12 julio 2007

Cosas de hombres

No he desaparecido. Es que el verano me mata. Más exactamente, la playa. Es como una droga. Pero no era esto lo que quería contar. Cosas de hombres. En eso quería centrarme. En cosas de un hombre, más exactamente. Un tipo que viene a reuniones de trabajo en una empresa con la que trabajo. Bueno, viene él... y su hija. Su bebé, con silla incluida. El primer día pensé que era una emergencia, que no tenía con quien dejarla. Pero no. Ha venido a cuatro más con niña. Hoy había una reunión bastante seria y llegó de nuevo con ella. Entonces le pregunté si pensaba estar en la reunión con la niña, y se ofendió. "No veo el problema. Además, no tengo con quién dejarla", explicó. Vale, ahora la mitad estaréis flipando y la otra mitad diciendo: Es el colmo, pobre hombre, qué va a hacer si no tiene con quién dejarla. Menuda borde.

Ahora cerrad los ojos e imaginad que es una mujer quien va con su hijo a trabajar.

Tengo amigas que trabajan y no ven a sus hijos más de una hora al día. Les recomendaré que se lo lleven a trabajar.

72 Comments:

Casshern25 said...

Le dirian que lo dejará en una guarderia o algo asi, como es un palomo, le dicen que es un buen padre. Y si ya le cambia el pañal en medio de la reunión le suben el salario, si fuera ella, la despedirian, claro esta.

Pero y lo mono que queda la paridad...

leo said...

Jajaja, casshern25. Es triste, pero muy cierto.
Pero, ¿cómo se soluciona esto? Porque lo de la paridad es taaan injusto a veces...
Un abrazo.

Una mujer desesperada said...

exacto! si lo hace una tía la pondrían a caldo, pero a este tío todo dios le dice que es un padre excelente. de hecho ha flipado cuando le he dicho que no podía entrar con la niña, ¡se ha ofendido!

pablo gonzalez said...

totalmente de acuerdo. Como padre "enrollado" que cambia pañales y juega con su hija, a todo el mundo se le cae la baba y dice que mi hija está empadrada. Cuando lo hace la madre, la gente no comenta nada. Cuando nos hacemos los remolones por ver quién le da de comer o cambiarla, sé que he ganado. Si lo hago soy maravilloso, si no, pues es normal porque no tengo instinto maternal, que debe ser el único que no está socializado ni se debe de aprender ni nada, no como los sexuales o los agresivos.

Ya sabes, "las mujeres tienen algo especial con los hijos que está en los genes".

Viguetana said...

En algunas empresas norteamericanas permiten ir a trabajar con la mascota (que ya me gustaría a mí ver el guirigay que se tiene que montar allí, pero bueno...).
Quizás si todos los hombres hiciesen lo mismo, los grandes empresarios de este país y demás gente con influencia harían lo imposible de una puñetera vez por hacer compatibles la vida laboral y familiar.
¿Sabes qué? Mejor les recomendamos a nuestras amigas que sean sus maridos/novios/compañeros/amantes quienes se lleven a los niños al trabajo.
¡¡Viva la revolución!!

James Joyce said...

Es una chapuza. Que lo deje en una guardería, con alguien de su familia... o yo qué sé. Pero no es serio llevarla al trabajo.

Una mujer desesperada said...

lo lamento, viguetana, pero hoy no estoy de acuerdo contigo. las empresas tendrán que habilitar guarderías para los hijos de sus empleados. pero ¿trabajar con tu hijo al lado? me parece ofensivo para tus compañeros, una falta de respeto, vamos. una cosa es conciliar vida laboral y familiar y otra eso, creo yo, vamos!

en cuanto a lo que dice pablo, completamente de acuerdo.

rosquilleta said...

claro!!!
qu etodo el mundo se lleve a sus enanos. Yo tengo un colega muy vajito y casi no molesta. Además sabe ir al bañoel solito. ¿puede venir?... jeje.

en serio, supongo que deberían tener apoyo TODOS los trabajadores. Es una lucha que va muy despacio.
Suerte y besitos.

Mariano said...

Está claro, si lo hace una mujer la llamarían de todo, lo más bonito, mala madre.
El mundo sigue siendo de los hombres, pero de unos pocos ¿Eh?
Besitos/azos.
PD. Desesperada, me parece lamentable que nombres la playa así como quien no quiere la cosa... ¡Qué falta de tacto! XDDDD

Una mujer desesperada said...

ay te perdí por ahí, james! toda la razón!

rosquilleta! completamente de acuerdo, que se apoye a TODOS, je je je

Lucía said...

