15 julio 2007

Recauchutado

Uno de cada diez españoles nos engaña. En realidad, la nariz respingona de la cachonda de la oficina era hasta hace poco un auténtico gancho, y las súper tetas de la vecina no eran más que simples guisantes hace seis meses. Sí, amigos. Estamos rodeados. El 10% de los españoles ha recurrido ya a la cirugía estética. Lo que se veía en aquel engendro televisivo llamado Cambio Radical no es cine de terror. Es la vida real. España está a la cabeza de Europa en operaciones de este tipo (¡bien!, somos los primeros en algo), que cuestan anualmente 800 millones de euros. Y no son todo mujeres, pues dicen los expertos que entre el 20 y el 30% de quienes se operan son hombres. Así las cosas, he buscado en el espejo mis puntos operables, ya saben, patas de gallo, ojeras, demasiado pecho... y la verdad es que aunque podría operarme cien cosas prefiero quedarme con ellas. ¡Qué coño! Algunas llevan más de treinta años conmigo, les tengo cariño, y en cuanto a las arrugas, pues debo ser rara, pero adoro a las mujeres que saben envejecer con ellas.

27 Comments:

ana_arandanos said...

Esto es una puta vergüenza. Este tema me da grima, en serio. Todo el mundo tan preocupado por el aspecto fisico. Lo ultimo es lo de los hombres que se han apuntado al carro de las tontas y se dejan cantidad de pasta en coesmeticos y depilaciones laser. Lo flipo, ¿que ganas pueden tener de convertirse en esclavos de su cuerpo?

Vengo gracias a la entrevista en Trazas, por cierto.

Un saludo!

Una mujer desesperada said...

hola Ana! Bienvenida y gracias por leer la entrevista!

como a ti, me da muy mal rollo este tema. a ver, yo me cuido, hago ejercicio, uso cremas, etc, pero me acepto como soy y desde luego no me operaré a no ser que sea por problemas de salud.

o sea, una cosa es cuidar tu cuerpo, por salud, y otra vivir esclavizado a una belleza que, tarde o temprano, pasará, porque eso es inexorable, ¡pasará!

en fin, hay gente para todo!

Al said...

¡Que te voy a decir yo deswde la altura de mis años! En mi caso una cirugía estética sería meterme en un molde y sacar un clon con 50 años menos y lo mas probable es que saliera un clown, que se escribe casi igual pero es un comcepto distinto.
En cuando a la mujeres, las prefiero sin retoques. Cuando podía elegir, que fue hace muchos años, si las queria de teta grande, las encontraba y las de "tábula rasa" nunca me interesaton porque me recordaban a los efebos romanos de la leyenda, no de mi antigua reencarnacion en las que tambien las quería rellenas.
las arrugas, las patas de gallo, la nariz más o menos larga, forman parte de un concepto de bellaza si se saben llevar con dignidad.
Entre el Guernica de Picasso y la copia que tengo en mi casa, me quedo con el que está en el Reina Sofía...lo malo es que no me cabe y es que hacen los pisos demasiado pequeños.
Un beso

Marcos said...

Somos los primeros a lo que cirugía estética se refiere... pero en fiestas tampoco nos gana nadie.

Bromas a parte. Yo siempre he dicho que en mi cuerpo lo único que me 'molesta' es mi nariz. Pero soy como soy y creo que cambiando un elemento tan importante de mi fisonomía yo ya no sería yo.

Por lo tanto me quedo como estoy. Con mis pequeños desperfectos a los que durante 31 años ya me he acostumbrado.

Por otra parte comentar que a mí siempre me han dicho que las cremitas (hidratantes, antiarrugas...) son mierdas envasadas que con el tiempo lo que hacen es cargarse el cutis. Yo las utilizo (sí, algo metrosexual parece que sí lo soy) hasta que el cuerpo aguante.

Pero el tema este que nos preocupa es como todo. Esas arrugitas, esos michelines y, sin olvidarnos, esas canitas que nos empiezan a salir y a brillar a la luz del sol...

Un beso guapa.

Otra vez a viajar al olvido... said...

por qué la desesperacion?

mgqeaol said...

Yo la verdad es que tengo pánico a las operaciones, a los médicos, a los hospitales y virgencita que me quede como estoy. Besitos

Toni said...

También somos los números uno en la unión europea en la violencia de género. Que eso si que es vergonzoso.

Respecto a lo de la cirugía estética, quien no esté agusto que se cambie, no tengo nada en contra de eso. Aunque sería incapaz de meterme en un quirófano porque me apetece sin necesidad alguna.

Viva las mujeres naturales, por no gustar no me gusta ni el maquillaje.

Un beso!

Casshern25 said...

Yo me operaria los tobillos, es que los tengo feos ¡jo! eso es lo que suelen decir las modelos... yo de operaciones, las justas, que ya las he probado y dan una gracia... de todas formas siempre he pensado como sería yo con tetas jajaja pero va a ser que solo se quedará en una fantasia. Lo siento.

Eifonso Lagares said...

Los españoles somos los primeros en bastantes tonterías como esta que sacas a relucir, Semos así. Desde luego respetando todas las opciones, yo no entro en un quirófano ni por error para una operación de este tipo. Lo dicho para muchas cosas parecemos un país de ricos. Un saludo

Jano said...

