25 octubre 2006

Oé y Nothomb

Cuando cierras la última página de un libro y necesitas unos segundos para tomar aire no hay duda, acabas de leer a Kenzaburo Oé. Este japonés, con un Nobel a sus espaldas, es quizá el escritor que más me ha impresionado en los últimos años. Sobre todo porque las historias que nos cuenta están tan alejadas de nuestro entorno que nos da la impresión de adentrarnos en un mundo de ciencia ficción, aunque sea a veces enormemente sórdido. Oé juega con las terribles dudas existenciales del hombre, obsesionado con las relaciones entre hombres y mujeres, entre padres e hijos. Crea universos paralelos, irreales, agobiantes, en los que el lector cae irremediablemente como en un pozo, igual de desesperado que los personajes. Os recomiendo todos, "Una cuestión personal", "El grito silencioso", "Dinos cómo sobrevivir a nuestra locura"... son impresionantes. Y aunque narrativamente viven en planetas diferentes, la relación de Amélie Nothomb con Japón me lleva hasta ella casi sin querer. Nothomb, como Oé, crea mundos personales, aunque en el caso de esta escritora belga (que vivió su infancia en Japón y China) tienen una enorme carga autobiográfica. Maravillosa escritora, cualquiera de sus novelas es recomendable, "Estupor y temblores", "Metafísica de los tubos", "Biografía del hambre", "Cosmética del enemigo"... Ya me diréis si os gustan!

2 Comments:

Wilde said...

Pues deja una novelita de esas "tremendas" en casa de vez en cuando... de allí no saldrán tranky... necesito leer ese tipo de libros... estoy muy "minding"... gracias por tus sabios consejos culturales...

Una mujer desesperada said...

tendrás morro... mis libros de baily aún no han aparecido!!! Te dejaré los de amelie nothomb, te encantarán, pero recuérdamelo que a mí ya sabes que se me va la olla...