11 noviembre 2007

Adiós, Mailer

Hoy ha muerto uno de los grandes. Norman Mailer. Si se tratase de un tipo normal, su necrológica diría: "Deja seis esposas y nueve hijos". Sería lo más llamativo de su vida. Pero como no era un tipo normal, además de esposas e hijos deja, entre otras novelas, la maravillosa Los desnudos y los muertos. Es curioso. Estoy leyendo Las benévolas, de Jonathan Littell, que habla de la misma guerra aunque desde un punto de vista radicalmente distinto, y me sorprendí pensando que, de algún modo inconexo, ambas narraciones se parecen. Es en el modo descarnado, mecánico, casi superficial, con que nos muestran el horror cotidiano de la II Guerra Mundial. Mailer fue uno de los maestros de ese estilo narrativo llamado nuevo periodismo. Hubiese bastado con su primera novela, Los desnudos y los muertos, para haber sido grande. Pero escribió muchas más. Nunca le dieron el Nobel. Hasta para eso era demasiado políticamente incorrecto.

6 Comments:

cov said...

Incorrecto, metálico...

Era un genial retratador de una realidad que nadie quería ver.

Blasfuemia said...

Uno más que se va sin recibir un Nobel que merecía más que otros. Qué cosas.

Viguetana said...

Pues confieso que no he leído nada suyo.
Habrá que añadirlo a la lista de "Deberes".

ekilore said...

En esas listas de premiados siempre hay grandes ausencias. Lo importante es su legado, que la gente sigue descubriendo con el pasar de los años. Precisamente, es ese correr del tiempo el que pone a cada uno en su lugar.

Exiliado said...

Uno de los más grandes escritores que han existido. Además de ser un tío con una vida digno de varias novelas, cómo poco.
He sentido mucho su muerte, pese a "aficiones" como pegar, apuñalar, cazar, jugar. Quizás no debería albergar sentimientos de este tipo, pero no puedo evitarlo.

Desesperada said...

k razón tienes, jove... aunque el incidente con su mujer nunca llegó a aclararse de todo, no? je je