son menos recursos los que tienen los pobres para hacerse oir.

salir a las calles es una de las pocas opciones, parece que la violencia es la justicia del pueblo...

Wilde said...

Si pero matizo que le abrieron la cabeza a dos chóferes de autobuses de colegios de infantil, putos trabajadores también, a ostias... eso que conste en acta...

Entiendo la protesta y tienen razón, pero la violencia que la hagan a los empresarios no a otros trabajadores. El chico que trae a casa de mis padres la compra en el camión, le decía a mi madre que estaba hasta los cojones, que el mundo del transporte es mucho más sufrido y explotado que el del metal pero como son autónomos a los sindicatos se la refanfinfla...

El tema es de estudio, esta vez no tenían ninguna razón para poner la ciudad patas arriba...

La ciudad está indignada con ellos también, ha sido lamentable. Lo siento, esta vez se han pasao...

Salud!

Wilde said...

Y no han logrado nada de nada, sus sindicatos les dicen cuando tienen que ir a la huelga o no, un rebañito sin criterio, yo creo que ni sabían porque estaban en la calle, nada va a cambiar en el mundo laboral, y esos acuerdos firmados tienen letra pequeña... en fin, el fin no justifica los medios, para esto tampoco... si todos hicieramos así, madre de mi vida, arde España entera...

¿tengo razón? ji ji ji

vitruvia said...

Wilde.....Amén.

Una mujer desesperada said...

wilde, el debate de la violencia ya lo hicimos ayer. todos estamos contra la violencia, y de hecho, en mi post llamo VÁNDALOS a ese grupo de manifestantes.

en cuanto a que no tenían motivos para manifestarse, parece mentira que digas eso, había más de 40 empresas del metal incumpliendo el convenio colectivo firmado a raíz de la huelga anterior.

y si el repartidor se queja de su sueldo, lo siento por él. los del metal tienen sueldos decentes porque NO TRAGAN. Ese argumento de "yo cobro menos y no me manifiesto" es tan de la derecha rancia que me sorprende que lo uses tú.

¿Quiere esto decir que yo apruebo la violencia? ME parece que no has leído bien la entrada y sobre todo su final... bicos.

banderas said...

Wilde... un argumento parecido al tuyo me lo hacían hoy por la tarde y yo contesté que la violencia gratuita es más reprobable.

¿Cuántos contenedores de basura no son quemados en fines de semana por jóvenes bajo los efectos del alcohol y demás sustancias?. ¿No es también reprobable la "gamberrada"? Pienso que más, porque su única finalidad es el mal por el mal... o como mucho por una presunta "diversión".

No digo con esto que los justifique, ni mucho menos. En cualquier caso, considero que una gran mayoría de los manifestantes no estaba de acuerdo con determinadas "acciones", pero si ya muchas veces nos cuesta "responder" y/o "controlar" las acciones de nuestros familiares (hijos, principalmente) ¿cuánto más difícil es controlar a 3000 hombres (duros..eso es cierto) en una situación, como mínimo, incómoda?.

Lo de que no sabían por qué estaban en la calle no se lo dices tú a la cara a ninguno de ellos. Te lo aseguro. Pues claro que lo saben, igual que tú comentas lo de los "autónomos" del transporte ellos saben de lo suyo.

Es cierto que en el E.T. en su día se hizo un aparte especial por la presión del lobby de los transportes urgentes (especialmente) pero es LEY y ahí está... para bien o para mal.. igual que los convenios que esas empresas del metal habían firmado y se negaban a cumplir (entre otras cosas por la aquiescencia de una "inspección de trabajo" que se está comportando como una auténtica mafia burocrática, en general).He dicho.

banderas said...

Perdón... cuando escribí E.T. quería decir "Estatuto de los Trabajadores" (observación para los no acostumbrados a esta abreviatura). Sorry!!

Una mujer desesperada said...

suscribo lo que dices, banderas. porque creo que en realidad la gente, aunque no soporta a los vándalos, en el fondo sí entendía las reivindicaciones del meta. esto no impide que a mí me parezca que los sindicatos deberían impedir esos brotes violentos, que sólo desvirtúan la protesta. bicos.

Wilde said...

Me he debido explicar fatal, porque nada que ver.

1. Yo hablo en general y no en personal, nada que ver. No he dicho en ningún momento que apruebes la violencia, no soy estúpido.

2.Entiendo la protesta y tienen razón, es lo primero que escribo en mi comentario.

3. Hubieran conseguido lo mismo con huelga y manifestación pacífica, que es el espiritu de mi comentario.

Bueno, tienes razón, en el debate del día propio creo que deje clara mi postura, en mi blog también. Mis tiros iban más hacia los lamentables incidentes de algunos salvajes.

Good day!

Una mujer desesperada said...

bueno, te explicaste un poco mal, sí, porque decías entre otras cosas que no sabían porqué se manifestaban! pero en todo caso aqui todos condenamos esos actos violentos, sabes que para mí el fin nunca justifica los medios. la reflexión a la que os quería llevar es que estamos tan esclavizados laboralmente que sólo quienes queman contenedores logran sus derechos, y esto es triste. muy triste.

banderas said...

plas, plas, plas!!! Ahí quería llegar yo con lo del siglo XIX en pleno siglo XXI.

El sindicalismo "moderno" debería ir por otros cauces, y creo que, en general, así lo entienden casi todos los sindicatos. El problema es que algunas veces no llega con la negociación y la buena voluntad de las partes, como se ha demostrado en este caso.

Reitero la idea de que la "Inspección de Trabajo" no hace su labor como debiera. No entro en las razones de que esto sea así, pero la realidad es la que es.

migramundo said...

Castelao dejó una vez una viñeta en la que se podía leer: "Mexan por nós e temos que decir que chove...". Creo que resume muy bien la actitud de unos trabajadores que, hartos de tantos orines, decidieron que había llegado la hora de cambiarse la hedionda ropa. Lo penoso de todo esto es que las reprochables actitudes violentas vienen dadas por los incumplimientos de quienes tienen poder para pasarse los acuerdos por el forro, sin que haya organismo o ley que les haga pagar por lo que no pagaron y lo que rompieron otros por su causa. Saludos.

miriño said...

Wilde...

No son un rebaño. Si todos tuviéramos tanta unión como estos trabajadores mejor nos iría a todos.

El incidente con el conductor de autobús. Atropelló a dos manifestantes, y menudos manifestantes. Si tú estás en una manifestación y llega un tío intentando rebentarte la manifestación insolidariamente y encima te atropella, no crees que una ceja rota y quedarse sin camiseta es en realidad muy poca cosa. Sobre todo cuando están 3000 personas en la calle reivindicando que por lo menos el 45% de la plantilla sea fija, o sea están peleando por un mínimo.

En realidad, creo que se habla de violencia cuando la noticia sería la contraria. Que en realidad son cuatro mataos los que queman cuatro contenedores... pero son los que más llaman la atención.

Y creo que al final, lo que habría que sacar en limpio no es que se consiguen cosas con violencia, sino cuando se unen los trabajadores para conseguir sus propios derechos. Que además en este caso ya los 'habían obtenido'.