04 diciembre 2007

Mujeres y mujeriñas

¿Creen ustedes que esta lozana chica de la derecha está gorda? Se llama Jennifer Love Hewitt, es actriz, y usa una talla 36. Está en el ojo del huracán tras publicarse unas fotos suyas en la playa, luciendo curvas. Cansadita de la polémica, la actriz ha declarado que, "como todas las mujeres deberían hacer, amo mi cuerpo", además de confesar su hartazgo por el modo "en que los cuerpos femeninos son constantemente escrutados". Al parecer, lo que se lleva en los States es usar una talla 32 o 34.

Vaya, ¡qué casualidad! Igualito que aquí, donde las adolescentes lucen encantadas unos horrendos huesos caderiles apuntando como fusiles que, inexplicablemente, les permiten embutirse en pantalones de talla infantil. Eso sí, como pesar 45 kilos y tener pecho suele ser biológicamente complicado, a los 18 años piden de regalo unos implantes de silicona. Porque lo que está ahora de moda es tener un cuerpo extremadamente delgado y unas tetas de la leche. Es decir, lo que está de moda es la irrealidad. Porque los grandes pechos suelen ir unidos a espaldas fuertes, aunque haya honrosas excepciones. Pero mientras nos llenamos la boca hablando de feminismo, de igualdad, de derechos, exigimos respeto y miramos furibundas a los rijosos viejos verdes que nos repasan por la calle, en la soledad de nuestras casas escrutamos la báscula pidiéndole un milagro. Porque aunque nos joda, aunque nos reviente, pocas mujeres logran sustraerse a la tiranía que la belleza nos impone.

Es difícil hablar de igualdad cuando a una mujer se la juzga antes por su aspecto que por cualquier otra cosa. Dejémonos de eufemismos: seamos nosotras las primeras en terminar con este sinsentido. No consintamos en nuestra vida cotidiana comentarios de ese tipo. Enfrentémonos en la oficina a quienes aseguran que la cachonda se folla al jefe y que por eso ha ascendido. No riamos la gracia a quienes hacen chistes con el desgraciado físico de la muchacha de la mesa de al lado. Cambiemos las pequeñas cosas, para cambiar el mundo.

40 Comments:

Belén said...

Yo amo mi cuerpo también

Y uso una 40

Madre mía lo que debo ser ahí jajajjajajaja!!!!!

En fin...

Besos!

Desesperada said...

bueno, yo uso una 38. se supone que somos elefantes, según esos baremos. y sin embargo yo me encuentro genial!!!!

Feingeschliffen said...

Creo sinceramente que esto no es culpa de los hombres.
Trabajo rodeado de mujeres y puedo asegurar que, al menos de boquilla, ninguna está del todo satisfecha con su físico. Ni siquiera las que para mí son más preciosas. Lo que nunca he entendido, y así se lo he hecho saber muchas veces, es por qué en este tema, para la mujer tiene mucho, muchísimo más valor lo que opine otra mujer que lo que diga un hombre. Sencillamente no lo entiendo.
¡Saludos!

La interrogación said...

Aquí, otro elefante.
Yo vi la luz el día que me di cuenta de que es un problema que nos hemos creado, producido por los pedorros de los diseñadores de moda que prefieren los cuerpos asexuados de las mujeres esqueléticas.
Si hiciéramos caso a los hombres nos daríamos cuenta de que les gustan las curvas, la sensualidad, la plenitud.

Además, leí hace poco que las mujeres de caderas anchas tienen hijos más inteligentes. Hala, ya está bien.
Contra la anorexiaaaa, ya.
Besos

Desesperada said...

feingen, en ningún momento he intentado culpar a los hombres de esta situación, de hecho creo como tú que las mujeres somos más culpables. el comentario del final no tiene sexo, esas crueldades las dicen tanto hombres como mujeres. por eso pido que seamos nosotras las que camibemos las cosas, porque somos víctimas y culpables, al mismo tiempo. un bico.

Desesperada said...

bueno, no creo que sea simplemente cuestión de hacer caso a los hombres, si no a la lógica. una chica que pesa 45 kilos no puede usar una 95 de sujetador. es que biológicamente no es posible. y nos están imponiendo desde las revistas -femeninas y masculinas- modelos irreales, mujeres delgadísimas con enormes pechos, y no es justo. tenemos que aceptarnos como somos. claro que está bien hacer ejercicio, cuidarse, etc. por salud. porque estar en un peso saludable es recomendable.

Casshern25 said...

Pues estoy de acuerdo. Se vende irrealidad como belleza y eso da asco.

No pretendo cambiar nada, dios me libre, pero la broma de ese tipo que dices hace años que cambie la risita por "¿pero tu te has visto cara pepino?" se corta la risa que es un primor.

