17 diciembre 2007

Dani

El fútbol tiene algo grande, difícil de explicar para quienes no lo sienten. Por eso millones de personas vivimos enganchadas a él en todo el planeta. Pero tiene también enormes miserias, que son las que, tarde o temprano, alejan a la gente de este deporte. Ayer, en el Ramón de Carranza, el Celta jugó un mal partido frente al Cádiz. El Celta ha recuperado la posición con López Caro, superado el agujero negro de Stoichkov, es un equipo ordenado, que juega adelantado creando ocasiones y que, en la Liga BBVA, tiene bastantes papeletas de quedar entre los tres primeros. Pero ayer no fue su tarde. Sin embargo, lo que me llamó la atención de este partido, aparte del pésimo arbitraje (esto es común en Primera y Segunda, los árbitros españoles son malos, no hay más que añadir) fue una jugada de Dani. Este futbolista se hizo famoso en el Betis por su "pillería", eufemismo utilizado en el mundillo futbolístico para no llamar "sucio" a un jugador. Lo vi varias veces en Balaídos y sentí un profundo pesar porque a jugadores como este su afición le aplauda. Me pasa en mi equipo con Contreras, el central. Prefiero que siga en el banquillo. Es un tipo que fuera del campo roza la delincuencia, como toda la ciudad sabe aunque nadie se haya atrevido a contarlo en un periódico (de este fervor de los periodistas de deportes por sus equipos hablaremos otro día, es algo que me enerva especialmente). Dani es sucio, marrullero y mentiroso como jugador. De hecho, está en Segunda, y debe ser por algo. Ayer, cómo no, hizo otra de las suyas, robó el balón con la mano al portero del Celta y marcó el gol. El árbitro no lo vio, de hecho era imposible verlo, y dio el gol por válido. Siempre me admira la nobleza de los jugadores de la Premier inglesa. Entre esa Liga y Dani hay un abismo. Pero mientras los aficionados aplaudamos acciones tan mezquinas, el fútbol no será grande.

21 Comments:

Casshern25 said...

Ayer precisamente vi los dos partidos entre los 4 grandes de Inglaterra, Terry, el central del Chelsea se lesionó por una entrada de Eboué, jugador del Arsenal, cuando lo cambiaron la gente del campo sel Arsenal aplaudió pero no como agredecimiento sino porque un jugador tan marrullero como él se fuera del campo. En los dos partidos no hubo "pilleria". Hasta Torres se ha hecho un "hombre".

Desesperada said...

es que da gusto ver ese fútbol, yo estoy harta de ver en el campo pillería tras pillería. por ejemplo, tirarse fingiendo una lesión para ralentizar el juego. ¡es denigrante! los árbitros deberían obligar a esos jugadores a quedarse fuera del terreno al menos cinco minutos, seguro que así se terminaba ese rollo patatero. menudos pedazo de actores son, por dios.

Reparito 2.07 said...

Me apunto a los descalificativos por Dani, ese tipo de jugador que suple su carencia de calidad con la trampa, no se merece nada en el futbol.

suerte para el celta, espero que subais y que la real se quede cuarta.

Jejejeje...

Reparito 2.07

Pd. Tengo una amiga de Vigo que vive en Bilbao, 30 años socia del Celta y como vive aqui cuando venian le mandaban una invitación.

Su ultimo año De H. Gomez ya no la enviaron su invitación. A persar de que la reclamó.
Por supuesto ya no es socia del Celta.

Hay que ser Botarate!!!

LoveSick said...

Vaya, no sabía que fueras tan especializada en fútbol. Lo de dani, por lo que sé debe ser de juzgado de guardia. Un amigo socio del Betis me habló alguna vez de él y lo odiaba ya que decía que no representaba el espíritu de equipo. Lo malo del fútbol es que en general ha dejado de ser un juego de caballeros para convertirse en un desfile de figurines tirando a macarrillas. Aunque no sigo la Premier League todo hay que decirlo que tengo en mente algunos comportamientos dudosos, no sólo la famosa patada de Cantona a un espectador, también la de Beckham contra Argentina o actitudes como la de Gascoigne o Rooney. Admito que pueden ser excepciones.

Kurtz said...

¿No fue Maradona el que metió un gol con la mano? Nunca he entendido por qué ese gol es un clásico.
Aquí igual.

Desesperada said...

eh, lovesick, especializada tampoco, je je je, soy socia del celta y me encanta el fútbol, pero no paso de aficionada. pero es que el caso de futbolistas como este me ataca los nervios. lo que dices de la premier puede ser cierto, yo lo veo de este modo: en la premier esos casos son excepcionales. en nuestra liga es excepcional que un jugador no finja!

reparito, la directiva del Celta es de lo peor. mi padre y yo somos socios, seguimos siendo socios en los dos descensos a Segunda y el año pasado, cuando subimos a Primera, nos cobraron lo mismo que a los nuevos. O sea, ni un detalle, en plan: joder, estos pringados siguen yendo al campo en segunda, tengamos un detallín, no sé, un ahorrillo en el abono, ¡al menos una camiseta del equipo! NADA. son unos cutres.

