03 julio 2007

Recibos

Hoy he tenido que ir al banco a hacer una gestión y, como casi siempre, me he fijado en ese cartel que suele estar en el mostrador y que dice algo así como "para su comodidad, los recibos sólo podrán pagarse por caja antes de las 10.30 horas". Me repatea ese cartel. Me repatea que te digan que es por servir mejor al cliente, cuando la única realidad es que lo hacen por su comodidad, y no por la nuestra. Hace un par de meses tuve que pagar un recibo en caja, y llegué al banco a las doce, más o menos. La cajera me dijo con tremenda sonrisa: "Los recibos sólo pueden pagarse hasta las diez y media". Con una tremenda sonrisa aún mayor, le dije: "Vale, pues dame el libro de reclamaciones". Bueno, el intercambio fue más largo, pero esa fue la esencia. Por supuesto, pagué el recibo, porque digo yo qué tendrá que ver la gestión con la hora en que la hagas. Poco después pregunté a alguien que conozco que trabaja en un banco el motivo de esta norma absurda. No lo sabía exactamente, aunque aventuró que la costumbre de los jubilados de pagar los recibos por caja en vez de domiciliarlos tenía algo que ver. O sea, para evitar que molesten más tiempo del necesario, deduje. No les basta a los bancos con ser las únicas empresas que te cobran por elegirlas (¿os imagináis tener que pagar a carrefour por hacer la compra en sus hipermercados? No, ¿verdad?, pues al banco sí le pagas comisiones por escogerlo) que encima organizan nuestro tiempo como les apetece. Grrrr.

26 Comments:

Wilde said...

A mi esto de los recibos siempre me ha parecido ilegal, aunque he de reconocer que yo ya hago todo por Internet. Para pagar recibos es muy fácil, pones el código del recibo y listo. Aunque eso si, te cobran un Euro más por la gestión; lo de Internet y sus comsiones a pesar de que tu lo haces todo, es otro tema a tratar...

Lo del libro de reclamaciones es una opción que hay que empezar a utilizar, porque la reclamación va con copia a los inspectores, y al menos, damos la lata un poco. Sobre este tema he de decir que yo en el último año he estrenado dos libros de esos por primera vez en mi vida, una vez en un Hotel de Ourense y otra vez en un Restaurante de La Coruña, y no veas lo a gusto que me quede, porque es increíble como se ponen de bordes y agresivos con el tema de la reclamación, me parrrrto!!!

Salud y libros de reclamaciones!!!

Grrr

Una mujer desesperada said...

hombre, yo tengo todo domiciliado y tal, pero ese día sólo podía pagar en ventanilla, no recuerdo qué leches era! pero flipé. en cuanto pedí el libro de reclamaciones pagué el recibo, así de efectivo es, macho! yo lo he pedido ya unas cuantas veces en mi vida, la verdad.

Mariano said...

De acuerdo con Wilde. Pataleamos mucho y nos cagamos en todo lo que se menea, pero a la hora de ejercer nuestros derechos como consumidores nos da pereza empezar los trámites. Yo ya he pedido un par de veces el libro de reclamaciones y no veas lo a gusto que me quedé.
Mientras que los bancos alardeen de beneficios semestrales encadenados algo va mal para nosotros.

Estilografic.art said...

Deses: no me gusta el nuevo color de fondo de tu blog, así que vete sacándome el libro de reclamaciones.

Que no, que es broma, que ya te dije ayer que sí.

Una mujer desesperada said...

ja ja ja ja ja ja ja envíame la reclamación que No pienso atenderla, me apetecía un colorcillo veraniego y punto, ja ja ja ja

jazzman said...

Yo hace tiempo que pasé de ir a la oficina para cualquier trámite, gracias a internet, fax y telefono hago mis gestiones sin moverme del trabajo. No soporto ni las colas, ni los límites horarios.

Saludos!

Wilde said...

Si Jazzman yo también lo hago como decía antes, pero jode pagar un euro cada vez que haces una transferencia o pagas un recibo, como decía antes, que te cobren comisión en Internet es incomprensible!

Lucía said...

Yo también evito aparecer por la oficina del banco todo lo que puedo, pero a veces me resulta imposible realizarlo de otra manera y me repatea el hígado tener que ceñirme a unos horarios que no están concebidos para una empresa de servicios.

Muy bien hecho lo de pedir el libro de reclamaciones, que aprendan que no todos somos conformistas.