Es una pena que todavía estemos así a estas alturas ...

Tenemos que evolucionar más o bien dejar de tener niños y extinguirnos.

wen said...

Pues a mi me parece estupendo. Sin más. Lo que no me parece bien es que si lo hace una mujer se la critique, pero eso ya no tiene nada que ver con el tipo en cuestión.
Si el puede y no le dificulta en su trabajo no veo el problema por ningun lado. Y sino que hagan de una vez políticas conciliadoras de la vida laboral con la familiar. Yo haría lo mismo en su lugar.

Susana said...

Si no tiene con quién dejarla y en el trabajo no le facilitan la ayuda necesaria (guardería u otra) creo que hace bien, pero no sólo los hombres, las mujeres también, por qué, porque es una forma de forzar a las empresas o al gobierno para que busquen la forma de solucionar el tema, si de ésta manera se consigue, bienvenidos sean los niños en el trabajo.

El horario continuo y las 35 horas laborables también ayudarían.

Leo ignoro si es hombre o mujer, pero estoy de acuerdo, la paridad es injusta a veces y no sé por qué me mira la gente sorprendida porque lo diga yo que soy mujer, como tampoco entiendo por qué se sorprenden, por ejemplo, cuando una fumadora como yo dice que está de acuerdo con la Ley del Tabaco (con reticencias), o que no esté de acuerdo en algunos aspectos extremistas del feminismo (quizá mal entendido), etc

Una mujer desesperada said...

pero vamos a ver. si no tiene con quién dejarla, ¿yo tengo que aguantar a un bebé en una reunión de trabajo? por favor, no seamos demagogos. una cosa es criticar la inexistente política de conciliación laboral española, exigir guarderías en las empresas y otra es tener que asumir las carencias de educación de este señor. que, de hecho, en cuanto le cuestioné su entrada con bebé incluido en la reunión encontró en dos minutos con quién dejar a la niña.

y para aclarar más las cosas, os diré que este señor no trabaja aquí, sino que le financiamos una actividad que hace, o sea, que nadie le obliga a venir. viene porque le interesa conseguir esa financiación. viene más o menos cuando puede, o sea, sin horario: dice, voy mañana a las once, cuando a él le viene bien. es decir, tiene posibilidad de organizarse.

Susana said...

Ok, eso es otra cosa. Cara dura y poca consideración entonces

Yo tengo amigas con hijos y en alguna ocasión han tenido que llevarse a la renacuaja porque no tenían con quién dejarla o tener que coger las vacaciones en agosto porque no tienen guardería por las tardes, etc. Poniéndome en su lugar, si yo tuviera esos problemas me gustaría contar con el apoyo de mis compañeros.

Viguetana said...

Deses: ¡lo dije en broma, panoli!
:-)
Es que esta vez se me olvidó poner la carita correspondiente al terminar el comentario, usease ésta:
:-P
No me parece serio llevar las mascotas al trabajo, y a los niños tampoco. Pero sí estoy muy de acuerdo con Lucía. Vamos a extinguirnos, venga: ¿Quién se apunta?
:-P
:-P

escriptorum54 said...

Cuando ne mi empresa éramos todos jóvenes y en edad de merecer ... muchos niños, pedimos una guardería y nos dijeron que na nai de la china.
Y ahora que estamos todos para el retiro ..... ahora lo proponen hasta los sindicatos. Digo yo que será para que dejemos a los nietecitos.

¡Anda ya! si llego yo a traer a mis hijas a la oficina, con carrito, papillas y pañales me arman la de dios es cristo.

Estilografic.art said...

Yo, sinceramente, recomendaria a tus amigas, y al hombre también, no me entiendas mal, que trabajen menos y procuren estar más con sus hijos. Sé que es difícil y que no siempre se puede, pero hay miles y miles de casos de mujeres y, sobre todo de hombres, que prefieren más sueldo y mejor posición renunciando a pasar tiempo con la familia. A mi eso no me parece bien. Podemos renunciar a muchísimas cosas antes que a los hijos. Y si no, es muy fácil: que no los tengan, que nadie les obliga.

Viguetana said...

Estili, estás muy en lo cierto. Y tú puedes hablar con conocimiento de causa porque tienes hijos. De todos modos, mi experiencia laboral me dice que, a pesar de que muchos hombres dicen querer a sus hijos (y ser cierto), una vez en el trabajo no ven la hora de terminar (porque en el fondo prefieren su empleo a su vida familiar). En más de una ocasión he sido yo quien les ha recordado que tienen una familia y que los hijos no van a ser niños siempre. Que lo que se pierdan ahora, ya no lo van a recuperar. Entonces me sueltan aquello de: "No me vengas tú también con eso, que luego me siento fatal..." Pero siguen igual.
¿!?¡

Estilografic.art said...

