30 mayo 2007

La mala educación

En la piscina en la que nado hay un sólo problema. Las madres. Hordas de madres que, incapaces de separarse una hora de sus hijos, aprovechan la cristalera translúcida que alguien tuvo la mala idea de instalar para pegarse al cristal intentando ver cómo su niña-niño de cinco años se tira al agua. Pero lo peor no es eso (eso sólo me molesta a mí, que odio a los padres babosos, el resto de la gente piensa que los odio porque tengo un trauma ya que los míos fueron demasiado protectores). Lo peor es el vestuario en hora punta. Hay vestuarios para niños y para niñas, hasta para discapacitados. Pero a las madres no les gustan, no. Mucho mejor okupar a grito limpio el nuesto. Recreaos en la estampa. Si nadas, o si haces cualquier otro deporte, imagina que has terminado, completamente relajado, deseando estar bajo la ducha caliente. Es un momento placentero... hasta que diez madres irrumpen con sus diez niños destrozando esa paz.


Hoy viví un momento surrealista. Había miles de madres dentro de las duchas con los niños. Dentro es literal. Con zapato de calle. El suelo de las duchas comenzó a volverse negro de tanta mierda. No me dejaron ducharme. Tuve que sentarme empapada, y esperar hasta que las crianças terminaron, a pesar de tener un vestuario para ellos. Mientras mi cabreo subía hasta la estratosfera conseguí una ducha, por favor, imaginad a Desesperada, con cara de psicópata asesina de niños y madres, duchándose rodeada de críos y de madres con zapatos dentro de la zona de duchas. Salí cual bisonte pero mi deseo de seguir viva me impidió pedirle a esas señoras que sacasen sus sucios pies de las duchas. Me chivé en la entrada. La encantadora recepcionista, con cara de resignación, sólo me dijo: "Pero, ¿otra vez?".

A veces entiendo que los palestinos se vean incapaces de compartir su territorio con los israelíes. A mí me pasa con las madres en la piscina.

32 Comments:

xito said...

Jajaja, pobre desesperada, mucha fuerza de voluntad y autocontrol tienes tu, porque de pasarme a mí, no se si me hubiera callado.
En una de las piscinas municipales de Albacete también tienen puesta esa pared de cristal... me repatea ver a todos pegados al cristal como si se fuese a caer; aunque en el fondo son sus hijos, es normal que se les caiga un poco la baba.

Lucía said...

No, no es normal la sobreprotección en la que se crian los niños de hoy en día, que parece que cualquier cosa que hacen es un logro.

Y si tienen vestuarios para los niños, deberían prohibirle la entrada a cualquiera que utilice el que no les corresponde.

A veces intentamos ser demasiado conciliadores y hay gente que no respeta a los demás y que deben darse cuenta de que no tienen más derechos de los que les corresponden.

Wilde said...

No se respeta ná...

Por cierto, me ha encantado el cambio de diseño en "La mujer justa"; espectacular...

Un bico!

jovekovic said...

Grrrrrrr!!!! Banzaaaiii!!!! A por ell@s!!!!

vitruvia said...

Es que las madres son....szjgasduqgoedurhxsd ( ups, si yo tambien soy madre, jajajaja)

Esa gente no es desconsiderada por ser madre, esa gente es desconsiderada vaya a donde vaya. Si ejercieran de madres les dejarían apañarse solos y no ensuciarían las instalaciones, por que aparte de joder a ti, Desesperada, joden a sus propios hijos, que tambien se duchan ahí.

Una mujer desesperada said...

bueno, aliviada me quedo porque esperaba que os lanzáseis a mi yugular acusándome de enemiga de los niños y sus madres, ja ja ja ja ja ja

vitruvia, querida, afortunadamente no todas las madres son así, algunas son como tú y tb hay padres como banderas.

pero la media, por desgracia, es bastante triste...

bicos a todos.

banderas said...

¡Gracias!. Gracias por el piropo que me acabas de dedicar.

La verdad es que el problema no es tanto de cómo ser padre o madre sino de ser educado o no... y desde luego esas madres ni "son" educadas ni "estan" educando... la mejor educación: EL EJEMPLO.