Kurtz said...

Qué bien viviríamos sin bancos. Sin estrés, sin que nos roben, sin horarios...

Jano said...

Kurtz, viviríamos mejor si tuviésemos mucho dinero. Verás como en lugar de ser nosotros quienes fuésemos detrás del banco, ellos estarían detrás nuestra.

wen said...

yo lo tengo todo domiciliado la verdad, pero este tipo de cosas las hacen porque la gente traga y no se queja. Yo hago como tu, me quejo, me pongo seria y se achantan. No se que me da mas rabia.
El otro día me querian cobrar un recargo porque decian que el banco rechazó una factura, y habian sido ellos los que no la habían pasado... Pues me querían cobrar el recargo!!!!!!!!! por un error suyo!!!!!!!!!! Al final no lo pagué, claro, pero si te callas y no montas el pollo te la comes.
Te felicito, es lo unico que podemos hacer, exigir y no dejarnos engañar!!

Por cierto XDD que mi novio tiene el mismo portalápices de R2 !!!!!!!!!!! nunca había visto uno igual!!!!!!!!!

banderas said...

Pues yo tengo "casi" todo domiciliado precisamente por no salir del trabajo ni andar con broncas de este estilo... y es que no trago a los bancos y cajas de ahorros... encima de que son los dueños de mi pisito (por ahora, claro).

Otra cosa que no trago es su horario maravilloso... en verano horario de verano cuatro meses. Los que trabajan de tarde un día a la semana desde mayo hasta octubre están cerrados de tarde. Además tienen la "semana grande" que dura dos semanas y nunca te dicen con antelación cuándo cae... en fin... que son peor que funcionarios. He dicho.

ekilore said...

lo del libro de reclamaciones no sé yo para que sirve...

un miembro de mi familia denunció a la empresa media markt ante el gobierno vasco porque después de adquirir un navegador defectuoso, no se hacían cargo de él.

se les pidió el libro reclamaciones y después se les denunció en el gobierno vasco. tras esto, dicho familiar tuvo que realizar numerosas llamadas a la casa oficial y enviar el navegador por su cuenta a hungría.

mientras tanto, la denuncia cursada ya se convirtió en posibilidad de ir a juicio pero después de advertir a mi familiar que esta empresa recibe más de diez denuncias diarias y que su tropa de abogados siempre ganan los pleitos.

en resumen, mi familiar ha recibido el navegador arreglado pero ha vuelto a estropearse así que le toca viaje a hungría de nuevo.

no quiero desanimarte, yo sigo animando a mi familiar a que de la brasa pero es desalentador... :(

Jovekovic said...

Nacionalización del crédito ya!!
Viva la República!!

Cripto said...

¿De qué estás desesperada? Puedes comer cada día, así que menos tonterías...

CastaDiva said...

Hace unos meses "trasladé" la cuenta de un banco de Madrid, por otra al mismo banco de la ciudad donde vivo. La persona que me atendió me pareció competente, algo que me sorprendió y tranquilizó a la vez. Me aseguró que TODO lo que me pasaran a la cuenta vieja, iría directamente a la nueva.
Escribí al director de Madrid para no dejar ningún cabo suelto y les dije a ambos: Espero un dinero del Juzgado. Tenedlo en cuenta.

Hace unos días me llama la abogada y me deja este mensaje: Has rechazado el dinero del Juzgado, ¿te has cambiado de cuenta o qué ha pasado? Tienes hasta mañana para recuperarlo. El problema es que escuché el mensaje "mañana".

Llamo al director de Madrid: No contestan (qué raro).
Llamo a la de aquí: Está de vacaciones y el que se encarga de "sus-mis" cosas contesta más o menos al teléfono: MANDE!
Llamo al móvil de la abogada: Apagado.
Llamo al despacho de la abogada: Sólo trabaja por la tarde.

Correo borde para todos: "No voy a perder ese dinero por una cuadrilla de incompetentes como vosotros!".

Al final se movieron y lo recuperé, pero ya me había hecho a la idea de perderlo, porque, ¿qué iba a hacer? ¿contratar un abogado para demandar a una entidad bancaria internacional y a otro abogado?
Estamos jodidos, con perdón.

Perdón por la extensión. Lo recuerdo y me irrito de nuevo!

Saludos.

vitruvia said...