Viguetana: totalmente de acuerdo. Aunque luego hay casos y casos, que yo no hay nada que más odie que generalizar.

tootels said...

quién sabe... y si aprende algo?? je je je ... me parece que deberiais habilitar una zona de bolas o algo así en la empresa... si lo hacéis llamadme.. he estado en tres ocasiones y es un descojono bestial...
nunca mais

Una mujer desesperada said...

estili, en un periódico no hay horarios. tengo una amiga que ha tenido que pedir jornada reducida porque si no dejaba de ver a sus dos hijos, porque la empresa no permite que una mujer periodista tenga una vida normal, no hay hora de salida, no hay turnos.... es una putada, pero es así. tal y como está montada esta sociedad, toca joderse.por eso sería genial que las empresas se implicasen, que creasen guarderías para los hijos de sus empleados. está demostrado que las mujeres, sobre todo (normalmente los tíos en el trabajo no recuerdan a sus hijos), rinden más porque centran su atención en el trabajo, y no en sentirse culpables!

Viguetana said...

Estili: touché!
:-)

Estilografic.art said...

Bueno, eso de que en un periódico no hay horarios ya va siendo hora de que lo cambiemos, y los únicos que podemos hacerlo somos nosotros, los periodistas, hombres y mujeres.

Ante lo de que "yo soy periodista las 24 horas del día" yo antepongo lo de "yo soy un ser humano las 24 horas del dia". Yo no me quito a mis hijas de la cabeza ni un solo segundo, y a lo mejor por eso, entre otras cosas, no he llegado a ser más de lo que soy profesionalmente, pero no me arrepiento.

Deberíamos intentarlo al menos, y no resignarnos. Y por supuesto que quienes tienen que poner más de su parte son las empresas, que no lo hacen.

Dedicar tiempo a los hijos es una apuesta de futuro, que la sociedad va cada día peor y muchos de los males vienen de ahí.

Me da la sensación, de todas formas, de que estamos bastante de acuerdo en todo.

Besos.

Ponterojo said...

SIMPLEMENTE MAGISTRAL!!!!!! INCREIBLE!!!! Quizás esa imagen que sin duda nos ha salido a todas y a todos tras tu genialidad, es la respuesta a muchas cosas... hay que luchar con más fuerza, sin duda.

Y sin duda, no, yo también soy borde, todos tenemos problemas, la lealtad es que no los extiendas a los demás, que ya tienen los suyos.

PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS

Ponterojo said...

Soy Wilde eh!

Ponterojo said...

Y si el hombre no tiene con quien dejarlo, pues que pida el día libre ¿no?¿Qué menos? Pero bueno, un día puedo entenderlo, dos, soy tolerante, al tercero, chico, tu flipas con la cocacola!!!

Mañana llevate tu al perro, y así sucesivamente. Viva la Anarquia!!!

Por cierto, algun@s viven en el País de las Maravillas o en el de Nunca Jamás, jajajajajaja

Salud!

luis said...

hola desesperada, no te se pasa nada eres tremenda, FELICIDADES POR TU BLOG, me gusta muchoy te tengo enlazada,.

A ver si leeas mi última entrada sobre la novela de álvaro pombo CONTRA NATURA y me dices tu opinión.


besos guapa y ten paciencia....que las desesperadas sois las mas guays

Una mujer desesperada said...

estili, sí, básicamente estamos de acuerdo. es triste que una pareja tenga que renunciar a sus hijos para tenerlos, aunque suene contradictorio. pero lo de este tipo, para mí, no tiene nombre, la verdad, ja ja ja

luis, ahí me voy a verte, bicos!

Susana said...

¿¿¿Perdona Wilde, pero quienes viven en el país de las Maravillas o en el de Nunca Jamás??? lo digo por si lo dices por algun@ de los que hemos dejado aquí un comentario, ya que tiras la piedra, no escondas la mano

Creo que hay trabajos y trabajos y así como en unos no se puede ni debe hacer, en otros sí.

Una mujer desesperada said...

niños, no empecéis, ja ja ja ja.

Una mujer desesperada said...

luis, con el enlace que dejas no puedo acceder a tu blog!

Elena said...

