22 octubre 2007

Lectura obligada

Esto es la SGAE, según Público.

16 Comments:

juan rafael said...

Todo es dinero al fin y al cabo. Me ha chocado también lo de Antonio Banderas ¿y para qué vende parte si hay tanto que ganar? puede ser porque ya le sobra ¿no? Para estar en la SGAE hay que ser muy codicioso, aunque sea en nombre de la cultura.

Kurtz said...

Hoy precisamente he comprado el periódico sólo por leer el artículo. Muy interesante.

Jano said...

Hay mucho rico que alimentar.

Estilografic.art said...

Parece que Público se va entonando poco a poco.

Lucinda said...

La pregunta es cómo pararlos, porque ladrones ya sabemos que lo son...

elprinciperana said...

Alguien lo dudaba? Les afecta el intercambio de archivos?...con tanta pasta va a ser que no...
Lo de Banderas era otra cosa, no se por qué lo mezclan en el artículo. Lo suyo era más un sueño artístico que económico.
¿Dónde está Wilde?

Marcos said...

Me extraña que nos sorprendamos. Al fin y al cabo todo gira entorno a la pasta.

¿Como si no podría llevar nuestro amigo Eduardo (como es tan guay lo llaman Teddy) llevar un ritmo de vida tan holgado?

Un beso

Desesperada said...

príncipe, wilde decidió dejar la blogosfera en verano, le daré recuerdos de tu parte, ¿vale?

me gusta la pregunta de lucinda: qué hacemos? mientras el gobierno de turno no los frene, me parece que poco, pero, ¿a alguien se le ocurre algo?

La interrogación said...

Sorprendida y hasta un poco cabreada me hayo. Son como los reyes feudales de la Edad Media. Así que es hora de que el pueblo se levante.

Nina said...

Lo veo más o menos como cuando empezó la especulación inmobiliaria, nadie decía nada. Un poquito de aquí, un poquito de allí, hasta que a todo el mundo se le ha ido el tema de las manos. Éstos, en pro de defender los derechos de los otros, se están lucrando también haciendo lo mismo, y nosotros que se supone que tenemos qué hacer, ¿seguir pagándole una casa en Miami a la próxima generación de OT?. Desde luego no se me ocurre nada que hacer, salvo protestar, protestar, y seguir protestando, porque no tengo muy claro que nadie nos vaya a defender mientras estemos callados. Como decía mi abuela, el que no llora, no mama.

Sergio G. Rabadá said...

Los derechos de autor defendidos por la SGAE y todo ese tipo de derechos ad eternum que poseen ciertas cosas entre las que podemos citar las patentes de los medicamentos y el famoso copyright de los programas de computación son irrazonables. Que se hayan impuesto se debe a la continua presión de las sociedades que manejan estos derechos, una legislación favorable a proteger a la gran empresa ante que a los ciudadanos y la ambición de siempre.

Me pregunto ¿Porqué a todo el mundo le parece natural que un cantante cobre derechos de autor cada vez que su canción sea reproducida aún en una fiesta organizada por quien compró el cd y a nadie le parecería natural que el arquitecto que firmó los planos del edificio en que vivimos cobre derechos cuando vendamos el piso obteniendo un lucro? Después de todo el arquitecto también puso, en los planos, trabajo, ingenio, inventiva, creatividad (y cada vez más, porque hacer pisos de 40m2 habitables es cosa e'genios).

¿Porqué a las empresas automotrices no les molesta que yo le preste el auto a un amigo pero a las empresas discográficas si? (Recordar el programita inventado por Sony y generalmente incluidos en los cd que evitan que se reproduzcan en un númer ilimitado de artefactos)

¿No deberían pagar derechos a las emprezas automotrices quienes conducen taxis por utilizar para ganar dinero los productos que ellos han fabricado?

No es que suene propio de un gilipollas, es que lo es. Veamos, yo compro un cd de alguien y un amigo me lo pide para copiarlo ¿no es mi cd? ¿no soy propietario de ese cd y de la música que contiene? ¿o es que solo soy propietario del cd y el músico sigue siendo propietario de la música? ¿entonces me venden solo el soporte y por ese soporte me cobran 20 euros cuando con 11 me compro una caja de 50?

Yo escribo poemas, y siempre he dicho que jamás me ha molestado que alguien copie y exhiba mis poemas siempre y cuando me cite como autor, porque eso es lo que protegían, originalmente, este tipo de sociedades, protegian el derecho del autor a estar indisolublemente asociado con su obra cosa de que nadie pueda interpretar una canción de Bob Dylan y decir "la hice yo". Es decir que si un interprete incluía en un cd una canción de alguien estaba obligado a citarlo como autor.

Hoy, sin embargo, nos están cobrando derechos por escuchar las canciones no solo quienes las escribieron, sino también quienes la interpretan, y a mí eso siempre me ha parecido injusto, no puedo decir ilegal ya que la ley los protege.

Algún día el estado recordará que ha de cumplir una misión que es la de proteger los derechos de todos, sin favorecer a nadie, no como hoy que o por demagogia o por ceder a la presión económica legisla de manera absolutamente parcial y mirando bajo la venda.

Un abrazo.

Eifonso Lagares said...

SGAE = LADRONES

Besos mil

tootels said...

como tengamos que pagar por cada palabra que hablemos de la sgae flipamos!! serán capaces estos hijos de su mala madre sin ánimo de lucro?

Lucía said...

Yo ahora mismo estoy dandole vueltas a como puedo evitar pagarles el canon de la música de la boda, que ya me han avisado que son 150 euros suene la música que suene, eso les da igual.

Panda de chorizos.

Casshern25 said...

nada nuevo bajo el sol.

Lo malo es que la idea de la SGAE, como idea inicial es buena, defender a los artistas. Ahora bien, se ha convertido en una mafia muy grande.

James Joyce said...

A Dios rogando y con el mazo dando...