Desesperada said...

kurtz, yo tampoco he entendido nunca lo de ese gol.

Lucía said...

Supongo que ese tipo de comportamientos son consecuencia de que en el fútbol todo vale mientras la pelota acabe dentro de la portería, no se premia nada más.

winfried said...

Hey el gol de Maradona fue hecha por la mano de Dios! Hay que ser latinoamericano para entenderlo.

En esto discrepo de Desee, estos juegos son como una pequena guerra, lo importante es ganar, para eso estan los arbitros para chequear que no hagan trampas, y el que la hace y no la ven, mas valor para el, porque el jugador se esta arriesgando a una tarjeta amarilla o roja.

Yo se que hay un refran que dice "En la mesa y en el juego se conoce al caballero" pero en futbol y mas en campeonato se utiliza "En la guerra y en el amor todo vale".....

La interrogación said...

El fútbol ha pasado de ser un deporte a ser un espectáculo, al menos el de las ligas importantes pues en otros niveles es tan deporte como cualquier otro.
El "estrellismo" en el que vive el fútbol es una lacra y es lo que le hace, por lo menos para mi, nada atractivo.

No sabía que eran tan cutres los del celta, ay, pobriña.
Besos

Exiliado said...

Coincido en la apreciación de Dani, no sé nada de Contreras, ya me contarás. Es posible hacer una lista larga, larga, con jugadores y ex-jugadores impresentables por diversos motivos: cómo Téllez, Kluivert, López, Motta, Benjamín, Navarro, Luccin, etc.
Tampoco he entendido nunca, que estos jugadores sean jaleados por la prensa deportiva.

ekilore said...

Si presidentes y afición no les dieran cancha, no ocurrirían estas cosas. A veces los entrenadores tienen poco margen de maniobra también.

Saludos

Marcos said...

Lo siento, preciosa. Pero soy uno de los que no sienten el Fútbol.

Ohnenick said...

Aquí una anticadista se solidariza con el Celta. Y no digo más que me embalo ;-)

Frozen said...

Aquí otro enamorado del fútbol inglés. De hecho, ultimamente sólo sigo el Baloncesto y el fútbol ingles. La liga española podían borrarla del mapa.

De Dani mejor no digo nada que me caliento.

Desesperada said...

bueno, menos mal, pensé que sólo yo le tenía tirria al dani este, je je je

exiliado... lo que se cuenta por vigo es que un grupo de futbolistas, y líbreme dios de dar nombres que me demandan, agredió brutalmente a una prostituta en un hotel de vigo. por supuesto, todo se tapó. sé de buena tinta que la denuncia existió, pero desapareció como por arte de magia, como la muchacha. comprenderás que gentuza que hace cosas como esas no la quiero en mi equipo...

El mendigo said...

http://www.youtube.com/watch?v=DICdXTPYgpA&feature=related

En rugby, el peor insulto, el mayor desprecio que te pueden dirigir es llamarte...futbolero.

Desesperada said...

hay un dicho que no recuerdo... ¿cómo era? el rugby es un deporte de brutos jugado por caballeros y el fútbol un deporte de caballeros jugado por brutos... la palabra brutos está equivocada, pero no recuerdo la real.

El mendigo said...

Creo que te refieres a villanos.

El rugby es un juego (que no deporte) de villanos (o brutos, no está mal dicho) jugado por caballeros.

Que luego hay de todo, de hecho yo me salí porque cada vez encontraba menos caballerosidad y más maleantes.

Lo que sí está claro es que media un abismo con el fútbol. Un jugador fingiendo estar lesionado es inconcebible en un partido de rugby. Primero, porque no te sirve de nada: en una entrada te pueden partir las dos piernas y ser perfectamente legal.

Y segundo, porque deshonras al equipo, a tus compañeros.

Al revés, en los partidos se puede ver a gente con una herida abierta suplicando al árbitro que le permita seguir jugando. Y con un rollo de esparadrapo se arregla cualquier cosa, dedos rotos, esguinces...y de nuevo al campo.

Un compañero vino a jugar a la semana de ser operado de apendicitis, aún con los puntos.

Y al finalizar el partido, saludas al que más ostias te ha dado y le felicitas. Otro día serás tú el que le ostie mejor. Y todos juntos, en el tercer tiempo, a ponerse morados de cerveza (invita el equipo local).

Ni rencillas ni ostias, que eso es cosa de futboleros. Al rival se le respeta, se le ama, pues sin él no podrías jugar a lo que más te gusta.

Es otro ambiente, otra gente.

pelopo82 said...

Como tú bien has dicho, este jugador está en segunda y será por algo...

Cada uno que haga lo que quiera y que aguante a su conciencia... Yo no estaría orgulloso de ganar el dinero así pero si él lo es...

Saludos

Desesperada said...

hola de nuevo, pelopo. la verdad es que cuando escribí esta entrada pensé que lo iba a defender mucha gente, me gusta que estemos de acuerdo, porque jugadores como éste no hacen ningún bien al fútbol