Tienes toda la razón del mundo, desesperada. A ver si poco a poco podemos tener guarderías en todos los centros de trabajo para no tener que pasar por este tipo de situaciones.

Un saludo

CastaDiva said...

Las circunstancias personales de cada uno se quedan en el ámbito íntimo. Ante todo, PROFESIONALIDAD!

Una mujer desesperada said...

muy bien dicho, niñas!

u said...

qué increíble, si no estoy loca anoche en la 2 vi mujeres desesperadas y había un asunto justo sobre esto


la desesperada publicitaria contrata a una mujer que da el pecho a su hijo de cinco años

las reuniones son eminentemente masculinas y está la rubia desesperada y tan procaz y luego la nueva,

de repente aparece el hijo de cinco años, rubio angelical y dice:


tengo sed

la señora rubia inteligente e imponente se levanta, se disculpa, y se va a la sección guarderia de la compañia (en usa son siempre tan adelantados...) se desprende de botones y da de mamar

los hombres, impresionados, exigen un cambio: no, no la teta no, por Dios!

y finalmente se lo dicen y tal pero ella nanai, porque si algo más saben hacer en usa es poner una demanda, llegado el caso...


el que menos merece que le enclaustren en un entorno laboral es el que aun es infante y mucho le falta para llegar a trabajar...



vamos que cuanto más se retrase eso, en fin

saludos!

Una mujer desesperada said...

ja ja ja ja no lo vi, u, pero me imagino a lynnete, la rubia publicista, ja ja ja ja. coño, me olvidé de verlo, la playa me está sentando fatal...

migramundo said...

Si fuese una mujer no la dejarían entrar con paquete incluido. Saludos.

Kurtz said...

Pues a mí no me molestaría, fuese hombre o mujer. La culpa es de la empresa por no habilitar una guardería.

Una mujer desesperada said...

te molestaría, kurtz, te lo aseguro. un día, dos, por necesidad, no pasa nada. pero todos...

vitruvia said...

Pues mira tú que he ido cambiando de opinión segun iba leyendo los comentarios. Empecé pensando que no tenía nada de malo, salvo que fuese una mujer quien lo hiciese, pero en ese caso la culpa es de la sociedad machista, no del señor. Luego pensé que lo que te molestaba no era que se trajera al niño, sinó el tener que aguntarlo tú. Y ahora definitivamente estoy con kurtz, la culpa sigue sin ser del señor, sinó de la empresa que no habilita la guardería. ¿Quien te dice que ese señor no es un aliado de las mujeres y que su manera de presionar a la empresa es actuar de esa manera?. ¿Culparías a una mujer que se llevase al niño si su fin fuera presionar a la empresa?

Una mujer desesperada said...

uy vitru, para nada es una reivindicación, me parece que te has saltado el comentario en el que explico que este señor no trabaja en la empresa, viene porque le financiamos una actividad! no tiene nada que reivindicar, en esta empresa la gente tiene un horario cojonudo, te lo aseguro, jornada intensiva, días personales, vaya, que no tienen problemas de ese tipo. me sorprende que creas que si fuese una reivindicación yo le criticaría.

y sobre tu apreciación de que a mí me molesta porque tengo que aguantar al niño, pues no, porque yo en el trabajo trabajo, no aguanto a niños de nadie, entre otras cosas porque no tengo apenas tiempo libre.

y, desde luego, si una mujer hiciese lo mismo también me parecería mal. yo creo que los niños nunca pueden usarse como arma para reivindicar nada. me parece cruel para ellos y poco justo para los demás. a mí no me parece honesto que me chantajeen con un bebé, y es lo que hace este tipo.

de hecho, está todo el mundo escandalizado con su actuación de hoy, para que te quede claro pretendía dar una rueda de prensa con la niña en la silla a su lado. te aseguro que es algo inaudito, poco profesional y una falta de respeto para los periodistas, que al fin y al cabo van a trabajar.

Ana said...

No quiero ni imaginarme si todos los empleados de una empresa más los que vienen de uvas a peras por propio interés como este señor, fuéramos a trabajar con nuestros hijos pequeños!! Vaya cachondeo!!
En mi resi, hay días en que algunas trabajadoras que están de baja por maternidad vienen a enseñar a sus hijos. Se juntan varias y el punto de reunión suele ser justo delante de la sala donde yo trabajo. Os aseguro que me pongo de los nervios!! No hay manera de trabajar!!
Me parece una falta de consideración eso de llevar a los hijos al trabajo de forma sistemática.

Anónimo said...

Un detalle muy feo llevar a la criatura a la reunión.¡Debería estar con mamá!jeje

vitruvia said...