Tú bastante paciencia tuviste, la verdad. Por cierto ¿no se te ocurrió dejar una denuncia en el libro/hoja de reclamaciones?... lo digo porque a lo mejor servía de algo. De poco, probablemente, pero menos es nada.

¡¡Ánimo "sirena"!!

jovekovic said...

Seguro qué son tod@s un@s parv@s del Depor, grrrr, a por ellos!!!
la letra con sangre entra jajaja!!!

Una mujer desesperada said...

pues no dejé nada en el libro de reclamaciones, me conformé con protestar a la recepcionista pero como vuelva a verlo lo haré, tienes razón, no se me había ocurrido!

Jano said...

¿Qué pasó en el pasado para que las madres de ahora sean tan proteccionistas? (Hablo en general y tengo pruebas jiji)

Tanta protección no va a hacer que esos niños sean hombres y mujeres... sino niñatos y niñatas :S

ekilore said...

totalmente de acuerdo. no sé por qué narices no les duchan en casa si no saben hacerlo solos...

una cosa sólo. ya sé que lo sabes pero por si acaso, los territorios de los palestinos son el microespacio que les dejaron para vivir los israelíes, desperate. no tienen por qué compartirlo porque el territorio donde vivían antes fue ocupado, de tal forma que más de cien mil familias palestinas tuvieron que exiliarse.
y encima, los israelíes tienen las narices de ocupar también aquello que en un principio les "regalaron".

perdona que me vaya del tema pero con este asunto me hierve la sangre...

besotes guapísima!

Una mujer desesperada said...

lo sé lo sé eki, je je je, era una forma de hablar, pero se agradece la pasión, yo pienso igualito que tú!!!!!

Jovekovic said...

Y a mí, y a muchos pero los muy cabrones siguen construyendo el muro con la aquiescencia del Tío Sam.
¡ Vaya día llevamos, primas!

tootels said...

Ja ja ja muy bien hilao.. je je je

Una mujer desesperada said...

gracias, tootels

Turca said...

Bueno, pues yo sí que pienso que eres injusta completamente con los ninos y con sus madres... aunque eso ya es algo tan normal que las que tenemos hijos nos tenemos que sentir siempre como pidiendo perdón por haber parido, por llevar el bebé en el cochecito, por ir a cualquier sitio y que el bebé o el nino se ponga a llorar, porque no nos recluimos en un convento de clausura con los crios hasta que cumplen 25 anos, por existir simplemente! La sociedad hoy en dia es enemiga de los ninos, no se les tiene en cuenta para nada, excepto para aquello que da dinero. No se les tolera en los restaurantes, en los bares, en el autobus, en el videoclub... las super-mamas debemos estar siempre pendientes de que los ninos no molesten a nadie, que no estorben, que no jueguen con nada ni toquen nada en ningun sitio... como si no existieran! Me alegro de vivir en un pais en el que los ninos son lo primero, tan diferente a como pasa ahí, por suerte.

Tienes que aprender a ser un poquito más tolerante, y oye, si las madres de algunos ninos son unas cochinas que entran con zapatos de calle a la ducha, DISELO, que la proxima vez ya se cuidaran de llevarse unas chanclas. Pero no culpes a todas por ello y menos a los pobres ninos.

Saludos.

Una mujer desesperada said...

perdona, turca, pero creo que me estás juzgando muy duramente y sin motivo. para empezar, quienes nunca respetan nada son esas mujeres, que ocupan un vestuario de adultas, te quitan tus cosas de donde estén si es preciso, permiten a sus hijos gritar y correr molestándote y encima entran en la zona de duchas con calzado de calle. y si a mí los niños me molestan es cosa mía. yo tengo tres perras y están bastante más educadas que la mayoría de los niños que conozco, te lo aseguro.

otra cosa es que a ti te parezca que las pobres madres no tenéis derechos. a mí me parece justo al contrario. no sé dónde vives tú, pero en España quienes tenéis hijos hacéis lo que os dá la gana, aparcais en triple fila para recoger a los críos del cole, cruzáis con ellos por cualquier sitio... no me fastidies.