Por otro lado y comentario semi-off-topic: Jennifer Love Hewitt me parecio una preciosidad desde el primer momento que supe de su existencia (si no lo digo rebiento)

Desesperada said...

hombre, es que la jenny mola, ja ja ja ja ja. me gusta eso de cara de pepino, casshern, te lo voy a copiar! ja ja ja

Gubia said...

Totalmente de acuerdo en todo, amarse cuesta mucho tal y como esta hoy el panorama, la realidad es que una mujer española y normal es dificil que se quede en la 36 o 38. Pero a pesar de todo yo me quedo con la realidad,con la mia, que dista mucho de la 36, más que nada por la salud.Un abrazo.

winfried said...

Eso si las mujeres son envidiosas especialmente si ven otra que es bonita. O NO?
Eso lo veo en mi trabajo a cada rato. Desee, por favor no nos quites los chismes, el ir a trabajar por ocho horas , ver los mismos pelagatos todos los dias, al menos los chismes me hacen reir. Hace unos meses atras una muchacha joven y que esta mas buena se puso una mini falda que nos tenia a todos los hombres locos, yo creo que todos nosotros fuimos a la cafetera como 20 veces ese dia, tan solo para pasar cerca de ella, y los comentarios de las mujeres eran fuertisimos, sin misericordia.. Que pecao!

Hablando de la Jennifer es muy buena actriz, su programa "The ghost wisperer" no me lo pierdo!!

Mariano Zurdo said...

Las puñeteras inseguridades...
A falta de poder controlar otras cosas, nos da por controlar el físico. Una pena.
Besitos/azos.

miriño said...

Total y completamente de acuerdo.

Estáis todas fenomenal. Bueno, y nosotros, con barriguita incluída y tó...

juan rafael said...

Yo creo que todo empieza y acaba en vosotras. Sois las mujeres (generalizando) las que queréis seguir unos estereotipos que alguién ha fijado. No ya sólo es porque os vean mejor, sino porque os sentis mejor si cumplis ese "objetivo".
Ahora, el derecho a réplica.

dousmars said...

No estoy de acuerdo con la afirmación de que somos las mujeres las culpables de la situación mencionada. La culpable es nuestra sociedad (hombres y mujeres ).Y no sólo de la tiranía a la que nos sometemos en la báscula. También nos exigue continuamente que seamos además de delgadas,jovenes después de los cuarenta, grandes profesionales, buenas amantes, y supermamis. Y lo peor , sabéis que todas , y cada vez ellos también, hemos caído en la trampa. Y así cada mañana funambuleamos entre todas esas exigencias. Y yo que he heredado por genética paterna una 34, y cada vez soy menos joven,creo que sólo somos víctimas de nuestra sociedad de consumo ( y por desgracia también los hombres comienzan a caer):
Saludos.

Exiliado said...

Hola Des, estoy muy de acuerdo contigo, pero no del todo. El físico nos condiciona a todos, antes no era tan exigible a los hombres porque éramos los hombres los detentadores del poder económico de manera exclusiva. Ahora, cuando cada vez son más, aunque todavía insuficientes, las mujeres que tienen ese poder, podemos ver como se está convirtiendo en algo exigible a los hombres. Aún diría más, algunos hombres jóvenes están empezando a utilizar el cebo sexual con sus jefas maduras, que, por cierto, acostumbran a caer en él con esa facilidad que se presumía a los hombres.
Quiero decir que todo se reduce a una relación de poder, sólo modificable a través de la superación del sistema que la genera.
Dicho esto: La señora Love Hewitt está cómo un queso, mejor cómo dos, no, dos no....treinta y siete por lo menos.

Blasfuemia said...

Aún queda mucho recorrido hasta conseguir que el culto al cuerpo sea un lastre y que los estereotípos de lo físicamente correcto no impongan cánones enfermizos.

Yo diría que incluso vamos para atrás, porque hasta ahora esa exclavitud de mantener una talla socialmente aceptada era patrimonio de las mujeres, pero ahora los hombres están entrando en esa dinámica, peligrosa y muy rentable para cierto sector de la sociedad.

Toni said...

Grandes palabras desesperada.

Aquí ocurre un fenómeno raro, y lejos de pasaros la pelota, déjame ser un poco crítico con el género femenino: es curioso que a la mayoría de hombres no nos gusten las mujeres delgadas y sean ellas las que intenten adelgazar lo máximo posible.

Sólo es una curiosidad que me ha venido a la mente, sin más.

Un beso guapa!