No te lo vas a creer, pero he venido de manero automática, pero tengo tanto sueño que me ganarías por K.O., jajajaja, así que mañana te contesto, porque no estoy del todo de acuerda.
Bicos

Eifonso Lagares said...

Aunque ya es muy tarde, de acuerdo con quienes defienden que las lugares de trabajo son para trabajar y solo para trabajar. Los hijos y demás familia en horas fuera del trabajo.
Yo en mi trabajo he llamado la atención a dos personas un hombre separado con un hijo y que me contesto que no tenía donde dejarlo y una mujer con su hijo recién y me contesto lo mismo. Os lo aseguro, es muy duro y lo pase peor que las personas a quienes les decía que no podía ser, pero como responsable y administrador de un centro de trabajo tengo que cumplir con mi obligación. Otra cosa es si la empresa o a quien corresponda debe o no ayudar en el tema guardería, en mi opinión sí, pero deben ser conquistas sociales desde ya y no esperar a tener un hijo para pedirla. Desesperada, esto es muy largo, ¿no?, procuraré ser más breve. Un saludo

marta said...

Desde luego que en la situación que describes no tiene cabida la actitud de ese señor, que parece que llevaba a su hija por capricho.
Y desde luego, en el 80% de los trabajos, no tiene sentido el llevar a los niños, ni es esa, en absoluto, la política que hay que seguir para poder conciliar vida laboral y familiar.
Quien sugiera eso, es que no entiende qué es el trabajo ni siente respeto por él, cosa habitual en este país de productividad mínima.
Y que conste que tengo una hija de 3 años.

Al said...

En mi trabajo no me situo en las Islas Malvinas, y en plena guerra, con un carrito y un bebé, pero tampoco situaria a una periodista en la misma actitud.
La primera vez que lleve a mi hijo como compañero a una inforamción tenia 15 años y vivíamos en el Chile pinochetista . Mi intencion era que fuera mi guardaespaldas, porque se trataba de algo delicado que algún dia aparecerá en mis memorias. Yo fui un inconsciente y el un valiente.
Un beso

Javier Menéndez Llamazares said...

Pues a mí me encantaría llevarme al niño a la oficina, aunque creo que se aburriría mucho, y que además en las reuniones —aunque yo ahora ya no gasto de eso, afortunadamente— sería un latazo para los demás.
Pero no creo que sea una cuestión sexista: tú misma has comprobado que ese no es el lugar para los niños, los traiga el padre o la madre.
Y también es verdad que los tíos solemos pasar bastante de estos marrones, y emplumárselo a la madre.
Pero sigo pensando que no es cuestión de sexismo, sino de organizar racionalmente el trabajo y el tiempo personal, eso que los políticos llaman "conciliación", y que de momento sólo sirve para que alguno de su casta se forre y tenga despacho, secretaria y coche oficial.
Bicos y sobaos!

vitruvia said...

Des, no creo que haya que radicalizar lo del tema niños, en este caso utilizar, aunque sea una palabra aplicable a la situacion, no tiene por qué tener una connotación vergonzosa. Me ha quedado claro que el tipo lo hace por capricho, pero dejando de centrarnos en el tipo, a mi no me parece mal que alguien presione a la empresa llevándose al niño, es una opinión personal, como tambien lo es, que no le veo la falta de respeto hacia nadie, lo de dar la rueda de prensa con un niño al lado en una sillita, pero es que yo soy un poco rarita, y lo digo absolutamente en serio. ¿En qué forma te falta al respeto? Esto es curiosidad mía.
Y me gustaría citar a Eifonso: "Otra cosa es si la empresa o a quien corresponda debe o no ayudar en el tema guardería, en mi opinión sí, pero deben ser conquistas sociales desde ya y no esperar a tener un hijo para pedirla". Debo haber entendido mal, porque creo que pìensas que los que ya tienen el hijo ya no pueden reivindicar.
Yo no abogo por encerrar a un niño 8 horas en una oficina, pero en este tema caben muchos matices, porque igual que el niño que va con su madre al médico o a hacer la declaración de la renta, tirándose horas de espera, puede ir en un momento dado a la oficina.
Y depende tambien de la edad del niño. Los niños que tiene que ir con sus padres o abuelos al barco, o al campo, por poner un ejemplo, creo que además de pasárselo bomba, estan teniendo la suerte de aprender sin necesidad de libros y aburrimiento.
Yo te puedo asegurar que mi mayor, de once años, si yo trabajara en una oficina, desearía con todas sus fuerzas acompañarme, porque su curiosidad no tiene límites, y todo lo que sea ver las cosas por si misma, y aprender oyendo conversaciones de mayores, para ella es lo mejor que hay.
Bicos

