31 julio 2007

Colonización



Esto que está a la izquierda es el mejillón cebra (Dreissena polymorpha), una especie invasora que tras colonizar a sus anchas la cuenca del Ebro comienza a extenderse por todo el norte de España. El mejillón cebra se pega a los barcos en las zonas contaminadas, y con ellos viaja al resto del mundo. Originaria del Caspio, es una especie de agua dulce que puede adaptarse a la salada. La organización ecologista gallega Adega cree que el cebra llegó a España en barcos deportivos de segunda mano procedentes de Gran Bretaña. ¿Y por qué es tan temible esta especie? Pues porque retira abundante materia orgánica y plancton, provocando alteraciones graves en el ecosistema, además de desplazar a otras especies autóctonas, como el mejillón de río, en peligro de extinción. Pero como este argumento no va a pesar demasiado en nuestros políticos, desde Adega se alerta del impacto económico del cebra: entre mayo y julio y entre septiembre y noviembre se reproduce, y normalmente elige para ello las tranquilas tuberías de agua, provocando graves reducciones de caudal y desperfectos. En la Cuenca del Ebro, la Confederación Hidrográfica ha valorado los daños causados por este mejillón. Ascienden a tres millones de euros hasta 2006. Tanto luchar contra la inmigración ilegal y resulta que los inmigrantes realmente peligrosos pasan desapercibidos.

18 Comments:

Kurtz said...

Al final tendrán razón los de España 2000 y los inmigrantes nos invaden.
Ahora fuera de bromas, hay que ver cómo el hombre modifica la naturaleza (aunque sea de forma accidental o no) y acaba organizando un estropicio.

Mariano said...

Iba a hacer una broma sin gracia sobre el efecto llamada, pero me aguantaré.
Seguimos con las mismas, el respeto a nuestra propia casa es muy próximo a cero.

La interrogación said...

Pobre mejillón, un inmigrante incomprendido.
La verdad es que somos un poco borricos pues aunque no sea, esta vez, intencionado, siempre armamos alguna.

An said...

mira tu que desde el 90 llevan alertando contra este pequeño depredador (por que lo es) y hasta ahora que es un problema de muy dificil solución...nadie tomo cartas en el asunto...buscare la revista de linneo que salía eso...haber si la encuentro :) saludos

vitruvia said...

Yo creo que estas cosas son algo natural, que pasaría de una forma u otra, lo malo es que nosotros, incluso sin querer, las aceleramos.

migramundo said...

Me gusta todo, pero me quedo con esto: "Tanto luchar contra la inmigración ilegal y resulta que los inmigrantes realmente peligrosos pasan desapercibidos". Es soberbio. Outra aperta.

Una mujer desesperada said...

gracias, guillermo! menudo piropo!

vitruvia, seguramente el cebra hubiese tardado milenios en llegar al Ebro si no fuese por los barquitos, ja ja ja, pero lo jodido es que acabará alterando el ecosistema de nuestros ríos.

busca ese artículo, an, este tema me interesa bastante. gracias!

mariano, espero la broma, por favor! seguro que es graciosa

kurtz, los estropicios son típicos del ser humano!

inte, de pobre nada, ja ja ja, que este mejilloncito es como una garrapata! bicos.

mismilcosas said...

Menudo caos que se vive en TVE... Espero no tener que ni pensar en unos años en tener q candidatarme alli para tener trabajo entable... Porque por ahora las cosas no van mu bien que digamos jejejeje

Muas

Wilde said...

Curiosa nuestra brutalidad, hasta obligamos a la naturaleza a traicionarse a si misma...

ekilore said...

pobrecitos mejillones cebra. no sé por qué pero me dan un poco de pena.

saludos! :)

mgqeaol said...

Y lo peor es que pasa esto con un montón de especies, no sólo con el mejillón cebra. A ver si aprendemos que cada cosa tiene que estar en su sitio. Besitos

elprinciperana said...

Me recuerda la historia esa del tipo que trajo los cangrejos de río americanos. Se zampó al autóctono la criatura. Lo más inquietante de este es sin duda el nombre...miraré siempre el WC antes de sentarme...

fernando said...

eStos temas no interesan a los políticos,sin embargo, afectan mucho a la vida diaria de la gente dedicada a esta actividad.

Los políticos se alejan demasiado de la vida real, del día a día de los ciudadanos.

banderas said...

Dos cositas:

Yo también me quedé con la última frase. Me impactó.

En Galicia hace años que tenemos nuestros propios "mejillones cebra". Se llaman eucaliptos. Los trajeron desde las antípodas porque supusieron que aquí se darían de vicio... y es cierto. Se dan de vicio, pero se han cargado más de la mitad de nuestra tierra... y los gobiernos gallegos aún siguen sin prohibir su plantación. Además, son plantas "pirófitas" (el fuego les ayuda a reproducirse) con lo cual os podéis imaginar lo bien que nos viene su expansión.

Nada más, que me caliento.

escriptorum54 said...

Y no nos olvidemos de los pececitos que también han traído y se han comido las especies autóctonas, o los mosquitos, que no sé si son tigre o pantera.

¡vaya merde!

Una mujer desesperada said...

bueno, y otro día podríamos hablar de la gente que compra especies exóticas, como pirañas, y cuando se aburre de ellas las suelta en lagos y ríos de la zona...

Casshern25 said...

y, y, y ¿cómo cabe una cebra por una tuberia?

ya, no tiene gracia... bueno a lo que iba: ¡a las barricadas! joder con el puto mejillón... todo lo que toca el hombre se acaba jodiendo.

Roberto said...

En Castilla y en León el problema que tenemos está en una plaga de topillos, que por lo visto transmiten una enfermedad de la que no había oido hablar en mi vida: la tularemia.

La cosa está en que, por lo que me comentan algunos amigos, estos bichos los introdujo ICONA para dar de comer a otras especies, y para variar, se les ha ido de las manos.

Ahora la Junta permite quemar rastrojos para acabar con los topillos, contra los que el veneno no es muy efectivo... y eso de quemar en verano... ¡en fin!, qué os voy a contar a vosotros.

Espero que lo de los mejillones se arregle pronto, porque me encantan los mejillones de vuestras rías.

Saludos.