Desesperada said...

bueno, debo reconocer que es cierto, la sociedad empieza a ser tan exigente con los hombres como con las mujeres... pero aún no es equiparable, os lo aseguro. yo sí que noto que a los tíos no les gustan las tías escuálidas, por suerte para mí, ja ja ja, pero lo cierto es que la sociedad ha impuesto un canon y allá que vamos todos como corderos a seguirlo. me gusta esa frase de la jenny, "amo mi cuerpo". claro que sí, coño. y hay que aprender a envejecer sin tantas gilipolleces. ala. bicos a todos que sois unos soles y estais todos y todas buenísimos.

winfried said...

No joda Toni, lo lamento la mayoria de los hombres nos gustan delgadas, con busto y culito. Se que sueno machista, consumista,etc, etc pero es la verdad, sino que me cuenten una de vaqueros...

No veo nada malo que una mujer o un hombre se mantengan delgados mientras que no lleguen al extremo.

Ahora no creo que todos los hombres quieran supermamis como dijo Dousmars, porque como estan las cosas hoy en Dia, si quieres una supermami, la supermami va a querer un superpapi, y nos quedariamos todos super esperando.

Isaias said...

La igualdad no se conseguirá hasta que no se deje de comercializar la imagen de la mujer como una parodia, aun más convertir en ídolo esa parodia.
Acabo de escribir sobre esto:
http://mybeastwithin.blogspot.com/2007/12/las-muecas-son-para-las-nias.html

Desesperada said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Desesperada said...

winfried, toni tiene razón, por mucho que tú digas a los tíos no sólo les gustan las mujeres que pesan 40 kilos. una cosa es estar delgada, y otra escuálida. una adulta que usa una talla 34 es muy delgada, y no es común, aunque hay mujeres, lógicamente, que son así de delgadas por naturaleza. Pero sobre gustos no hay nada escritos. Yo tengo una constitución normal y te aseguro que jamás he tenido problemas para ligar. la cuestión no es que todo el mundo tenga que ser gordo, ya dije antes que uno debe cuidarse, por salud, porque estar en un peso idóneo permite envejecer mejor, etc etc, y también por estética, claro. pero sin llegar a la obsesión sólo porque la sociedad nos exija ser perfectos. cada uno debe aceptarse como es, mejorarse dentro de un margen y quererse mucho. eso sobre todo.

tootels said...

elle ama su cuerpo... me parece bien, pero por contrato tenía una clausula para que la cámara no bajase de su cintura en la serie esa de los fantasmas... ama, amaaa, y ensancha el almaaaaaa...
lo de las tallas con las tías es brutal, un auténtico acoso ... mi chica usa unas 36, otras veces una 38 y otras una 34!!!, no se ponen de acuerdo... yo solo se que es una canija pero se ríe que parecen tres!!! y eso no va en tallaje!!

Luissi said...

Posiblemente no sería necesario la lucha beligerante, bastaría con que todas vosotras ganarais vuestra batalla, aceptárais vuestros cuerpos como aceptáis aquellos de los que amáis, y aplicárais el mismo rasero en vuestros comentarios a cuerpos de los que no os importan, sin distinción de sexo

Yo no creo en la supresión del humor "irreverente", pero si en la supresión del concepto "sexo" si no es relevante en la broma

Al igual que ningún coche nos dará la felicidad a ninguno de nosotros, hombres, ningún cuerpo os la proporcionará a vosotras, mujeres
Y si, hasta en las presiones publicitarias y consumistas tenemos ventaja, las nuestras son más llevaderas

mgqeaol said...

Madre mía de mi vida, dentro de nada pararán en la frontera a la que tenga más de una 34. Esto me recuerda aquello de "España va bien" pero yo lo convertiría en "EEUU va aún mejor". En fin, besitos

Kurtz said...

¿Ya empezamos con la tontería de que Fulanita está gorda?
No me extraña que haya gente que considere la anorexia un estilo de vida.

Robert said...

Yo, como estoy de acuerdo en todo lo que dices no voy a ser redundante (al menos no demasiado). Yo también amo el cuerpo de Jennifer Love Hewwitt...menos las orejas!!! desde qeu la vi con coleta en Entre Fantasmas y vi sus orejas...bufff, menos mal que siempre sale con mucho escote y me desvía la mirada que si no...que orejas!!!! XD

winfried said...

Oye Desee, es que lo que yo dije es que no hay nada malo en ser delgad@ mientras no se llegue al extremo .
No se cual es la definicion de delgado en Espana, pero es que el que no es delgado es gordo o no? Cuando toni dijo que la mayoria de los hombres no le gustan las delgadas yo lo interprete entonces que la mayoria de los hombres le gustan las gorditas, la cual no es verdad. Ahora la Jennifer para mi no esta gorda es toda una preciosura y ella esta en mi definicion y puedo apostar en la difinicion de muchos hombres de delgada.

Sitjar said...

Pues sí, así hay que ser, así nos lo han dictaminado modistas y no modistas a nuestra sociedad de mentes mayoritariamente blandas. De acuerdo con todos vosotros aunque discrepo con Robert ¡¡ esas orejas... me tienen comida la moral !!.

