06 noviembre 2007

Mi primo

Hoy me he puesto a pensar en la última vez que llovió. Fue en pleno verano, pero no recuerdo la lluvia. Hace más de dos meses que no cae una gota. En Galicia. Claro que para que esto salga en los telediarios tendremos que matar a alguien, ya se sabe que sólo la Galicia profunda tiene tirón mediático. En los dos últimos meses sólo ha llovido en el norte de Galicia, y entre 30 y 50 litros por metro cuadrado. Comparados con los 600 de la Comunidad Valenciana resultan ridículos.

Hoy volvemos a tener un cielo radiante y temperaturas de más de 20 grados. El otoño ideal para mí. Sin embargo, no deja de resultar inquietante. Al menos durante dos semanas seguiremos sin lluvias. Y aunque la creencia popular es que en Galicia siempre llueve, en Vigo, al menos, solíamos tener veranos radiantes, otoños lluviosos, inviernos suaves y húmeros y primaveras inestables. Ahora los embalses están a cero, el sol calienta en otoño y los abrigos permanecen en el armario en pleno noviembre. Tengo un primo que dice que esto es raro.

19 Comments:

Blasfuemia said...

yo tengo un primo asturiano que dice que por allí está raro también, en verano otoñeando y en otoño primavereando. No le salen las cuentas tampoco.

Viguetana said...

Pues a mí me da la impresión que se ha desplazado todo p'allá. O sea, que el verano empieza tarde (de hecho, hizo fresco hasta mediados de agosto) y por eso el otoño se retrasa.

¿No?

Yo es que tengo a los primos muy lejos y hace años que no hablo con ellos. Se nota, ¿eh?
:-P

KomoUnIsmo said...

Mi primo dice que tu primo tiene razón... pero que desde su origen la tierra tiene cambios climáticos que crean y destruyen ecosistemas enteros... cada día estamos más próximos a la extinción...

Mi primo dice que no entiende por qué tanta sorpresa ante algo tan evidente.

Lucía said...

Es que lo de las estaciones pasó a la historia, ahora vivimos en un clima único y cambiante, igual llueve que hace sol cualquier día del año.

Pero no nos preocupemos mientras haya primos tan sabios ...

Desesperada said...

la prima de mi primo, o sea, yo, cree que aunque el primo de komo tiene algo de razón, lo cierto es que todos los cambios climáticos anteriores fueron muchíiiisimo más lentos y desde luego provocados por el propio planeta, no por sus moradores, así que, si en nuestra mano está hacer algo, pues hagámoslo, no?

bicos a todos....

pablo gonzalez said...

Deses,

El año que aprobé selectividad había gente en Samil el día de Navidad. Claro que ese año las temperaturas fueron de las más altas también en verano. Basta con ver los escuálidos árboles de Vigo para darse cuenta de que tanto florecer y deshojarse, mes tras mes, irregularmente, no es lo normal. A ver lo que dura.

trupitomanias said...

mientras queden primos, no habrá problemas.....

La interrogación said...

Mi primo dice que nos vamos a cagar por las patillas.
A mi esto de que no haya lluvia en ningún lado me está empezando a fastidiar bastante. No es más que un caldo de cultivo de dichosos virus que se empeñan en visitarme de vez en cuando.

Besos

Kurtz said...

Aquí en la Comunidad Valenciana hemos registrado el año más lluvioso de la Historia (y aún no ha terminado). El mes de octubre ha sido el más lluvioso. Y ahora, aunque no llega a hacer calor, tampoco hace el fresco que sería lógico incluso aquí en esta época.
Bicos.

Escriptorum54 said...

Aún hay más: en el interior de la provincia de València, esa que no sale nunca en los mapas de Canal 9, ya han llegado a bajo cero.
Yo no tengo primos sabudos pero tengo un cuñado que dice que todo esto son tonterías.

¡cuññaaaooooo!

Eifonso Lagares said...

Dato empírico y no de un primo: la última vez que llovió, (de llover= caer agua de las nubes)en Vigo fue el festivo 15 de agosto y tengo fotos de las playas desiertas. Desde ese día unas cuatro gotas más y para.
En un congreso de primos la conclusión sería, aquí pasa algo, pero...

Que llueva y a cántaros, pero a modiño, que ya es muy necesario.

Tengo morriña de lluvia.

Bicos

leo said...

Y tanto que es inquietante. En Madrid tampoco ha llovido apenas aunque creo que más que en Galicia.
Sí, está siendo un otoño de regalo, pero ¿podremos ducharnos en verano?

banderas said...

Yo últimamente cada vez que entro en el blog de Raquel y veo el hermoso otoño del sitio donde vive (en USA) me entra una "morriña" de no te menees... y no por ir a los USA, sino por ver un otoño de verdad, de los de toda la vida, vamos.

Esto está empezando a salirse de madre... digo yo. Bufff!!! Odio este tiempo... ¿cómo era aquello?

Miña terra galega, donde el cielo es siempre gris (...) donde la lluvia es arte y Dios se echó a descansar...

Sniff!! Sniff!!

Rosa Ribas said...

Aquí en Alemania tenemos un noviembre que cais parece normal: el cielo está gris, llueve y parece que pronto va a nevar. Ojalá sea así. En el 2006 apenas cayó nieve y, aunque algunos se alegraban de las temperaturas suaves, era inquietante. Sin nieve el invierno no es invierno. Y ne primavera falta agua porque no hay deshielo. Así que miro al cielo (porque no tengo aquí ningún primo que se pueda hacer cargo de eso por mí) y espero que lleguen pronto las primeras nevadas.

Jano said...

Tu primo no será Mario Picazo, no?? :P

cov said...

Pues mira por donde, me ha encantado este post: corto y contundente.

Enhorabuena.

Sergio G. Rabadá said...

Anda por ahí una teoría que se opone al calentamiento global de una forma muy extraña, se basa en el hecho de que el intervalo de temperaturas durante los días posteriores al 11-S se había hecho más pequeño, si mal no recuerdo, dado que la prohibición de volar hizo que los cielos estuviesen más limpios sobre NY. Los que mantienen esta teoría sostienen que cambiará la forma en la que llueve, es decir, seguirá lloviendo de arriba hacia abajo como siempre, pero las lluvias serán más torrenciales y con gotas de mayor tamaño, lo que implicará el desbordamiento de los pequeños sistemas fluviales, etc., etc., etc... (aquí correspondería poner otra serie de catástroficas desdichas humanas pero prefiero obviarlas) Es decir que parecería ser que de una u otra forma la vamos a palmar.

Pero lo que es cierto es que el clima está cambiando, que las cosas ya no son como eran y que las ciudades se inundan porque se mojan mucho.

Y esto no me lo dijo mi primo ¿eh? lo averigué yo solito.

Un abrazo.

Meri said...

Pero raro raro raro...

Yo por mi encantada que con el frio, y la humedad lo paso mal que soy muy friolera..jeje!

A la gente le dicen en los telediarios que las temperaturas van a aumentar 2º en la próxima década a causa del cambio climático y piensan baa, pues dos meses mas sin usar abrigos. No se les ocurre pensar que las consecuencias pueden ser debastadoras..

Que coño le estamos haciendo al pleneta??

Meri said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.