25 octubre 2006

Animales

Mis perras han decidido no salir de casa. Vivimos en el monte, tenemos tres mil metros de finca pero ellas, a la vista de la lluvia, se han enroscado en sus camas y prefieren quedarse dentro de casa. Es curioso cómo un animal acaba por hacerse igual de comodón que su dueño.

2 Comments:

Wilde said...

¡Que foto más buena!, ¿La hiciste tú?...

Una mujer desesperada said...

si, la hice yo, je je je