26 diciembre 2007

Solos

Foto: La Voz de Galicia

Este tipo murió en Nochebuena en el centro de Vigo. No sabemos quién era. Sólo conocemos algunos datos sobre él. Era inglés. Indigente. Había bebido. Murió solo. Quizá la soledad era esto. Morirte solo en navidad mientras las casas calientes albergan los sueños de los afortunados. Quizá esta muerte es más triste hoy que hace un mes, porque la demagogia se nos pone a flor de piel cuando el corte inglés enciende las luces de navidad y nos obliga amablemente a ser felices gastando el dinero que no tenemos. El dinero de plástico echa humo, nuestros cuerpos también. Odiamos las comidas familiares pero nos sentimos culpables si no estamos. Intentamos ser normales, como el resto, porque en navidad se nota más si eres diferente. Si eres demasiado distinto te mueres solo, entre el frío que se enciende con las luces de colores. Nadie quiere morirse solo, así que disimulamos y nos disfrazamos como el resto. Huele a Navidad. Me pregunto si alguien recordará a este muerto de la calle que no tiene nombre. Me pregunto cómo puedo seguir siendo feliz mientras ese muerto sin nombre sigue vivo.

33 Comments:

Belén said...

Es igual, si lo vemos miraremos hacia el otro lado... que te crees...

Besitos

Marta G.Brea said...

Conmovedoras palabras para esta trágica historia. Me has hecho refexionar más si cabe sobre todo esto que nos rodea sin remedio.

Biquiños

Putas y Princesas said...

qué resaca navideña tan triste, pero qué estampa de la verdad.
besos

Meri said...

Para una persona con un mínimo de sensibilidad y sentido de la empatía resulta imposible no sentir una punzada de dolor ante un suceso asi. Es terrible que algunas personas estén completamente solas en el mundo. Esta es la cara oculta, no solo de la Navidad, sino de nuestro modo de vida. Sin embargo, cargar con la responsabilidad y dolor de todo lo que nos gusta es un error. Es más efectivo empezar haciendo el bien uno mismo con su entorno, actuando en consecuencia de sus valores, tratando de ser un granito de arena que unido a otros mucho pudiera cambiar el mundo a mejor.
Yo paso de ser falsa con mi familia. Tengo una familia muy grande y con unos me llevo mejor, con otros peor y con otros simplemente nos ignoramos. La familia no la elegimos nosotros y el cariño aparte de que lo hace el roce, hay que saber ganárselo. Si no se sabe aceptar a una persona porque no es como se espera que sea, el que la rechaza es el que no merece la pena en cualquier caso.

Bikiños!!

pablo gonzalez said...

éste no llegó a tiempo ni al establo.

Bicos y felices fiestas a todos.

Jovekovic said...

A él, no nos engañemos, no lo recordará nadie, pero a entradas como la tuya sí. Lectura obligatoria.

Casshern25 said...

Lo que más nervioso me pone de la navidad son las sonrisas, la cara de felicidad, los ojos abiertos y el jajaja jajajaja el gastar, el "ala que bonito" no puedo con ello, tengo la sensación de estar atrapado en una pelicula.

leo said...

Cuántas verdades, Deses, en tan pocas líneas.
No puedo añadir nada más, aún me duelen las verdades de tus palabras.

winfried said...

Que vaina hacia un Ingles en Vigo? Coño, acabo de llegar de la montaña todo contento, y relajado y vengo aqui y lo primero que veo un coño muerto!!

Que chevere regresar otra vez por aca Desee!!

Recibistes muchos regalitos del niño Jesus?

Bicos

CaPriCcIoHeLeN said...

Soy estudiante de periodismo y llevo un rato dando vueltas por numerosos blogs para poder justificar su "razón de ser". Despues de leer el tuyo, creo que merece la pena si sirve para contar las historias como personas y no como simples informadores.
Mucha pena me da los que dicen que "da igual ese que se ha muerto el día de Navidad"... En fin, a cada cerdo le llega su San Martín!
Un saludo.

Elena said...

Querida desesperada: aunque llevo un tiempo ausente de la red por cuestiones laborales, quería desearte unas Felices Fiestas y mis mejores deseos para el año nuevo. Me ha gustado mucho tu visión de la Navidad, que comparto casi al 100%. Pero en esas comidas forzosas uno llega incluso a pasárselo bien, al igual que se disfruta dando y recibiendo regalos y compartiendo momentos con las personas a las que queremos. También es cierto que ahora se echa más de menos a los que no están y la soledad se hace aún más insoportable. Es la vida. Es la Navidad. Al menos podemos sentirnos relativamente afortunados, en un mundo donde la inmensa mayoría de seres humanos han tenido la desdicha de no serlo.

Un abrazo

Desesperada said...

bueno, releyendo la entrada creo que quizá era demasiado trágico el tono para estos días, pero es lo que sentí al ver esa foto, al leer esas cuatro líneas del periódico. justo en mi blog intento conseguir lo que helen, la estudiante de periodismo, ha dicho, por lo que me llena de orgullo: contar las historias como una persona, no como un simple informador. por eso abrí el blog, para ir más allá de una fría noticia. bicos a todos, queridos amigos.

cov said...

Para nada demasiado trágico, Desperate, para nada; real como la vida misma, esa vida que no sale en los telediarios en hora de máxima audiencia porque le cortaría el rollo al ciudadano medio.

Tú ya te haces una idea de cómo yo pienso sobre el tema, así que tampoco te tengo que decir mucho más.

Muchos besos.