Una mujer desesperada said...

uy vitru, es que si a ti te parece normal dar una rueda de prensa con el bebé durmiendo al lado no tiene sentido seguir discutiendo este tema, entiendes? a mí me falta al respeto en el sentido de que yo estoy trabajando, y te aseguro que necesito concentrarme para no cometer errores. niños gritando alrededor no suelen ser aconsejables para esto! je je.

de todos modos, yo no intento que pienses como yo, ni mucho menos, ni creo que esté radicalizando el tema de los niños. comprendo que muchos padres veis las cosas desde otro punto de vista, porque os encantaría estar con vuestros hijos más tiempo o en situaciones diferentes... pero tenéis que intentar entender a quienes pensamos de otro modo.

en cuanto a lo que dijo eifonso, creo que lo has interpretado justo al revés. quiere decir que la conquista de derechos laborales hay que hacerla desde las mesas de negociación, no utilizando a un niño para hacerlo. y desde luego yo no interpreto que quiera decir que quienes ya tienen hijos no puedan reclamar.

lo que sí observo es que, salvo pocas excepciones, la mayoría de los que tenéis hijos sois menos críticos con este hombre que quienes no los tenemos. esto debe indicar algo.

Una mujer desesperada said...

javier, completamente de acuerdo. el matiz que yo intentaba introducir no era el sexismo, más bien al revés: que una tía deje el trabajo para llevar a un niño al médico se ve mal, no nos engañemos, mientras que si lo hace un hombre la gente sonríe condescendiente.

gracias al y marta por opinar, veo que este tema ha sido de los que más puntos de vista ha generado!

eifonso, nada de largo. tómate el espacio que necesites para opinar.

en general, creo que todos podríamos hallar un lugar de encuentro: la necesidad de guarderías en los centros de trabajo. quizá fuese esta la solución a la difícil conciliación de la vida familiar con la laboral, sobre todo, no nos engañemos, para las mujeres!

claro que hay momentos que puedes llevar a tu hijo a la ofi y no debería pasar nada. el problema que yo describo es la incapacidad de este hombre para darse cuenta de que a veces supone una molestia.

bicos a todos y gracias por este interesantísimo debate!

Viguetana said...

Está claro que no es ésta la mejor manera de reivindicar la necesidad imperiosa, que existe, de conciliar trabajo y familia. Mi primer comentario, de verdad, que iba con todo el cinismo del mundo. Un poco por eso que se ha dicho después: que cuando son los hombres los que cumplen su papel de padre, mucha gente (ojo, y empezando por muchas mujeres) lo ve como algo positivo, aunque el tipo se esté pasando tres pueblos.
Y es que Vitruvia, entiendo perfectamente lo que dices. Y es muy posible que muchos niños aprendieran mucho más estando con sus padres. Quizás incluso podría realizarse algún tipo de experiencia en ese sentido a modo de "día de puertas abiertas para nuestros hijos" en todos los puestos de trabajo una vez al año.
Pero para el resto del año laboral, estoy con Deses: en mi caso, que soy traductora, y siempre he trabajado en empresas donde el silencio es una condición sine qua non, no concibo la posibilidad de que los compañeros se llevaran a los hijos consigo. Por lo mismo que por lo que comenté de las mascotas. Los adultos estarían más pendientes de su hijo o mascota que de su trabajo. Y los demás, subiéndonos por las paredes.
Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa.
¡Toma rollo matutino!
:-P

vitruvia. said...

Des, no quiero seguir, algo me ha hecho ponerme de mal humo y me retiro para no volcarlo aquí, pero solo una cosita. Te cito: "comprendo que muchos padres veis las cosas desde otro punto de vista, porque os encantaría estar con vuestros hijos más tiempo o en situaciones diferentes..."
No me refería en absoluto a estar más tiempo con ellos.
Bicos.
Viguetana, es que hay trabajos y trabajos, de ahí que yo crea que el tema tiene matices. Hay trabajos a los que es impensable llevarlos, pongamos por ejemplo una mina, o una biblioteca de mayores.

