03 noviembre 2007

Abismo

Mujeres afganas, fotografía Premio Ortega y Gasset- Santiago Lyon

Miro esta foto y siento tristeza. Miro esta foto y no veo nada más que un abismo. El de la mirada escondida de esas mujeres. Una mirada escamoteada, perdida, prohibida. Agazapada detrás de un burka creado para demostrar que tener coño es un delito. Porque tener sexo, femenino, es una maldición en algunos lugares del mundo, en el resto es simplemente mala suerte. ¿Por qué tanto empeño en mancillar lo hermoso que es nacer mujer? ¿En aras de qué testosterona mal repartida se toman decisiones como encarcelar un rostro?

22 Comments:

Toni said...

Es horrible tener que vivir tras un burka, donde apenas te llegan los olores de la calle, donde apenas te da una brisa de aire, donde apenas puedes ver más allá de esos cuadraditos diminutos.
Soy incapaz de ponerme en la piel de esas pobres mujeres, pero por un segundo lo intento y es un segundo de honda tristeza..

Un (triste) beso.

Lucinda said...

Siempre me parecerá un atentado contra la mujer, su imagen, y sus derechos... pero también es cierto que muchas buscan amparo y facilidades dentro del infierno al ponerse ese burka: es una imposición, pero al mismo tiempo muchas lo eligen porque lo único que han aprendido desde niñas es a sentirse sometidas.

Una pena, y un atraso cultural.

Sentirse culpable o amenazada por nacer mujer es una pesadilla...

banderas said...

¿Egoísmo? ¿machismo? ¿celos? ¿represión? ¿atraso? ¿ignorancia? ¿incultura? ¿incivilización? ¿violencia?... no sé qué calificativo se ajusta más... a lo peor valen todos y algunos más. No creo que exista ninguna razón válida para poder infligir semejante pena-condena-castigo a otro ser humano. Sólo desde la ceguera del fanatismo moral o religioso se pueden hacer cosas así. Lo peor de todo es que no sé si desde la libertad podemos obligar a eliminar este artilugio. Si por un lado respetamos la diversidad ideológica y cultural ¿cómo podemos impedirla?. ¿Dónde está el límite entre religión/cultura y fanatismo/opresión? No me veo armado moral ni éticamente para impedir lo que en mi opinión es inhumano. ¿Dónde están los límites? ¿Quién tiene razón si no existen las verdades absolutas? Ya sé. No ayudo nada. A lo peor es que tengo el día relativazador.

Bicos ;-)

H de Lemos said...

Con lo que me gustan las chicas....como para que esten ahi...todas tapadas...no mola nada

Kurtz said...

Yo tampoco entiendo el por qué de esta discriminación tan salvaje contra la mujer.
Bicos.

Blasfuemia said...

Lo que yo me pregunto es: si estas mujeres pudieran quitarse el burka ¿cuántas lo harían?. La respuesta es lo que me da escalofríos.

Exiliado said...

Hay tres razones terribles por sí solas y peores unidas: ignorancia, religión y dinero.

Sergio G. Rabadá said...

Les recomiendo leer el libro de Bárbara Wood "Las vírgenes del paraíso". Si bien es un típico best-seller (¿O era Peter Sellers?)no deja de decir cosas muy interesantes.

Un abrazo.

Isaias said...

Es curioso como este aspecto de la cultura es de vital importancia para muchas mujeres. Lo que en nuestro mundillo occidental esta mal, allí se utiliza para prteger, dado que el objetivo del burka es proteger lo más preciado de la mujer: su rostro, eso sí, sin renunciar a la inferioridad claro.
En Londres, un amigo me contaba que una chica con burka se negaba a las autoridades portuarias mostrar su rostro delante de la gente para cotejar el pasaporte y exigía un trato mucho más íntimo. Ante la insistencia d ela chica, no tuvieron más remedio que llevarla dos agentes femeninas a una sala privada dónde comprobaron si su rostro coincidia con el pasaporte.

No olvidemos que para lo que unos es atroz, para otros es un rasgo más de la vida. Por ejemplo, ir desnudos por la calle es deperertidos no?

Zeltia said...

Si no te parece demasiado superficial, puedes participar en el meme de las 8 cosas. En tu mano está hablar de abismos o de laca de uñas.
Aprovecho para decirte que, aunque sea desconocida para tí, yo paso algunos ratos en tu compañía.

http://zeltia.zoomblog.com/archivo/2007/11/05/el-meme-de-las-8-cosas.html

Ana said...

En una ocasión me puse un burka: es terrorífica la sensación de claustrofobia que produce, de incomunicación, de aislamiento. Fue en una conferencia que nos dió en la facultad de trabajo social una periodista que estuvo en Afganistán y escribió un libro, que ahora no recuerdo cómo se llama. La periodista es Ana Tortajada. Nos contó que Afganistán es un país donde las mujeres habían conseguido un grado de cultura y libertad superior a la mayoría de países islamistas: la mayoría de ellas trabajaba y tenía carrera universitaria: un auténtico peligro cultural y políticamente, por lo que los talibanes, al asumir el poder, las obligaron a llevar el burka y a quedarse en casa, a expensas de un hombre de la familia, sin la compañía del cual no pueden ni salir a comprar. Las que no tienen hombre en casa... imagina...hasta pueden llegar a morirse de hambre por no poder salir bajo ningún pretexto.Ellas son la fuerza del país y muchas están trabajando en la clandestinidad por la libertad, a riesgo de su vida.
Feliz semana Des.

GLORA said...