los niños no tienen la culpa, desde luego, sino sus padres, que no tienen ni idea de educarlos.

en cuanto a si soy o no tolerante, no sé qué sabes tú, que ni me conoces. bastante soy que aguanto a unas CERDAS entrando a la ducha con calzado de calle y no se lo llamo a la cara. y si no se lo digo a la cara es porque a los padres de hoy no puedes decirle NADA sobre sus hijos, porque se te echan a la yugular.

alucino que alguien pueda llamarme intolerante porque me parezcan unas maleducadas unas madres como esas. flaco favor te haces como madre. aquí entran muchos padres, desde luego tolerantes, no como tú, que sí eres una intolerante por defender lo indefendible.

Wilde said...

Lo siento Turca pero si lees este blog a menudo, verás que Desesperada defiende a ultraza a las madres. Pero mira, hay madres que sois un coñazo, el otro día viendo un partido en el bar acabé hasta las narices de dos niños que en su naturaleza juguetona no paraban de correr entre las mesas. Normal, pero los padres, anormales. Yo creo que si algún día soy padre, hasta dejaré de ver futbol, y no por ellos, sino por mí...

Y aquí se habla en general, no en personal... no entiendo los que personalizais los temas y os sentis ofendidos en los blogs...

Cada un!!!

Turca said...

buuuf... la verdad es que teneís razón, me he pasado un poquito, lo siento... me ha tocado la fibra sensible lo de "Las madres" como el gran problema de la piscina... Y es que para mucha gente, las madres somos solo eso, madres. Dejamos de ser mujeres, chicas, personas por nosotras mismas y entramos en esa categoría de "personas no gratas" que es mejor evitar a toda costa... Y reconozco que es que hay madres realmente pesadas y que solo van a lo suyo. Pero algunas os aseguro que no somos así. Al menos, no hemos dejado de ser lo que eramos antes para convertirnos solo en madres... Lo somos, sí, pero nuestras vidas no se reducen a la maternidad...

Vamos, que por una parte, entiendo perfectamente que las madres quieran ver a sus hijos mientras nadan en la piscina, yo no me fío de dejar a mi hija con alguien dentro del agua, ya una vez me tocó tirarme a la piscina a por ella y desde luego no voy a girarme y estar tranquila sabiendo que le puede pasar algo. Pero desde luego, en lo de las madres con las zapatillas de calle en las duchas, tienes toda la razón y, vamos, es algo que yo desde luego no me callaría. Si ellas tienen las duchas para sus hijos y quieren ducharlos, pues vale, que lo hagan allí y con el calzado apropiado (y díselo!).

Yo la verdad es que nunca he dejado a mi hija "molestar" a nadie en ningun sitio, pero si que ha habido alguna vez que ha pillado un berrinche de esos en un centro comercial y os aseguro que no sabía dónde esconderme: por una parte, entiendes que a la gente le moleste que tu hija pille una pataleta allí y se ponga a llorar y a gritar, y quieran que le compres la dichosa muneca y se calle ya, por otra, sientes que no puedes ceder a ese tipo de chantajes por parte de ella porque si no lo hará cada vez que quiera alguna cosa, por otra parte te preguntas "Por qué no me tome la dichosa píldora??? ahora sería normal!!!"

En fin, hay madres que son un conazo, si. Hay personas que son un conazo, que no se les deberia dejar ni tener hijos, ni sacarse el carnet de conducir, ni siquiera comprarse un equipo de musica...

De todos modos, otra vez disculpas por habermelo tomado como algo demasiado personal. Creo que tampoco llevo demasiado bien la etiqueta de "madre"...

Saludos.

Wilde said...

Joé! Que riquiña turca! Ahora me siento mal!... sorry

Pero es que no se atacaba a las madres, sino a esas madres que hacen de la educación a sus hijos un fanatismo total, tanto como para defenderlos como para no saber enseñarlos...

La educación que tenemos de pequeños, marca mucho como vamos a comportarnos de mayores en muchos aspectos, es una gran responsabilidad, y estoy seguro que tu eres una gran madre, por eso personalizar los temas, es negativo. Al menos, en este mundo, en el que es tan complicado debatir...

