01 octubre 2007

Fuenteovejuna

Foto: M. Moralejo (La Voz de Galicia)

A veces me siento orgullosa de pertenecer a la especie humana. Son pocas veces, es cierto, pero haberlas haylas. Y hoy es uno de esos días. Ya os he contado que en Vigo hay unas dos mil edificaciones ilegales, muchas pendientes de derribo. Entre ellas, la sede del Club Financiero Vigo, el Centro Comercial Gran Vía (el mayor de Galicia) y, oh cielos, la casa particular de un vecino del barrio de Sampaio. Pues resulta que de todas ellas la única que se ha decidido ejecutar es ésta, la de la casa de la familia Dasilva. El tremendo delito, un muro ilícito. No intento defender la ilegalidad, pero frente a las no sé cuántas alturas que ilegalizan las torres del Club Financiero o el edificio entero de aparthoteles de la Playa de Samil, ¿es justo que una casa que el futuro Plan General de Ordenación Urbanística legalizará se derribe la primera? Pues como yo parecen pensar los 300 vecinos que han impedido hoy el derribo. Los operarios encargados de la demolición se presentaron a las once de la mañana para llevarla a cabo, pero, al grito de ¡DERRIBO, NO!, los 300 vecinos lo impidieron. Quizá los operarios vuelvan mañana y no haya nadie. Pero, hoy, la solidaridad ha funcionado.

23 Comments:

Lucinda said...

Sí que es para sentirse orgullosa, Desesperada.

Cuando la gente se une para lograr algo justo es un momento increíble. Devuelven puntos a los que se habían restado en el apartado "fe en la Humanidad".

Estilografic.art said...

Es cierto, a veces descubrimos, con sorpresa, que no estamos tan solos. Lo malo es que sólo es a veces.

Mariano said...

Bueno, al menos por unos instantes tenemos aire fresco para respirar.
La política de hechos consumandos de los especuladores que edifican sin permiso debe de acabar. Y si hay que tirar un edificio entero pues se tira. Que luego resulta muy sencillo derribar al más débil.
Besitos/azos.

Blasfuemia said...

Hay esperanzas, entonces, para la especie humana?

El problema suele ser que la solidaridad nos dura apenas un ratito, y si no tenemos otra cosa que hacer.

Paco Melero said...

Son unos sinvergüenzas. Sólo tienen narices para derribar el que menos daño hace, mientras que las torres seguirán de pie y el centro comercial del Náutico se abrirá puntualmente cerrando definitivamente Vigo al mar.

Desesperada said...

es cierto. son unos sinvergüenzas. a ver si la solidaridad dura algo más que un ratito (uy, ya ha vuelto mi cinismo, no por dios.....)

Un galego emigrado said...

Lo que te comentaba ayer, el modelo constitucional del 78 hace aguas por todas partes. Para muestra este botón que nos pones que resume muchos de los males: corrupción política, (in)dependencia del poder judicial, (in)cumplimiento de sentencias judiciales según a quien le afecte.
El principio de igualdad funciona a veces, aún no he visto a los "constitucionalistas" apoyar a esta familia por este atentado a sus derechos constitucionales, lo mismo es porque no tenían una bandera rojigualda en el tejado.
Como tú dices, el delito de esta familia fue levantar un muro, si hubiese levantado un centro comercial, una torre o una urbanización entera seguro que no se lo tiraban.

Kurtz said...

Cuánto tenemos que aprender en Valencia y en la costa valenciana.

Desesperada said...

exacto. el centro comercial sigue en pie, y seguirá. el nuevo de A Laxe tapa las vistas a la ría, pero da lo mismo. pero a esta familia le tirarán la casa.

winfried said...

Desee,

No hay un lugar donde uno pueda mandar un email a quejarse de este asunto.

Si lo pones el link en tu blog, entonces todos nosotros, hasta yo por estos lares, podemos inundar con emails de protesta a estos descarados!

Una forma de solidaridad mediatica. La proxima vez la pensaran dos veces antes de hacer estupideces.

Desesperada said...

no hay modo de protestar así, winfried, porque es una sentencia judicial, pero gracias por preocuparte!

La interrogación said...

Qué majos, qué solidarios. Me alegro de que ocurran esas cosas.

[La otra agenda] said...

El mundo gira gracias a acontecimientos como estos. Los hay a puñados, todos los días, en todas partes. Desgraciadamente, casi nunca son noticia.
Al menos... así es como quiero pensarlo :)
Gracias Desesperada por descubrirnos la noticia. Muy esperanzadora.

David

Rosa Ribas said...

Quién sabe, quizás la movilización de los vecinos consiga paralizar esta medida absurda. No sería la primera vez, aunque estos casos sean raros. Justamente vi ayer en un reportaje que la presión de los ciudadanos consiguió hace ya un tiempo que en Hamburgo algunos edificios históricos -de los que ahora la ciudad se enorgullece- no fueran derribados.
A veces estas cosas pasan y una se reconcilia con sus congéneres.

cayko said...

Convocatoria para el concurso de elección a la La Loba de la noche Viguesa 2007. Los requisitos son pocos: "ser chica, tener entre 14 y 26 años y emborracharse los fines de semana". Las interesadas deberán enviar sus fotos al mail martingarciaiglesias@hotmail.com En la web indican como aclaración qie deben abstenerse engendros del barrio de Teis. Más información en http://pubelpunto.blogspot.com

Eifonso Lagares said...

Hoy he posteado sobre este tema. Injusto que tengamos sentencias de años que piden derribos de edificios enteros, y no se ejecutan, y a un vecino se dan prisa para derribar su casa.

Besos

banderas said...

De sentencias judiciales injustas está el mundo lleno... lo malo es que luego hay que cumplirlas (aunque sean injustas). JO...R!!! Esto no es justo, pero es legal ¿no?. ¡¡Pues vaya mierda!!

Estoy hasta las narices de los señores jueces que van de dioses y hacen ejecutar sentencias contra hormigas pero no contra elefantes... claro... así hasta yo soy un chulito y un engreido justiciero. No sigo que me enervo.

Bicos.

Apostillas literarias said...

Parece ser que en las desgracias los seres humanos nos unimos, pero nada más. Y en ocasiones solo por un poco de tiempo. No se si así sea la condición humana.

Lucía said...

Es verdad que es en estos escasos momentos cuando disfrutamos el pertenecer a esta especie, aunque es evidente que al final derribaran esta casa, eso seguro ...

c.o.v. said...

Esta noticia, Desperate, me ENCANTA.

Saludos!

Jovekovic said...

Ya sé qué siempre digo lo mismo, pero es que me sale del alma, en estas situaciones: ¡Viva la República!

fernando said...

Me extraña y maravilla para bien esta movilización vecinal. Normalmente, la gente suele pasar de los problemas de los otros.

un beso

Viguetana said...

Me alegro por la familia afectada. Al menos no están solos.