Una mujer desesperada said...

pero cariño, no puedes ponerte de mal humor por debatir este tema! cada uno da su punto de vista y ya está, no era mi intención hacer que te sintieses mal, fíjate que la frase termina con "o en situaciones diferentes", no me refería sólo al tiempo. yo entiendo que hoy es difícil tener niños, que a veces os sentiréis saturados, pero es que a mí que una persona decida por su cuenta y riesgo que su bebé debe estar en mi oficina sin consultármelo, pues qué quieres que te diga... mi oficina está abierta al público, está el bebé y en dos minutos se llena de mujeres que vienen a verlo, y te aseguro que es muy difícil trabajar así.

pero no te pongas de mal humor, mujer.,

Viguetana said...

¡Ay, Vitru, no te mosquees, venga!
Que hay muchos mundos, como tú dices, y todos están en éste.
Bicos y ánimo.

Cambiando de tema, Deses: ¿Dónde ves tú el sol hoy? Porque el cielo en Lavadores lleva toda la mañana bien nubladito...
;-P

vitruvia said...

Des, guapa, no ha sido aquí donde me he puesto de mal humor, por eso aclaro que no quiero volcarlo aquí.
Aunque el "culpable" sea alguien cercano a ti, jajajaj.
Gracias Vigue, ya se me está quitando.
En Redondela tampoco hay sol.
Bicos

Una mujer desesperada said...

ja ja ja viguetana, está sin actualizar! de todos modos, te juro que estoy en casa y hace sol! niebla y sol! claro que no estoy en vigo, sino en el val miñor... ja ja ja

vitru, sonríe! y dime quién te pone de mal humor que lo/la caneo, ja ja ja

vitruvia said...

Pues dale una colleja de mi parte a tu brother, jajajaja, que eres la única que puedes.

Una mujer desesperada said...

ja ja ja ja se la daré! pero seguro que él me pide otra para ti, ja ja ja, mejor le mando a él un bico de tu parte y a ti otro de la suya, vale?

Viguetana said...

Ay...
No sus peleéis, no sus peleéis...

Deses: ya está, perfecto, sol y sombra. Justo lo que empieza a hacer por aquí también.
:-)

¡Besicos pa tós!

pasabaporaquí said...

Cuando alguien asume funciones que tradicionalmente desempeñaba otro grupo,puede suceder que al principio sorprenda y que no pase desapercibido.Lo digo por el comentario que se ha hecho acerca de como ven algunas personas,mujeres sobre todo,al padre cuando ejecuta tareas que hasta hace poco eran patrimonio materno.Tambien sucede al revés,pues la incorporación de la mujer a trabajos tradicionalmente ocupado por el sector masculino ha generado no pocos reportajes admirativos.Véase la incorporación de la mujer al sector de la construcción,minería,ejército...etcA los hombres no se les sonríe tampoco por desempeñar estos trabajos.
Pasadas dos o tres generaciones dejarán de sorprender ambos casos,pero si a alguien no le gusta...

Wilde said...

A ver Susana, no iba por ti, iba por todos los que viven en el país de la maravilla, según poníais en mi blog el otro día, solo dos o tres cobrais paga extra, y esperais que pongan guarderias en nuestras empresas?????? jajajajajajajajaja, esto es España, un país con dos millones de parados, si no te gusta, tienen cola infinita detrás. Además, como la gente traga con todo sin más, pues cada vez peor.

Y por otro lado, yo jamás le haría aguantar a mi niño, 8 horas metido conmigo en mi trabajo, menuda crueldad. Gracias a Dios, tengo buenos amigos y amigas y 3 hermanitos maravillosos que echarian un cable encantaos. No me creo que alguien pueda estar en esa situación, pero si lo está, que siga votando al PSOE y al PP, que seguro que ellos le arreglan el problema.

Lo dicho, algunos vivis en el País de las Maravillas, yo sé donde vivo, en un país que no va bien, aunque digan que si.

Salud y República!!!!!!!!!

Lucinda said...

¡Muy bien dicho todo, Mujer Desesperada! Hasta con estos temas hay sexismo...

Una de mis hermanas al quedarse embarazada por primera vez, la despidieron del trabajo de un periódico muy serio y muy reconocido... y mi otra hermana tiene un puesto de mucha importancia en una empresa internacional y últimamente, embarazada y todo de nuevo, no puede ver a su hija hasta las diez de la noche. ¿No es increíble?

mismilcosas said...

Proponed eso de la guarderia en la empresa.. aunq claro que no será algo facil :)

banderas said...