Un saludo!

Una mujer desesperada said...

turca, se agradece que te disculpes, te honra, poca gente es capaz de hacerlo. es que el corporativismo a veces nos lleva a defender cosas indefendibles, a mí también me pasa, pero vaya, el hecho de ser madre no implica que seas mala madre, no? de todo hay, gracias a dios!

sólo discrepo de lo que dices en una cosa, y es en lo de vigilar al niño en la piscina. no sé dónde te pasó a ti eso, pero en las piscinas públicas en las que yo nado cada cursillo tiene dos monitores y aparte hay dos socorristas vigilando, es dificilísimo que ocurra nada.

de hecho, en ninguna excepto en una hay mampara de cristal, porque los niños, en sus actividades extraescolares, deben aprender a independizarse de sus padres. si vieses a las madres que he descrito te aseguro que te sentirías igual que yo, ja ja ja, todo el mundo alucina, de hecho algunas madres también, porque son una horda de maleducadas.

bicos y vuelve cuando quieras, habrás visto que a wilde y a mí nos encanta discutir, je je je

Turca said...

Normalmente me lo pienso dos veces antes de escribir algún comentario en algún blog. Muchas veces, los escribo y los borro y los vuelvo a escribir y ni los envío. Hoy estaba un poco "atravesada", llevo una semana de "mujer desesperada" ;) Había aterrizado aquí desde el blog de "El Hispano" porque me ha gustado algún comentario tuyo que he leído allí y bueno... Aquí he descargado mi adrenalina virtualmente :D Pero sí, yo soy una persona que se disculpa cuando mete la gamba (cosa que me pasa a menudo, pero en los cibermundos muy poquito) además de que no me gusta hacer enfadar a nadie y menos molestar en casa de nadie. Jo! y me releo antes y de verdad que no se que neurona se me había quedado vegetativa esta manana! X)

El susto de la piscina fue en un cursillo de natación para bebés, en una piscina de Valencia. Cada monitor tenía dos bebes a su cargo (mal rollo que me dio desde el principio, pero bueno, mi padre insistía en que era muy bueno, que eran profesionales, etc.) y colocaban a un bebé en una colchoneta mientras se ocupaban de zambullir al otro, los iban alternando. En un momento que mi hija estaba sobre la colchoneta y no dejaba de llorar, rodó sobre sí mísma y cayó al agua. La monitora estaba vuelta de espaldas y no la vió. Otra monitora la vio pero estaba un poco más alejada que yo. Si yo no hubiera estado allí probablemente no habría pasado nada tampoco. La otra monitora habría sacado a mi hija, que habría pegado un par de tragos y todo habría quedado en un pequeno susto. Pero yo no pensé en nada más que en coger a mi hija lo antes posible, me tiré al agua y la cogí en brazos. Las monitoras se deshacían en disculpas y bueno... mi hija continuó en el curso, pero yo SIEMPRE estaba pendiente de ella y nadie se atrevía a decirme que me fuera a tomarme un café mientras... Claro, que no es lo mismo un curso para bebes de menos de dos anos que para chiquillos de 5 o más.

No sé, en lo que respecta a mi hija, yo prefiero pecar de ser demasiado protectora a tener que lamentar algo que luego no pueda tener remedio. El viernes sin ir más lejos, en el parque de debajo de casa, me giré ... serían unos 20 segundos... y luego no la encontraba! me puse a buscarla como loca por la calle, por detras de los setos, llamándola a gritos, unos chicos que estaban allí me ayudaban a buscarla y no la encontrábamos. Creí que la habían secuestrado, y dos minutos después apareció corriendo desde la otra punta del parque, se había ido a "hacer el caminito"... Fueron los dos peores minutos de toda mi vida! Sé como suena, lo sé... pero en esos momentos de pánico, que piensas que le ha pasado lo más horrible del mundo, no puedes dejar de repetirte "por qué no la he estado vigilando? por qué me he entretenido con una gilipollez?!?" y sientes que nada en el mundo importa, solo encontrarla y que esté bien.