P.D: Me encata la iniciativa de DOVE.

Un saludete!!

zanzara said...

Tienes razón en todo Deseseperada, pequeños cambios harían cambiar el mundo. Y también tienes razón en lo de los implantes y soy bastante flaquita y de pecho, muy a mi pesar, ando muy muy escasa... en fin que no lo podemos tener todo... Pero aún así también quiero a mi cuerpo como es, paso de las tetas de plástico!

Besos!

Malulha Guevara said...

Haberlas hailas, carallo, jajajajajja, dejé coment aquí.

MonikaMDQ said...

"No riamos la gracia a quienes hacen chistes con el desgraciado físico de la muchacha de la mesa de al lado"
Justamente has dado en el punto exacto. Hay que empezar por uno mismo en el ambiente que uno esté y no mofarse ni festejar los chistes que se hagan de "la gordita o el gordito" de turno.

Pareceré mala onda pero te cuento un ejemplo real que viví la otra tarde. Estaba esperando mi turno en un local de compras cuando la vendedora le dijo a la chica que estaba atendiendo que no había pantalones para su talle. La muchacha (fustradísima) dió las gracias y se fue cabeza baja.
La vendedora me mira y me dice muy sonriente -como no baje de peso, no va a conseguir ni un pantalón a medida....
Le respondo ¿y porqué tiene ella que bajar de peso cuando la que no tiene talle para venderle sos vos?
Acto seguido y muy fresca, me dice-bueno bueno es que no llegan talles tan grandes.... y mas fresca todavía sigue- ¿que te puedo ofrecer? ya me había puesto de mal humor, asique la miré, le dí el pantalón que había elegido para probarme y le dije- dejá, no me ofrezcas nada, seguí riéndote de las clientas mientras voy a buscar otro pantalón en otro negocio.
Y me fui.

Despues iba caminando y pensaba, capaz ni le importó perderse una venta, pero si en esas situaciones todas hiciéramos lo mismo y la tipa se perdiera muchas ventas, a lo mejor si le importaría y dejarían de reirse de quien no consigue talle por tener unos kilos de mas.

Perdón que me extendí, pero este tema es otro de los tantos que me sacan de quicio...
Soy vendedora y se que lo mínimo e indispensabe para serlo es saber respetar al cliente.
en fin...

PD;: Jenifer es preciosa!

Desesperada said...

eso que cuentas lo he visto muchísimas veces también aquí en españa, mónika, y yo suelo actuar como tú. me revienta la gente que se mete con el físico de los demás, algo que te viene impuesto. a todas nos gustaría ser altas, guapas y delgadas, pero la realidad es que no todas lo somos. y que te puteen por eso... joder. gracias por contarlo. es justo lo que intentaba plasmar con esta entrada!

dousmars said...

Siento decirle a Winfried que las supermamis no necesitamos superpapis, somos eso, porque ya muchas mujeres en este país críamos a nuestros hijos solas. Las familias monoparentales cada día son contempladas más por la Ley.Y todavía nos queda mucho camino por recorrer. Las supermamis sólo queremos Amor. Valor común a ambos sexos, o eso espero.
Saludos.
p.d. Nos olvidamos de que las tallas van en relación con la altura.

Desesperada said...

dousmars, tienes toda la razón en lo de la altura. yo evidentemente hablaba de tallas 34 en alturas normales, es lógico que alguen de 1,55 use una 36 o 38, claro. la cuestión, creo, es estar saludable. luego puedes ser delgada o normal. lo injustificable es que te exijan ser delgada porque sí. bicos.

winfried said...

Dousmars,

Yo te admiro, se que es fuerte criar hijos sola, y eres un ejemplo para otras mujeres!!

Felicidades!!

Viguetana said...

Hola guapiña,

ando leyendo tu blog para ponerme al día pero, obviamente, no voy a comentar todo.

Bueno, si acaso comentaré allá donde no esté de acuerdo contigo, jejejeje.

En esta entrada estoy de acuerdo en que nosotras somos las primeras que debemos cambiar de mentalidad.

Besos.

Alguien said...

Yo creo que ya va siendo hora de que en vez de cultivar tanto el cuerpo, empecemos a cultivar el alma. Eso si que nos hará iguales a hombres y mujeres, aparte de más felices.

Desesperada said...

vigue, je je, ya veo que no estuviste en desacuerdo con muchas cosas, je je je.

alguien, tienes tanta razón que no puedo añadir nada. un bico y gracias por la visita.

Desesperada said...

vigue, je je, ya veo que no estuviste en desacuerdo con muchas cosas, je je je.

alguien, tienes tanta razón que no puedo añadir nada. un bico y gracias por la visita.