25 octubre 2006

Temporal


En verano ardió gran parte de Galicia. Ahora, los montes, sin protección, han dejado de ser una barrera para el agua, inundando pueblos, carreteras, todo lo que está a su alcance. Miles de turistas españoles viajan a Cancún pero sólo una, gallega, es retenida acusada de terrorismo. ¿Alguien nos habrá echado un meigallo a los gallegos?

1 Comment:

Wilde said...

O será una condena. ¡Culpables!...