He estado leyendo un poco de tu blog y la verdad es que hay muchas cosas interesantes, y también cosas en las que me gustaría "discrepar". Te pido permiso y por favor, cualquier comentario que escriba, no te lo tomes a mal ;) No lo haré con intención de atacarte, jejeje, pero me gustaría discutir ciertas cosas X)

Saludos.
PS: por cierto, vivo en Estambul, por lo que decías antes de que no sabes en que país estoy ahora.

Una mujer desesperada said...

pues por supuesto que puedes discrepar en donde te dé la gana, normalmente, habrás visto, lanzo temas bastante espinosos, para que la gente dé su punto de vista. hombre, hay cosas en las que todos estamos de acuerdo, como criticar el maltrato a animales, niños, las guerras, pero luego el resto de las cosas están sujetas a la subjetividad de cada uno! aquí hay muchos discutidores profesionales, empezado por wilde, que es mi hermano, con el que discuto a menudo, ja ja ja, pero te sentirás a gusto, has venido al lugar indicado a discrepar.

lo de la piscina, no me extraña que te asustases, la verdad es que jamás he visto ese sistema en un curso de bebés, pero bueno!

así que vives en estambul, qué guay. es una ciudad que tengo muchísimas ganas de conocer. aparte de discrepar, si te animas cuéntanos cosas de tu vida allí, vale? bicos.

ekilore said...

turca, los padres no podéis llegar a controlar al cien por cien a vuestros hijos por mucho que queráis...

y ya que estamos, qué pasa con los padres? esos seguro que no meten los tacones en la ducha porque ni se acercan a la piscina... :(

Una mujer desesperada said...

exacto, eki, los padres apenas la pisan, ja ja ja

Turca said...

Ekilore, no pretendo controlar la vida de mi hija al cien por cien ni nada por el estilo... A buenas horas! cuando sea un poco más mayor y pueda empezar a cuidarse solita yo sere la primera que le de toda la libertad del mundo. Pero es que mi bicho tiene 3 anos y medio... Es una cria, que esta muy espabilada porque se ha tenido que espabilar muy rapido, ya que en esos tres anos ha cambiado 4 veces de hogar y 3 de pais, ha tenido que aprender 5 idiomas diferentes, pero sigue siendo una nina pequenita.

Siempre he pensado que no quiero que ella se sienta controlada por mi, ni que me tenga que ocultar cosas. Quiero que tenga su espacio, que sea libre de contarme sus intimidades si lo desea, que no tenga miedo de salir con algun chico o que si un dia hacen una fiesta en casa de alguien que no me tenga que mentir para quedarse alli con lo de "no, si estan sus padres".

Pero aun es un poquito pronto, no? ;)

Desesperada, lo siento por esos padres que se pierden tantas cosas! por desgracia, mi pareja trabaja muchisimas horas, le queda muy poco tiempo para nosotras, y la mayoria de las cosas las hacemos solas. Por que no van los papás a las piscinas? por que no se hacen cargo de los hijos o porque pasan del agua?

Cuando tenga un ratito os contaré cosas sobre Estambul, a mí me enamoró cuando vine de vacaciones la primera vez hace tres anos :) Si podeís, no dudeís en visitarla, no lo olvidareís nunca! Pero hasta el lunes no creo que pueda volver a pasarme. Trabajo los fines de semana y los viernes me tengo que preparar las clases. Luego es un sinparar hasta el lunes... uuffff! Menos mal que del lunes al jueves me compensa el laaargooo "entre semana" que tengo disponible ;)

Saludos!

