24 noviembre 2007

Caprichos

Cuando era adolescente, yo siempre llegaba tarde a casa. Con los estrictos horarios que imponían mis padres, estar a la hora exacta era para mí tarea imposible. Así que de camino inventaba las más inverosímiles historias para justificar mi retraso. Pero nunca llegué al extremo de esta niña de 15 años, que se inventó una violación para evitarse la bronca por llegar tarde a casa. Después le dio miedo retractarse y siguió adelante con la denuncia contra dos chicos de 15 y 16 años. El juzgado de menores de Sevilla los ha absuelto. Una de dos, o los padres de esta adolescente son unos maltratadores impenitentes o ella es una imbécil. Me inclino más por la segunda versión.

10 Comments:

Kurtz said...

Yo aún recuerdo aquel tipo (no sé si era juez o abogado) que se inventó que lo había secuestrado ETA. O recientemente un taxista que también se inventó que lo secuestraron.
Hay gente tarada.
bicos.

Exiliado said...

Si se trata de la segunda opción - por la que yo también me inclino- convendría que a esta muchachita se la llevara a hablar con víctimas de violaciones, a ver si se le quitaban las ganas de hacer la subnormal. Y, de paso, que se le caiga la cara de vergüenza, por haber utilizado este tema, para tapar sus historias de niñata malcriada.

Desesperada said...

completamente de acuerdo, aunque no sé si en este caso serviría de algo. con 15 años yo ya sabía con qué cosas no se jugaba.

Casshern25 said...

Yo voto porque esta imbécil y además la bromita le saldrá cara... o por lo menos eso deseo.

Javier Menéndez Llamazares said...

Los que seguro que no tienen dudas son los guajes que se pasaron por su culpa dos meses en el reformatorio.
Seguro que, si les preguntan, dirán que imbécil no, que más bien es una hija de...

Lucía said...

Madre mía ...

Espero que las consecuencias de su acción le hagan aprender la lección.

Guillermo Pardo said...

Yo, en tu lugar, no descartaría totalmente la primera porque de no ser sus padres como son (como la niña cree que son) ella no habría actuado de esa forma. Saludos.

Maria said...

Estoy de acuerdo con Guillermo Pardo. Es muy difícil ser adolescente. Se hacen y dicen muchas tonterías porque a esa edad es frecuente que no se evaluen las consecuencias. Me da muchísima pena de los dos chavales. ¿Cómo les habrá afectado a ellos toda la historia?

zanzara said...

Esto ha pasado en serio??? Pero es que nos estamos volviendo locos y estúpidos sin remedio???

Me has dejado sin palabras, pobres chicos, tener que pasar por un juicio acusaddos de violación por una loca de remate... qué cinismo!

Besos!!

Frozen said...

Conozco un caso parecido por aquí, la muchacha en cuestión se acostó con un amigo suyo, y como no quería que se supiera nada no se les ocurrio otra cosa mejor que decir que él la habia violado. Un plan inteligentísimo.

Lo mejor de todo es que el chaval era otro complice más de la farsa.

¿Se está menospreciando la barbarie que supone una violacion en la sociedad actual?