07 octubre 2006

Globalizados

En estos tiempos globalizados, que un grupo armado reclame la independencia de un ínfimo territorio del sur europeo no deja de ser llamativo. Es más fácil hablar a través de Internet con un amigo de Londres, por ejemplo, que comunicarte con estos nazis del siglo XXI. Supongo que los nacionalistas me crucificarán después de este artículo, pero es que ser nacionalista en el siglo XXI me parece una de las opciones políticas más absurdas. Para empezar, porque no creo en la defensa territorial, considero que el espacio geográfico debería ser libre. Sólo así el mundo desarrollado se decidiría a terminar de una vez con el hambre del resto del planeta. Cuando hordas de inmigrantes asolasen su espacio libremente, los gobiernos decidirían ofrecer alternativas a estos países. Otra cosa es defender la identidad cultural de un pueblo, como el mío, el gallego. Pero desgraciadamente la identidad cultural intenta ligarse demasiadas veces a la identidad política. Defender tu idioma, tus costumbres, tus tradiciones, no debería estar ligado a defender un territorio. Nada más fascista que la idea de identidad nacional a toda costa. Claro que aún hay diferencias entre nacionalismos. El gallego, por ejemplo, se sustenta en una figura ilustrada y luminosa, Castelao, y el vasco en un hombre que hablaba de pureza racial, Sabino Arana. Esta es una diferencia enorme.

Hoy, ETA está herida de muerte. Sólo falta que ellos se enteren para que nos dejen en paz de una vez.

3 Comments:

Wilde said...

Con el paso de los años me doy cuenta de que hay gente que evoluciona horrores en sus ideas y mentalidad y otras que se estancan y no dan para más. Estos últimos son ese tipo de gente que simplemente vive admirando a otras personas o grupos de personas. Cuanto más cafres sean los grupos, más los admiran. Y cuanto más absurdas sus ideas, más las creen. Se crea una relación en paralelo entre ellos, y todo consiste en hacer ruido para llamar la atención de gente que no les prestamos la más mínima atención. ETA se escudo en nacionalismos y reinvindicaciones para liberar el instinto psicópata de sus integrantes, pero de ideales, cero patatero. Son unos simples sicarios. Pero aparte de asesinar como cobardes, siempre por la espalda y detras de una pistola y una capucha, pues, aparte de eso, no son nada para nadie. y lo poco que son, es por todo el dolor que han provocado. Conozco a gente que incluso admira y defiende a estos asesinos con sus ideas huecas y territoriales. En fin, lo de siempre. Cuestión de ignorancia, supongo. ¿A quién le importan los nacionalismos en el 2006?. A mi na de na.

ADRY said...

ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON LO QUE ACABO DE LEER, NO SE QUE PINTA ESTA BANDA ARMADA LLAMADA “ETA”, EN LOS DIAS QUE VIVIMOS, YA NO ESTAMOS EN NINGUNA EPOCA DICTATORIAL NO SON NECESARIOS, LUCHABAN POR LA LIBERTAD Y SE CONVIRTIERON EN OTROS DICTADORES, QUE COMO TODOS SOLO SE RIGEN POR LA PASTA NADA DE IDEALES.
LO QUE CREO; QUE “ETA” Y “GOBIERNO” ESTAN VINCULADOS DE ALGUNA FORMA Y QUE JUEGAN CON TODOS COMO QUIEREN.

Wilde said...

Matando no se lucha por nada, y esa fue siempre su filosofía. Desde el primer día, hasta el último. Nunca fueron necesarios. Gandhi si lucho por la libertad, incomparable. Es que hay estilos y estilos.