10 mayo 2007

Encrucijada

No sé si alguna vez os habéis sentido en una encrucijada. En un instante de vuestra vida en el que algo os impulsa a cambiar, a dejar algo atrás. A mí me pasa con mi profesión. Estoy cansada de ser periodista. Me asquea. Fijaos si es curioso pero me siento más libre cuando escribo noticias o cuento cosas que pasan aquí, en este blog, que en los medios en los que trabajo. Estoy cansada de aguantar a gilipollas que no saben nada de periodismo explicándome cómo debo hacer mi trabajo. Estoy cansada de que esta profesión se haya convertido en una prostituta, dispuesta a venderse a quien más paga. Ayer uno de los temas que tenía preparados no se publicó porque la entidad de la que hablaba no pone la publicidad suficiente en ese medio. ¿Cuánta es la suficiente? ¿Cómo medimos eso? Últimamente me sorprendo mirando con envidia a esa gente que tiene vidas sin estos dilemas morales. Entrar a una hora, hacer tu trabajo, mejor o peor, y cuando la jornada termina, marcharte a casa sin llevarte nada. Yo cada vez me siento más cansada. El 11 de junio cumplo 36 años, y no dejo de pensar que aún no es tarde para cambiar. Me queda más de media vida por delante, y no quiero vivirla con esta angustia. Mi primer trabajo de periodista lo tuve a los 19 años. Todavía soy joven, y llevo casi veinte años siendo lo que soy, una periodista que intenta ser decente. Pero cada vez me quedan menos fuerzas. Será la edad.

37 Comments:

xito said...

Lamentablemente, cada vez queda menos periodismo de calidad, y esto quizá no se deba tanto a que no haya periodistas decentes, sino que los intereses económicos y políticos no vayan en consonancia con los artículos, y por lo tanto, no sea permitida su publicación. Es triste pero es el mundo en que vivimos.

vitruvia said...

Estoy en tu misma situación.
Pero a mi me frenan los "daños colaterales" que pueda causar mi cambio.
No te lo pienses más,gira 180º ya.

Una mujer desesperada said...

quizá porque tu cambio es personal, no laboral...

Deftonia said...

Es lo que tiene el periodismo... A mí también me desespera la mierda que rodea nuestra profesión, los intereses, los malos rollos...
Pero luego me pongo a pensar y me doy cuenta de que no me gustaría hacer ninguna otra cosa. Será que soy masoca :)))
Ánimo guapa, espero que encuentres tu camino, las encrucijadas pueden llevar a buenos lugares, ya verás como sí.
Besotes!!!

Jovekovic said...

Será que, además de mi gallega favorita, eres una persona decente y sensible, pero eso es algo que no tiene nada que ver con la edad. Por otro lado los mediocres, su incompetencia y sus malos rollos, te los vas a encontrar en todas partes. Quiero decir que al menos estás en tu vocación, y a mí eso me parece fundamental.
Claro que opino desde fuera,pero si puedo ayudarte en algo, no lo dudes y me escribes.
Bicazo en el moflete.

Jovekovic said...

Y no sólo joven, también muy guapa. Una caña de tía, qué se han pensado esos¡¡

Eloísa said...

¡Deses, pero cómo no te vas a sentir más libre en el blog, lo raro sería al contrario, mujer! Ay, madre, piensa si alguna vez has tenido horario fijo y que estar en una oficina y si te ha molado. Estas decisiones son lentas, te lo digo por experiencia, y muy personales, tú la tomarás bien (si la tienes que tomar). Besos

Una mujer desesperada said...

lo sé, elo, me estoy pensando buscarme un rollito de jefa de prensa fijo, en una ofi, aunque sea a media jornada. estoy muy cansada de esta vida de freelance, la verdad. llevo semanas dándole vuelta a mi agobio, y como no se pasa deduzco que quizá ha llegado el momento de probar cosas nuevas!!!

jove, gracias por tus ánimos! no os penséis que estoy depre, ni mucho menos, es una sensación como de cansancio, pero no me siento triste.,

deftonia, k bien que hayas vuelto! espero que hoy veas la vida con otros ojos!

bicos a todos...

Susana said...

Uy qué te pasa?
Me parece penoso que consigan que te asquee tu vocación, la verdad.
Si tienes que cambiar el rumbo, piénsalo bien, pero una vez decidido, sin miedo y suerte.
Lo más importante es que tú te sientas bien y seas feliz, hagas lo que hagas. No hay nada más valioso que tu propia tranquilidad.
Un besote.

Eloísa said...

Parece muy buena idea lo que dices, sí. Y casi todo es reversible en esta vida, esto al menos sí. Yo te entiendo no sabes cuánto, pero ya sabes que soy muy reservada en la Red y no hablo apenas de mis preocupaciones, pero ¡estás en el camino! Biquiños

Una mujer desesperada said...

hola susana! no te preocupes, la mayor parte de mis compañeros está como yo, pero yo soy más extremista, ja ja ja

ya os iré contando!

