30 octubre 2007

Andrea Cabel existe

Ayer, 29 de octubre, me enfundé el primer abrigo del otoño. El sol es tan constante que parece durante el día que el frío no da llegado, pero por las noches aparece, a veces cortante. Con toda la melancolía de este atípico otoño a cuestas, hoy he descubierto que yo no soy Andrea Cabel. Que Andrea Cabel escribe unas poesías preciosas, algunas incluso las canta maravillosamente con una voz llena de dulzura, y que gracias a este pequeño mundo que es la blogosfera, nos hemos encontrado. Dicen que de algo malo siempre sale algo bueno. De mi pesadilla trollera particular, que me acusa de ser Andrea Cabel, resulta que algo bueno ha quedado: Andrea Cabel me ha encontrado, y me ha regalado poesía. ¿Hay algo mejor que eso?

[aquí no hay lluvia]

al carrusel de vil.


hay carruseles.
destrucción para nosotros,
silencio de papel,
estrella ciega como el tiempo de un suspiro.
todas las cuerdas del pasado y los agujeros palpitantes
los corredores, el áureo verbo del payaso de suelo
de la noche triunfal en un puñado de hierba
en un bosque azul sin lámparas ni gacelas.

aquí nadie llueve.
no hay silencio en un silbido celeste iluminado,
solo empiezan estas copas de rocío,
estas alondras bebiendo la corola de una criatura sin paladar.

palideces madrugada en las diurnas calles vivas
repletas de juncos y puros corazones mojados.
todo vive y se extinguen los ecos, la certeza asciende
y se ríe el mar de tacto, la espuma como un ave
se retira y nace
por donde descansa una mejilla,
un intocable beso.



[constanza]


temprano cae el sol, solo existir esparce las flores./ de perfil, solo días de mantas al lado / y calladas, un sonido que escucha vagando el vientre, llorando y despeinado./ máscara que sonríe y luego el humo./ el reflejo desgarrándose de tristeza /como las solapas /y las esferas de luz./ mares silentes eligiendo un beso,/ niños príncipe que de espaldas a los astros /pintan las mejillas de los peces y el sollozo de los ríos./ humilde estrella de infancia que atraviesa la cocina y la habitación de la hermana,/ que se sienta/ serena y furiosa./humilde estrella de infancia,/ humilde hermana.
[mayana]



cosmos infinito, descifrado engranaje solar,
música que no rota
que no se enamora nunca.

corazón sin nombre,
desposeída luz
jardín repleto de nadas rotas,
mayana,
fruto perdido,
espuma tras el verbo
ruido mucho ruido y el polvo
el nogal que se cae
el pájaro dibujado tras la sombra
la taza adormecida,
la espalda oscura,
los nudos de tus manos.
la espuma tras el verbo,
el nogal cayéndose,
el triunfo rojo
del pájaro esculpido.

mayana,

mayana.

18 Comments:

winfried said...

No sabias..? Ella fue novia de Tom Cruise! jejeje

Desesperada said...

ja ja ja ja ja estás fatal, ja ja ja

banderas said...

Suponía que pondrias una entrada sobre el tema... y es que yo creo que merece la pena ponerlo aún a riesgo de volver a tener visitas indeseadas. A raíz de tu correo me he interesado por esta poetisa Peruana y la he "descubierto". Tienes toda la razón del mundo al decir que "escribe unas poesías preciosas"... ya me veo buscando por ahí algún libro suyo. Ya leí que en catalán ha editado algo... espero que ediciones suyas en castellano hayan llegado a éste país. Luego vuelvo al google para comprobarlo.

No sabes cuánto me alegra que hayas descubierto que hay una base real en toda esta historia. De verdad.

Bicos ;-)

P.D. Pues la verdad, creo que la chica tiene demasiada clase para Tom (y además es linda... muy linda).

Viguetana said...

No sé muy bien de qué va esto pero los poemas son tan densos como preciosos.

Con lo de que el frío no "da llegado" se conoce que eres gallega. (Yo no había oído nunca antes esta expresión... hasta que llegué a Vigo.)
:-)

Bicos, reina.

Kurtz said...

Pues sí, toda la razón; de algo malo puede salir algo bueno.
Aunque para escribir tan bien como escribes no necesitas ser Andrea Cabel (a la cual no conocía hasta que apareció este asuntillos).
Bicos.

Desesperada said...

kurt, que me sonrojas!!!! vigue, qué observadora, je je je, me encanta esa construcción gallega, me parece muchísimo más poética que el no termina de llegar castellano. así que comienza a introducirla en tu día a día y te tomarán por galleguiña, ja ja ja.

bicos a todos...

Luismi said...

NO, definitivamente, NO hay nada mejor que eso. Pero lo mejor de lo mejor es que tú sepas apreciarlo... Créeme, no todo el mundo recibe el regalo de los versos de la misma forma. Gracias, en nombre de todos los "arquitectos de rimas", los que nos consideramos como tales...

Mariano said...

Nunca una aventura troll tuvo tan buen final. O principio.

La interrogación said...

Estoy como Viguetana, tampoco sé lo de los trolls pero las poesías me parecen espléndidas y por lo menos, le ha dado un aire más poético a mi mañana.

Besos

Lucía said...

Qué bonito detalle.

Para que veas, nunca se sabe que puede salir de cualquier asunto.

Blasfuemia said...

No siempre la "cara b" es la peor, o lo que es mismo: todo tiene su lado positivo. De momento ya sabes quien NO eres. Imprescindible para ir sabiendo quién eres. (yo todavía no tengo claro quien no soy).

Qué lío.

Desesperada said...

para los que no tienen ni flowers, explicaré que mi troll, que, a diferencia del restante 99%, no es anónima, se ha empeñado en que yo soy Andrea Cabel y que la acoso porque soy lesbiana y la amo. El caso es que, por esas cosas del destino, la auténtica Andrea Cabel, poeta, me encontró y se quedó flipada de las cosas que decía esta muchacha en mi blog. Y una cosa llevó a la otra...

Frozen said...

Preciosos poemas.

Gracias por el descubrimiento

An said...

Saludos preciosa, que el invierno que nos acecha, no haga gala en tu salud ni en tu prosa :) otra cosa...muy buena la nueva pinta del blog :)

Estilografic.blog said...

Pues al final la historia va a dar para un bello cuento.

GLORA said...

Besitos Desesperada. Me alegra que la "cosa" al final tenga "final feliz"...

ekilore said...

Qué bonito lo de jardín repleto de nadas rotas.
Me ha parecido muy lírico, no es mi estilo de poesía pero resulta agradable.
Enhorabuena por lo del troll.

Toni said...

Qué preciosidad.