Ya no sé a qué o a quién contestar. Tengo dos hijos y aunque he tenido el gusto de cambiar pañales y llevárme a los peques puestos a todas partes (lo que llaman por ahí un padrazo) no los he llevado nunca al trabajo (al menos en horario de trabajo... y sí alguna tarde... como mucho tres, que recuerde, en seis años). Aunque reconozco que he tenido mucha suerte con la ayuda que me han prestado familiares para atenderlos creo que si decides tener hijos has de cargar con sus consecuencias (buenas y malas, evidentemente) así que no se las hagas pasar al resto.

Por otra parte, creo que las guarderías de empresa son una opción interesante y relativamente práctica para empresas con más de 500 empleados. De hecho en mi empresa he estado recogiendo firmas para solicitar una guardería y próximamente presentaremos la solicitud... a ver en qué queda la cosa porque el horno no está para bollos precisamente.

Para empresas de menos empleados hay guarderías privadas que se acogen a acuerdos del tipo "Cheque guardería" con empresarios y asociaciones de éstos ya que a mayor número mejor precio (cosas del mercado libre, supongo).

Eso es conciliación de vida familiar y laboral, y no llevarse el crío al currelo. Bicos.

banderas said...

Se me había colado el comentario final de Wilde... ya sé que esto es España, pero en muchas empresas ya han empezado con el tema de las guarderías (BBVA, Mercadona...) en donde hay grupos grandes de empleados, claro. En algunos ministerios hace "siglos" que existen... y la cosa va en aumento.

Sobre lo de hacer pasar a los niños 8 horas... el mío pequeño se pasa 10 (incluyendo desayuno, comida, siesta y merienda) y no está traumatizado, pero prefiero eso y que socialice con otros niños a tenerlo como una amiga de mi mujer tiene a su "nenita"... con una "chica interna" (criada a tiempo completo que vive seis días y medio con ellos en casa, supongo que por un sueldo irrisorio para las obligaciones que tiene) cuando no está mamá y además papá está de viaje de negocios. En fin... ricos.

Wilde said...

A ver Banderas, no tergiverses mis palabras plis. Yo opino en función de la entrada que leo, y queda claro que el insólito este se lleva al crío a las reuniones en la oficina, no lo deja con otros niños en una guarderia laboral. Esa es la crueldad, no soy idiota, ¿sabes? No me tomes por tal. Sin acritud, es que me revienta que me tergiversen lo que opino para amoldarlo a opiniones propias, pasa ná eh!

A ver, el tema de la entrada no es la guarderia que deberían tener todas las empresas, el tema es que ha llevao al crio a la puta oficina, joder!!! que os váis por los cerros.

¿Os parece bien llevar el crio a la oficina? Esa es la pregunta, si o no, simple. Que guarderias ni que diantres!!! ...

Grrr ...

Wilde said...

Pero como habéis sacado el tema de la Guarderias, dejó ya de paso mi opinión, hala, todos a los cerros!!!! Yo también!!!

En cuestión de guarderias, también informo al personal que hay guarderias públicas y privadas, y aunque tu empresa no la tenga, existen y son accesibles para tod@s los papas que trabajan. O sea, que no me parece lo más grave en el mundo laboral precisamente ni para tanto que una empresa no tenga guarderia, tampoco vamos a tirarnos de los pelos por ello. Tenemos gran suerte en este aspecto, ojito, no es precisamente esto lo que peor funciona en este país ...

Una mujer desesperada said...

banderas, bienvenido de nuevo! aunque creo que wilde se equivoca al creer que el sistema de guarderías español funciona bien (lo sé por mis amigas, no funciona bien y son caras, a no ser que estén subvencionadas), creo que, como dice wilde, no es lo mismo pasar 8 horas en el trabajo que en una guardería, vamos, digo yo. en cuanto a si hay que dejarlos con una persona, pues cada uno hará lo que pueda según sus circunstancias! tengo amigas que necesitan ayuda de sus madres o suegras, y creo que siempre que a ellas no les importe, no hay problema. de hecho, el problema lo veo en las madres, que viven con un sentido de culpa estas situaciones del que los hombres carecen.

en todo caso, como bien dice wilde, esta entrada no pretendía valorar si hay guarderías, sino si el hombre que describo actúa bien o no. punto. creo que la actuación de este tipo no es recomendable, por eso la conté, para que todos reflexionemos sobre el papel del hombre y la mujer!

mgqeaol said...

La que has liado eh, la que has liado, jaja. Besitos

harta said...

Pero qué sinvergüenza! Qué morro tiene, el tío. Si fuese una mujer, le retirarían la palabra, la llamarían de puta para arriba y eventualmente tendría una carta de la Dirección con amonestación incluida... Incluso la despedrirían.

Pero qué puto morro tienen los inútiles de los tíos!!!!