Una mujer desesperada said...

ay elo nos cruzamos! ya te iré contando, a ver!

banderas said...

¡¡¡Buff!!! ¡¡Cómo anda la cosa por aquí!! En otro blog que tengo en mi lista de "visitables" de un compi vuestro de La Voz también aparece ese sentimiento de desorientación, de desear un cambio de rumbo, de dejar el periodismo y pasarse a la "escritura" (ya entendeis a qué me refiero).

A lo mejor no es sólo cuestión de cansancio y desazón. ¿Habéis pensado si podrían ser cosas de la edad?. Tengo 39 años recién cumplidos y soy consciente de que lo que acabo de escribir puede sonar carca, pero hace un par de años noté también una necesidad de cambio y por fin éste va a producirse... de una forma o de otra, pero va a ser una realidad.

Desde que empecé a trabajar (con 23) cambié sólo una vez de trabajo, a los cinco años escasos, y este otro ya me está saturando (bueno, más aún si teneis en cuenta que no se corresponde mucho con ninguna de mis vocaciones) así que este año toca cambio... y tengo la enorme suerte de poder afirmar que antes del verano habré cambiado de trabajo... pirueta y tirabuzón incluido.

"Desperada" no te preocupes. Es normal que disfrutes más del blog, porque es tu propia vida y tu punto de vista subjetivo. El trabajo es lo que nos permite llevar de comer a casa, y punto. De algo hay que vivir... y si puedes hacerlo con más placer que dolor, pues eso es lo que llevas ganado. Un biquiño.

Yassin Al-Hussen said...

Pienso que en la gran profesión del periodismo hay mucho intruso, pero esto en mayor o menor medida pasa con casi todas las profesiones.

Si te libera escribir en el blog pues hazlo mas a menudo, aquí estaremos para leer.

Ánimo y adiante!!!

Glora said...

Ánimo, hazlo desde que encuentres las fuerzas, no te creas lo de que se pierden con los años... eso es lo que dicen los que tienen hipotecas...
Saludos y buena suerte.

Marcos said...

Eres joven. Puedes hacer todo lo que quieras y mucho más. Estas a tiempo de cambiar el rumbo por completo. Y eso es lo que tienes que hacer si realmente no estas contenta.

Pero creo que, aunque estés algo quemada, realmente te gusta tu trabajo. Lo que te quema no es tu profesión; es tu situación. Eso, hoy por hoy, es difícil de cambiar. En todos los sitios te vas a topar con esos gilipollas que mencionas. Esos no tienen remedio.

Puedes emprender algo nuevo, por supuesto. Pero piensatelo bien. Porque aunque seas joven el tiempo pasa volando y en cinco o seis años la situación puede cambiar... para bien o para mal.

Wilde said...

Un mal día, pero como dice Jove, esos tipejos estan en todos los lados. Todavía no puedo entender como este país puede andar, a veces me siento en un banco del parque de enfrente, miro a los españolitos caminar y me digo, sera ese jefe? será ese no jefe? ese el pelota de turno? ese otro un obrero explotado?? pero si vistos así son todos iguales!!! muchos inútiles dando órdenes... ¿quién los pone ahí?... en tu profesión, que es de pura creatividad, imagino que debe ser muy jodido aguantar eso, o que te cambien tus escritos, o que no te publiquen algo que escribiste con idealismo y pasión, pero sabes, si te vas, ¿quién lo cambiará? si los buenos os váis, vamos apañaos coño!!! quédate y lucha!!!! aún sin esperanza....

Ays, una merda todo!!!! grrrrr

para ti un besazo!!!!!

Kurtz said...

Sólo te digo una cosa: no te rindas. Y si lo necesitas, te prestaré parte de mi renovado optimismo.
Saludos.

Una mujer desesperada said...

buf, gracias a todos por tanto apoyo, en serio! sé que todos los trabajos, hoy por hoy, son una merda... pero es que el periodismo, para bien o para mal, no es un trabajo más, es una vocación, un oficio, por eso es más duro sentirte sin rumbo!!!! bicos a todos!

Ana said...

Nunca es tarde para cambiar si realmente es eso lo que necesitas y sobretodo lo que quieres. A veces es difícil discernir qué es lo que realmente queremos. En todo caso, si te sirve de algo, yo cambié radicalmente mi vida a los 42 años, volví a la universidad a estudiar mi actual profesión y de ella estoy trabajando. Fue duro, difícil y a ratos doloroso, pero ahora estoy encantada.
Ánimos y un beso

banderas said...

No ves... lo que yo decía. Con un trabajo estable y con 33 años volví a la Universidad para progresar en el trabajo... y como cinco años después la cosa sigue igual, he decidido volver a la lucha y cambiar de trabajo... a ver si ahora valoran lo que hacía en su justa medida. ¿Sabes qué te digo? ¡¡¡Que se jodan!!! Si decides cambiar, van a notar lo que se pierden... aunque seguramente disimularán por aquello de las apariencias (cosas de este país de imágen)

Vuelo rasante said...