(¡Me quedo aquí, frente a la pantalla, moviendo la cabeza de izquierda a derecha, y de derecha a izquierda, sin palabras!)
Un abrazo!

Viguetana said...

Para mí, esto es consecuencia del miedo de los hombres a perder su primacía en la sociedad. Ni más, ni menos.

Zeltia said...

No quería entrar en este tema, porque en la mayoría de los casos, opinamos sin conocimiento de su cultura. Creo que cualquier mujer que vea a otra enclaustrada bajo esas celosías de tela siente escalofríos. Pero sin entrar a analizar el por qué, simplemente tomando como base la aceptación social por parte de esas mujeres, traslado la mirada a nuestros burkas particulares: nos subimos en tacones de 20 cm., nos operamos las tetas, la nariz y lo que haga falta poniendo en peligro nuestra vida, cada temporada nos esclavizamos comprando ropa para ir a la última, tintes de pelo, cremas, gimnasios, dietas escandalosas... todos se resumen en un burka mediático que nos tiene atrapadas.
Y no hablemos de los que llevan, o llevamos un burka en el alma.

Desesperada said...

huy, zeltia, en este caso no puedo darte la razón, lo siento. no me parece comparable. tú o yo podemos bajarnos de los tacones cuando nos dé la gana, estas mujeres no pueden dejar a un lado su burka, con lo cual cualquier comparación es odiosa. el hecho de penar a un ser humano por nacer mujer, considerarlo pecaminoso o incitador del pecado por el mero hecho de su sexo es la diferencia. en el mundo occidental también, sucede, cierto, pero las mujeres podemos defendernos. ahí, lamentablemente, no. de hecho, como apuntaba alguien por arriba, lo triste es que seguramente, si se les diese la oportunidad, ellas no querrían quitarse el burka. bicos.

ekilore said...

No sé por qué, hoy esperaba una entrada sobre el recibimiento por parte de ceutís y melillenses a los reyes. Me ha dado vergüenza ajena ver tanta banderita en honor a esta institución tan obsoleta.

Respecto al tema de la agresión, creo que difundir ese video por televisión es como dar una llamada de atención a padres y a aquellos que estén pensando en serlo.

ekilore said...

Perdón, me he liado con las entradas. Copio en el otro post.

Saudade said...

Hola, me ha conmovido el tema, es delicado. Precisamente por eso comentar algo al respecto es a su vez complejo y debe conocerse muy bien la cultura del país. Cada país tiene su lucha, y debe avanzar en medida del esfuerzo que sus habitantes van realizando por acceder a los estudios y la integración de las mujeres como pieza fundamental en la sociedad.
Las culturas y tradiciones son complejas, cada país tiene las suyas y sólo desde el interior puede surgir la liberación. No es tan solo una cuestión de entrepierna, que también, es algo Cultural que todavía es peor. Todavía aquí tenemos grandes brotes machistas, y nos consideramos una sociedad avanzada; y tan solo es una cuestión CULTURAL. No creo que ser mujer sea delito ni sea una condena, sin ellas no podríamos estar hablando ni el mundo sería mundo. Es simplemente que la historia del mundo comenzó por el final, y está llegando a su inicio. Sería bueno que los hombres no olvidaran que: "Todo machista tiene como Madre a una Mujer" Un saludo.

zanzara said...

Yo creo firmemente en la libertad individual, y partiendo de eso me parece que lo más justo sería que dejaran decidir a estas mujeres si lo quieren llevar o no, si decidiesen que sí, por mal o raro, o lo que sea, que nos pudiera parecer, sería su desición tomada libremente. EL problema es que no tienen esa libertad, que hoy en día siguen siendo absolutamente infravaloradas para todo y a eso sí que no hay derecho.

Mil besos!

Chousa da Alcandra said...

La gilipollez no es patrimonio exclusivo de nadie: Los hay por doquier. Para muestra el botón que has tocado.
No obstante me vas a permitir la licencia de discrepar contigo en lo que dices de la "mala suerte de ser mujer en el resto del mundo".
Me acerco al planteamiento de Zeltia en el sentido de que existen muchos tipos de burkas.

Me felicito por haber encontrado tu blog. Un bico

Alicia said...

Querida desesperada,
leyéndote (vengo de migramundo)me he acordado de la fantástica película: A las 5 de la tarde, totalmente recomendable. Habla de la situación tan penosa de éstas mujeres tras el burka.
Y hoy mismo he leído una noticia que me ha dejado pasmada: los fundamentalistas amenazan a ginecólogos hombres en Iraq.
Y aunque en Iraq no llevan burka, llevan burka muchos y muchas en el cerebro. Es parte de una limpieza cerebral a todo lo que huela libertad de mujer.
Estas sociedades están condenandas al fracaso y esto lo saben los gobernantes de Irán, país muy bien explicado en Persépolis, película recién estrenada, que conociendo la decadencia de estas sociedades patriarcales, han prohibido salir a las iraníes con tacones y maquillaje.
Es una tristeza enorme...como triste es además la presión mediática en nuestro mundo occidental hacia la mujer:no tener arrugas, no pesar tantos kilos y ser inteligentes, madres y no se que mierdas más., con perdón de esta expresión.
Queda mucho por que pelear, mucho.
Saludos desde Lápices para la paz.

[La Otra Agenda] said...

Llego tarde a este post, llevo una temporada bastante 'out' y se me acumulan las cosas. Pero no quería dejar de felicitarte. La foto es buenísima, merecido premio, pero me gusta tu comentario. Un pie de foto breve pero intenso :)
Un gusto leerte,
David