¿Y este?, jajajajaja, Cripto, pasate por mi blog hombre, que todavía no he tenido ningun troll y me hace ilusión.
En fin, que hoy he ido a pagar un recibo de mi madre, y con la hora pegada al culo, a eso de las diez y veinticinco, jajajaja, pero una chica majísima me dijo, que a pesar del cartelito que dice lo contrario, ellos lo cobran a cualquier hora.
Oye, ¡que no siempre me iba a tocar a mi pelearme, no?

c.o;v. said...

Ekilore, me interesa mucho eso que cuentas sobre mediamarkt.

Desperate: yo hace exáctamente unas 10 horas que no piso un banco, y ha sido para sacar los eurillos para prepararnos las vacances, pero antes que eso hacía como un año poco más o menos que no lo pisaba. La otra vez también fue por lo de los eurillos de las vacances.

Osea, que lo piso poco más o menos que una vez al año. Y no me veas lo contenta que estoy de no tener que ir.

Eloísa said...

La cosa es que yo siempre pago cuando me viene en gana y nunca me han dicho que no, y mira que he leído veces ese cartelito. Eres la primera que me cuenta esto. Ay cómo me pase, la que voy a montar. ¿Qué se creen, que mucha gente puede decidir en el curro la hora a la que sale a hacer un recado al banco? Ya ves.

James Joyce said...

Te comprendo perfectamente. Hace poco me pasó algo parecido. Encima que vas a pagarles!
Es increíble que te pongan dificultades para darles dinero. Es increíble que tengan tanto morro y pretendan trabajar tan poco. Pocas horas, sentados, con el aire acondicionado, parsimoniosamente (en su doble acepción, tiempo y recursos), etc. Se toman su tiempo para salir a almorzar (haya la gente que haya en cola) y es imposible que tengan más comodidades.
Como decía Larra, en este país estamos habituados al "vuelva usted mañana".

Odio la burocracia, ir al banco, y todo lo relacionado.

Y tras esta descarga, un saludo.

Ah, y decirte que me alegro de verme en "Aquí unos amigos..."
Me ha hecho ilusión.

maumaunoexiste said...

Odio los bancos!!!!

Eifonso Lagares said...

Con la banca has tropezado, yo procuro visitar poco a los bancos, lo imprescindible,pero ellos si que me dan muchas veces la comida, a esa hora me llaman para ofrecerme tarjetas, seguros, créditos, etc., es decir más negocio para ellos. Interrumpir la comida por ellos me cabrea.
Un saludo

Viguetana said...

Pásate a ING. (Y que conste que no cobro comisiones por publicidad encubierta...)
:-P

¡HE VUELTO!
:D

Una mujer desesperada said...

vitruvia, a los trolls no les hago ni caso, es lo mejor. y menos a los que abren blogs y buscan lectores en blogs que ya tienen visitantes, como es el caso de este! ja ja ja bicos.

viguetana y algunos más: a ver, yo soy autónoma, tengo que hacer a veces gestiones en el banco quiera o no. ya tengo una cuenta en ing, pero no me sirve para determinadas cosas. no es que a mí me guste ir al banco, de hecho hago todo por internet, normalmente, pero a veces no me queda más remedio que pisar físicamente esos odiados reductos monetarios! lo que me jode es que, aunque vaya una vez cada seis meses, siempre consiguen sorprenderme con lerdadas como esta! bicos.

Viguetana said...

Yo también soy autónoma.
Y tienes razón, de vez en cuando hay que pisarlos: para pagar el IVA trimestral, por ejemplo.
En fin... Sabes que estamos contigo. Y ojalá todos reclamáramos más y mejor. Sí, señora.

:c-r-s: said...

A mi me hace gracia por ejemplo con los de Vodafone, ellos te dan un número de cuenta y ya está, vas al banco(Banco Santander)y dices

"quiero hacer un ingreso en este número de cuenta", empiezan a teclear y cuando les aparece en pantalla de quien es te dicen "pero esto es Vodafone"

- si, claro
- no, pero el pago de recibos es los miercoles y jueves de la segunda y tercera semana del mes hasta las 10'30
- ya pero yo no quiero pagar ningún recibo, quiero hacerles un ingreso

Solo en uno me lo hicieron, luego probé con otros dos mas y nada de nada, me costó discusión y al final nada.

Si en vez de Vodafone se llama Pepito Martínez entonces si que no tienen problema.