A mi me gustan las mujeres que saben envejecer y no tienen que recurrir a la cirugía.

¡¡Ya he vuelto de nuevo Deses!!

Un beso!!

Kurtz said...

Nunca he entendido esa obsesión por cambiar el físico por culpa de las modas imperantes. Deberíamos aprender a convivir con nuestro cuerpo.
Bicos.

Elena said...

Genial tu postura, desesperada. Coincido plenamente contigo. Por supuesto que hay cosas que cambiaría en mi cuerpo, pero me he acostumbrado a ellas y son parte de mí, no puedo evitarlo. Y lo de envejecer con arrugas me parece la mejor propuesta. Me apunto. Yo me veo más guapa con el paso de los años. Será que me quiero mucho...

Besitos

Viguetana said...

Pues a mí me gustan las canitas que empiezan a sembrar mis sienes. Y tampoco voy a cortar por lo sano las arruguitas que me vayan saliendo.
Pienso como tú. Saber envejecer es mucho más elegante, sano y envidiable que meterse en un quirófano para salir hecha una muñeca de plástico inexpresiva y de perfil universal.
Pero en fin, cada uno que viva (y muera) como más le apetezca.

Una mujer desesperada said...

exacto, que cada uno haga lo que desee... ¡pero mis patas de gallo me ha costado conseguirlas, faltaría más deshacerme de ellas! bicos a todos!

muxica said...

yo tampoco cambaría nada de mi, pues...¿ quien sería yo si dejo ser yo...?

Isaias said...

Me gustó un comentario al respecto que dijo Jodie Foster:
"¿No te precupa envejecer y que te empiecen a dar papeles de madre?"
"No, eso es algo natural, de hecho elegante para una actriz...no quiero ser Cheer."

James Joyce said...

Operarse es algo serio. Deberían limitarse a casos de necesidad por enfermedades o desde el punto de vista estético a casos extremo, como cuando una mujer pierde un pecho.

Cada cual, que haga lo que quiera. También hay que respetarlo. Pero entrar a un quirófano es un asunto serio.

Bicos!

Mariano said...

Bueno, vale, lo reconozco. Yo también me he operado. Antes era diestro y para darme un poco de glamour me he convertido gracias al bisturí en zurdo. Pero desmiento tajantemente lo de las extensiones. Mi melena es mía y sólo mía.

rosquilleta said...

muy bien dicho.
Un refernet en mi vida es ver a mi madre, lo bien que luce las arrugas y lo jovial y estupenda que está.
Natación, yoga, dietas... está hecha un cañón.

Yo creo que s una tontería, pero me da igual si la gente lo queire hacer, al fin y al cabo, no hacen daño a nadie.
besitos guapa!!

Estilografic.art said...

La cirugía estética puede estar muy bien en algunos casos, no digo que no, pero tiene un enorme defecto: elimina lo que nos hace diferentes. Y eso es terrible.

Tú estás así muy guapa, deses, que se te nota sin verte.

Clandestino said...

Yo tengo una teoría sobre el tema de las operaciones, y es que no hay nada mejor ni más atractivo que ver a una persona (hombre o mujer) seguro de sí mismo, y de su aspecto, eso lo soluciona todo. Y la gente que se opera no suele estar segura de sí misma ni de su aspecto, y no suele estarlo tampoco después de la operación.
Hay muchos ejemplos de gente que tiene un atractivo especial teniendo lo que podríamos llamar, defectillos físicos, de esos susceptibles de ser operados/corregidos.

Amor said...

yo a veces quisiera operarme el
amor

Wilde said...

Yo no estoy en contra de la cirugia para nada. Es un medio que está ahí y si algo te hace estar mal contigo mismo, es mejor arreglartelo si puedes, que vivir inseguro todo el tiempo.

Pero no nos engañemos, la sociedad exige una imagen, en todos los lados, lo bueno sería que no fuese así, pero es complicado.

Un tema muy individual y personal, no tengo subjetividad en el tema.

Bicos!

Wilde said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wilde said...

Pero seria maravilloso que existiese la cirugia de cerebros, a más de uno y una se la pagaba yo mismo, vaya!

más bicos!

La interrogación said...

Iba a hablar hoy de esto en mi blog porque he leído que se prevén problemas a los que hayan usado la panacea del botox.
Yo flipo con estas cosas.
Ya lo contaré otro día.

Una mujer desesperada said...

clandestino, ¡qué razón tienes! cuántas veces he visto hombres, y sobre todo mujeres, que sin destacar por su belleza te parecen guapas! Es la seguridad. Qué bisturí ni qué leches! Que sí, vale, que cada uno haga lo que quiera, pero la gente, en su afán de conseguir la eterna juventud, termina por convertirse en un monstruo!

estili, gracias por el piropo!!!!

no os cito uno a uno porque más o menos todos pensamos parecido. creo que saber llevar las arrugas es una muestra de inteligencia. Rosquilleta, yo también nado e hice yoga un tiempo, a ver si envejezco tan bien como tu madre! Bicos a todos...