Será la edad. No desesperes, te lo dice alguien que sin ser periodista ya pasó de los 36 hace unos cuantos años.
El mundo no va a poder contigo, y no me refería al periódico.
Llevo 32 años trabajando en el mismo sitio. No es el trabajo de mi vida, no para lo que yo estudié pero como no estoy bien de la cabeza, intento que no se me note, me busco cada día una excusa para seguir trabajando con ganas.

y PENSANDO QUE CUALQUIER DIA ME PREJUBILAN.... jejejeje, ¡qué risa!

Una mujer desesperada said...

buf, yo también me prejubilaría si pudiese, ja ja ja ja. banderas y ana, yo este año me matriculé en la uned, en historia, pero es que no tengo apenas tiempo para estudiar, y cuando lo tengo no tengo ganas, así que...

yo qué sé. ya aparecerá algo, imagino! bicos a todos.

ekilore said...

desperate, yo cambié radicalmente mi profesión hace dos años y ahora soy súper feliz!

imagina dedicarle cinco años de carrera y otros 8 ó 9 trabajando en publicidad. acabé quemadísima.

hace dos años (a los 30) decidí cambiar de rumbo y coger los libros por las tardes (por las mañanas trabajo en la empresa familiar).

te aseguro que aunque mis días son muchos más cortos dado lo intensos que son, soy muchísimo más feliz y por fin tengo un rumbo.

un beso y ánimo!

banderas said...

MD yo hice un recorrido un tanto "peculiar" en lo que a estudios y vida se refiere.

Si alguien que me conozca lee esto sabrá perfectamente quien soy porque no habrá mucha gente con este "perfil": Geografía e Historia (especialidad Hª del Arte Antiguo y Medieval), luego F.P.II (Informática de Gestión, rama Administrativa y Comercial). Trabajo (Sepulturero durante 5 años). Trabajo (Inspector de una administración hasta hoy). Mientras tanto, cae Relaciones Laborales en mi currículo. Por el medio podeis ir salpicando oposiciones a diversos puestos en ciudades distintas y categorías variaditas.

Futuro: incierto (dependo de otros) pero habrá cambio de trabajo seguro seguro. Ya os contaré.

Una mujer desesperada said...

pues yo no te conozco, aunque frecuento el concello, je je je.

pero espero intrigada que nos cuentes más de tu futuro laboral! seguirás por vigo, al menos?

banderas said...

En Vigo...y en el Concello... pero en otro lugar que, a lo mejor incluso te puede resultar "interesante".

No digo más que hay espías en todas partes ; )

Una mujer desesperada said...

mmm no me digas más, está al llegar a la plaza a la izquierda? no te preocupes, soy una periodista más de temas de sociedad y cultura, je je

banderas said...

Nonono!!. En pleno edificio tocho... por ahora lo mío no es el urbanismo. No soy del "clan pantojil" ni nada que se le parezca. Si quieres localizarme lo tienes muy fácil muy fácil. Bicos.

Una mujer desesperada said...

ahhhhhh estoy intrigadísima. pero no me digas más. el encanto de estas relaciones blogueiras es ese, que somos desconocidos que se cuentan cosas, je je je. muchos bicos!

Jovekovic said...

No hagáis caso a la Desesperada esta, en realidad es actriz, se llama Rachel, y después de "El retorno de la momia" se difuminó y no trabaja en cine; ahora se dedica a la cría de pastores belgas en una granja de Wyoming jajajaja¡¡
Banderas deja la universidad que estudiar tanto es malo. Yo me estoy peleando con Derecho, y cada vez me cuesta más ponerme delante de los libros.

Una mujer desesperada said...

diossss jove no me descubras por lo que más quieras!!!!!!!! yo tb he vuelto a la universidad, historia, me va fatal.

Jovekovic said...

Lo sé, pero como después del comentario que hiciste sobre un exámen, en enero o febrero, no has vuelto a decir nada más, he pensado que estarías igual que yo en Derecho. Así que mejor pasar por el tema de puntillas, excepto para llorar cuando compruebas que la memoria a los cuarenta no es la que tenías a los veinte ( que entonces debe hacerse a moco tendido)
El ordenador me va fatal, mierda¡¡

Una mujer desesperada said...

ja ja ja tengo el segundo parcial ahora en junio, pero es que aún no estudié nada! El de febrero me fue fatal, suspendí, aparte de la falta de memoria de los 35 me salió uno de los dos únicos temas que no me había ni leído, ja ja ja ja.

en fin, a ver si estudio un poco los próximos 15 días... aunque bueno, yo lo hago por afición solamente, je je je, menuda excusa!

Jano said...

Los cambios son duros... y más cuando uno está ya establecido.

Sin embargo, un cambio puede suponer un nuevo toque de aire fresco en tu vida.

A veces da coraje poder elegir...

Una mujer desesperada said...

gracias, jano, la verdad es que al menos poder elegir debería satisfacerme... no? muchos bicos!

Blogger said...

SwagBucks is the biggest work from home site.