Desesperada said...

gracias, cov. a mí este tema también me deja... impresionada. bicos.

Marcos said...

La verdad es que somos unos insensibles. Muertes como esta las podríamos ver todos los días si no estuvieramos tan ensimismados en nuestros tejemanejes diarios.
Lo que ocurre es que en navidad parece que se nos enternece ese corazoncito de piedra que llevamos dentro y todo lo que vemos no toca la fibra sensible... que, por cierto, deberíamos mostrar más a menudo.

Un beso, guapa.

Eifonso Lagares said...

Impresiona más tu entrada que la noticia en la prensa, te lo comento tal como lo siento, es la cruel verdad.
Igual que los regalos pueden parecer más o menos, según el envoltorio la vida, igual que la muerte, es mejor o peor según como te la pinten.

Me ha resultado un comentario, digamos bestia, para estas fechas.

Besos

Kurtz said...

Pues yo creo que ha sido una entrada necesaria en estas fechas para golpearnos. Ya que no nos preocupamos de estas cosas el resto del año, ¿por qué no sacudirnos un poco la conciencia en estas fechas en las que aflora tanta hipocresía?
Bicos.

Frozen said...

realmente, no sé que decir, solo quería dejar constancia de que como noticia, cuanto menos te llega

Iria said...

No sé…cualquier muerte es triste en cualquier época del año y mucho más en estás terribles condiciones. Supongo que golpea más en estás fechas por el posible sentimiento de culpa que nos auto inflingimos… aunque la hipocresía no es cosa de unos días determinados, sino de todos los del año. La sociedad es hipócrita y no por ello tenemos que dejar de celebrar aquellos eventos que nos gusten, por ejem a mi me gustan estás fiestas y no me siento culpable, ni mal por ello. Quiero decir que la caridad para mi, empieza por uno mismo y el círculo o entorno más cercano.
Y tb es cierto que es necesaria más gente como tú, capaz de concienciarnos…con ello haces muchísimo…creo que ese es el punto de partida para cambiar poco a poco está sociedad.

Feliz entrada de año y feliz vida…ya ves la vida siempre sigue
Un beso.

Demo said...

Algunos morimos de soledad
otros morimos de sí.


Reciba un saludo
D.

Yo voto al PP said...

Ven a Madrid y pídele a tus conocidos que te sigan. Necesitamos familias numerosas para decirle a ZP que estamos abiertos a la vida. No queremos abortos. Queremos hijos. Muchos niños. Todos los que Dios nos envíe.

Saludos cordiales y un año muy próspero en dinero

(Hay que tener hijos para no darse a la bebida)

Desesperada said...

querido votante del pp, le agradezco muchísimo su aportación, aunque debo declinar amablemente la oferta. Si ha leído alguna entrada anterior verá que soy defensora del aborto libre y de una ley de plazos en vez de la absurda norma que ahora tenemos. respeto su opinión, en todo caso. Yo, al contrario, creo que se da más a la bebida la gente con hijos... y que el mundo está superpoblado. Saludos.

runner48 said...

Espero que nunca dejes dispararnos con balas de plata en la frente como la de tu post...
"me pregunto como puedo ser feliz mientras ese muerto sin nombre siga vivo"...es una frase muy dura y triste, es fácil caer en la desesperación social si te quedas sólo con esa parte sombría que, cada día, nos rodea...la sombra y la luz; a la mañana siguiente en ese mismo lugar se puede dar el milagro de la vida: una sonrisa de un niño, o el abrazo de un voluntario que lleva caldo a alguien vive en la calle...
bsss

Tamaruca said...

Se puede uno sentir muy solo estando rodeado de gente. Supongo que el primer paso para llegar a eso es sentirse culpable por no acudir a una comilona o no comprar regalos en vez de reunirte con los tuyos porque de verdad te hace ilusión, quién sabe. A mí estas fechas suelen ponerme triste, no puedo dejar de observar los "huecos en la mesa" de las personas que faltan porque no están, no porque no hayan podido venir. En fin, menos mal que ya casi han pasado...

Un besito con mucho cariño :*

rosquilleta said...

Esta mierda de sociedad nos vuelve inmunes a estas cosas...
esperemos que las cosas cambien...

andresrguez said...

El que murió estaba muchas veces sentado al lado de la biblioteca del casco vello.

migramundo said...

Cierto, posiblemente la soledad sea "esto". Bicos.

Desesperada said...

gracias, chicos. esta historia me conmovió especialmente... bicos.,

Tane said...

No estaba sólo, había tres chicos con él y dos policías municipales, supongo que los chicos habían avisado a la polícía y esperaron mientras llegaban. Otros pasamos sin parar, para no hacer un espectáculo de la muerte.

Desesperada said...

tane, bienvenida. de todos modos, insisto, murió solo, o agonizó solo, al menos eso han contando en la prensa. en todo caso, lo triste no es si estaban dos personas ahí, él estaba solo igualmente. quizá quería vivir así, bastaría con que el dinero público financiase albergues para que esta gente tuviese un lugar donde dormir cuando hace frío. bicos.

Jose said...

Tienes razon, murio solo, hay mucha gente que esta sola en sus casas, olvidados y pasando una soledad terrible en estas fechas tan familiares, todos ellos son los protagonistas de la navidad, incluido ese hombre, la navidad no son los regalos, las luces, la Navidad es el Amor.

Marta marcapaso said...

muerete pùta zorra
si seras zorra
zorrA

Desesperada said...

hola marta, si quieres follar te equivocaste de blog, saludos