01 noviembre 2006

Sesenta litros de agua y otros dilemas


¿Me llegarían sesenta litros de agua al día? Seguramente sí. Hay gente que vive con diez, con veinte, con ninguno. Así que podría vivir con sesenta. Pero, ¿viviría confortablemente, como hasta ahora? Pues probablemente sí. Claro que normalmente mis duchas no superan los cinco o seis minutos, cierro el grifo mientras me lavo los dientes y pongo una lavadora cada tres días y un lavaplatos cada dos. Además, el agua de nuestra casa viene de un pozo. Así que la ministra Narbona no podrá penalizarme si supero esos sesenta litros de agua diarios por persona que intenta imponer para frenar el derroche español. Miro las estadísticas de consumo de agua y flipo: Andalucía está a la cabeza de España en consumo por persona y día. ¡Andalucía! Los gallegos estamos por la mitad de la tabla. Claro que a nosotros nunca nos ha faltado agua. Curioso que derrochemos menos que una comunidad autónoma amenazada por la sequía. Curioso, en realidad, que las advertencias sobre la debacle medioambiental que estamos provocando no basten para concienciarnos de que es necesario hacer algo. Pero, dicho esto, reconozcamos la demagogia de la ministra Narbona. La mayor parte del gasto de agua español no proviene de los hogares, sino de la agricultura. Y dejemos ya de acusar a los campos de golf, por favor, la mayoría se riegan con aguas residuales, que no tienen ningún uso, en cambio muchos agricultores españoles siguen regando con agua potable. Quizá la campaña de Narbona debería extenderse también a esos derrochones, y no sólo a los de andar por casa...

Foto: Gustavo Rivas (La Voz de Galicia)

1 Comment:

Wilde said...

Totalmente de acuerdo. Pero supongo que es vende comercialmente en la TV. Lo del control del agua. Yo creo que más o menos todos hacemos un poquito más que antes con el tema del agua. En fin. Sesenta litros sobran...