Una mujer desesperada said...

bueno, esto está de lo más entretenido, ja ja ja

turca, a mí me parece guay que los padres protejais a vuestros hijos, pero a lo que creo que ekilore alude es a la sobreprotección, que es una práctica demasiado común hoy en día.

pero yo es que tengo una teoría: la mayoría de los padres, hoy, quiere tener hijos pero no sacrificar nada de su vida, o sea, hacer la misma vida que hacía antes, con el crío a cuestas. pocos planifican su tiempo de ocio pensando en su hijo, yo lo veo en mi entorno, salvo honrosas excepciones, eh?, no vayas a pensar que odio a todos los padres, je je je (a la mayoría solo, ja ja ja ja).

yo no quiero tener hijos, pero te juro que si decidiese tenerlos tendría clarísimo que ellos, y no yo, serían la prioridad.

estambul es una de mis citas pendientes. a lo mejor cae este octubre, qué guay, así antes de ir me puedes dar consejos para no ir de turista despistada, ja ja ja

no trabajes mucho este fin de, te esperamos el lunes! buscaré algún tema espinoso para que podamos discutir, ja ja ja

Wilde said...

Pues direis lo que queráis de los papás, pero a mí no hay nada que me parezca más entrañable que ver a un papá con su bebé en brazos, me produce una sensación cojonuda. O no?????

Y vamos a ver, no seamos tan exageradas, conozco tios que hasta mean con sus hij@s si los dejas, joer!!! habeilos hainos...

De vez en cuando, también nos defiendo eh!...

Deftonia said...

Puff, deses, te comprendo perfectamente, yo me habría puesto de los nervios!!!!
Y tal y como soy, alguna habría soltado en alto, seguro...

Pasaba por aquí said...

Desde luego es un detalle cochino meterse en la ducha con calzado de calle...otra cosa diferente es observar a las criaturas a través de un cristal mientras reciben clases de natación;Lo que no entiendo es que tendrá que ver el concepto de sobreprotección con esta actividad.Y basta que sea esbozado el término para que sea repetido ad nauseam como definitorio de una conducta que en este caso pudiera ser simplemente curiosidad por la evolución del crío,por apreciar su comportamiento en sociedad,precisamente cuando sus padres no estás presentes,simplemente amor.Lo triste sería dejarlo en clase y ...a volver a buscarlo cuando llegue la hora.No,llevar un hijo a una actividad no es como dejar el coche en el garaje y hasta luego,usted me lo devuelva en buen estado.Algunas madres babean con sus niños,es cierto,por que a los niños se les quiere mucho,muchísimo.A los perros se les quiere mucho,llegan a ser de la familia,pero a los hijos se les quiere infinitamente más,por eso se ven cuadros de babeo espeluznantes,afortunadamente aún quedan vínculos profundos en nuestra especie.Como en todos los ámbitos,tampoco se puede generalizar.

Una mujer desesperada said...

a ver, pasaba por aquí, los padres os ofendeis con una facilidad pasmosa. No era la intención. En las piscinas no dejan normalmente que los padres vean a sus niños excepto un día al mes o así para enseñar a los críos lo que es independencia, y para evitar que los padres distraigan a los niños con sus saludos etc. No es nada malo flipar con tus niños, pero cuando los monitores te explican que es mejor, para el desarrollo de la actividad, que no estés contemplando a tu hijo, y tú no haces caso, en fin. a eso me refiero.

es evidente que entiendo el amor de padres a hijos, es uno de los motivos por el que no quiero tenerlos. pero esto es una cuestión personal. y, de todos modos, yo tengo muchos amigos con hijos que son normales, te lo aseguro, no babean a cada paso de su crío. imagino que tú serás así, seguramente, así que no te mosquees, que no quería ofeder a nadie. bicos.

pasaba por aquí said...

Humm,me pareció que dijiste que la cristalera era traslúcida...razón por la cuál que los niños se vean observados es bastante difícil por no decir altamente improbable,así que en este caso concreto la observación de los mismos no interfiere en el desarrollo de la actividad...¿me equivoco?.
Bueno,yo no quería tener niños,y de hecho nunca formaron parte de mis proyectos...pero...Quiero decirte que tambien yo entendía el amor filial,y ahora lo siento,y por su culpa no se si soy normal o anormal con ellos.Entiendo tambien que la maternidad es una opción,una posibilidad que puede ser deseada o no,y no hay problema alguno en rehusar su materialización.Como todo en esta vida cualquiera de las dos tiene ventajas y desventajas,pros y contras,primaveras y otoños.
Ah,no estoy ofendido.Un bico muller desesperada