29 mayo 2007

Electricidad mágica


Sólo el 6% de los arrecifes de Indonesia está sano. Como el ser humano no va a detener el deterioro de esta maravilla natural, el arquitecto Wolf Hilbertz y el biólogo Thomas Goreay han inventado un sistema llamada Biorock, basado en la electricidad, para preservar las 450 especies de corales asentadas en más de 85.000 kilómetros cuadrados de arrecifes. Biorock consiste en aplicar electricidad a unas estructuras metálicas colocadas en el fondo del mar, que, según explica El Mundo, "aumenta el volumen de la roca caliza y acelera el desarrollo del coral, lo cual hace que se restablezca con mayor rapidez los ecosistemas marinos".

Ante noticias como esta tengo claro que la misma especie, el ser humano, es capaz de lo peor, pero también de lo mejor.

Foto: El Mundo.

11 Comments:

Casshern25 said...

Se acabará convirtiendo en algo malo... total como estan las estructuras metálicas, pescamos más y sin tanta medidas de seguridad... etc. El ser humano es increiblemente bueno sacando el lado bueno de las cosas malas.

pd: plenamente reestablecido del todo ;)

Casshern25 said...

ves, me he rallado... repito:

el ser humano es increiblemente bueno sacando el lado malo de las cosas buenas.

¿ves cómo somos malos? XDD

Una mujer desesperada said...

ja ja ja ja qué cáustico eres! pero en el fondo tienes razón, es una pena!

Wilde said...

En la creatividad hay muchas soluciones, lástima que la gente más evolucionada dispuesta a dar ideas sea ensombrecida por pelotas y trepas que no valen para nada. Una excepción esto del coral, me ha gustado...

Mariano said...

Algo de esperanza ingenua nunca vien mal, leches, y noticias como es´tá nos reconcilian con el ser humano, aunque sea durante un ratito, ¿no?

Una mujer desesperada said...

a mí también me parece una noticia esperanzadora! un bico.

jovekovic said...

Espero que funcione, aunque sin alegrías excesivas ( seguro que le acaban encontrando un utilidad militar, si no lo han hecho ya)

Lucía said...

Jojojo, vaya pesimismo ronda por aquí.

O igual deberíamos denominarlo realismo??

Suerte que hay gente que saca estas iniciativas adelante.

banderas said...

Yo ya le he sacado el lado negativo. La electricidad necesaria para falicitar la regeneración de los arrecifes de coral se obtendrá de alguna forma ¿no?... y esa forma de conseguir la electricidad ¿no estará colaborando al recalentamiento global del planeta por un casual?

No, si al final para arreglar una cosa vamos a joder 20... si ya te digo yo que no damos ni una.

Esto se llama cinismo ; ))

Jano said...

Continuando el comentario de Jovekovic donde decía: "seguro que le acaban encontrando una utilidad militar".

Más bien será un poco al revés, es decir, este invento, después de haber prestado sus servicios militares se ha descubierto que también sirve para esto.

La gran mayoría de los descubrimientos primero fueron militares y después se pusieron al servicio de todo el mundo.

Susana said...

Lo malo es que son demasiados a fastidiar el ecosistema y sólo unos pocos matándose para arreglar los estropicios, pero es alentador desde luego.