26 octubre 2006

¿Supermodelos?

Alguien ha decidido hacernos creer que ser modelo es una profesión durísima. Y algo de razón debe de tener, a la vista de los dilemas a los que se enfrentan las concursantes de "Supermodelo 06", el programa de Cuatro. Confieso que empecé a verlo en los zappings, y su surrealismo me impactó tanto que ahora lo sigo de vez en cuando, cada vez más cabreada, pero pegada a la pequeña pantalla atónita ante tanta subnormalidad. ¿Cómo se puede emitir un concurso en que una indocumentada llamada María José, que apenas sabe hablar, confiesa a una compañera que "Malena no vale para modelo, es demasiado anchita, la pobre tiene ese problema". ¡ANCHITA UNA CHICA QUE DEBE PESAR 50 KILOS! Obviando que es monísima, altísima e idealísima. Otra rubia imposible, de la que no recuerdo el nombre, creo que Yasmín, llora ante las cámaras porque reconoce sus carencias para ser modelo de pasarela: "La ropa en Cibeles apenas me entraba, yo no soy como las demás". La cámara la recorre de arriba a abajo. Dios mío, piensas en ese instante, debe pesar como mucho dos kilos más que las otras. Se queja de sus curvas. ¿Curvas? ¿Dónde tienen curvas, por favor? Me parece fantástico que se inventen realitys de psicópatas (Gran hermano), bailarines (Mira quién baila), descerebrados (La isla de los famosos) y hasta de modelos. Pero que no intenten hacernos creer, por favor, que medir 1,75, tener un cuerpazo, ser monísima y cobrar mil euros por hora es duro. Es demasiado aterrador mirarte después al espejo, ver tu nómina y descubrir que tu vida es cojonuda, porque para sufrir, ya sufren las modelos.

Foto: Cuatro. La tal María José. Por Dios, que alguien la enseñe a hablar!!!!!

1 Comment:

Wilde said...

Si, pero yo lo extiendo a más ámbitos, últimamente ser famoso es duro. Hay que joderse!... el temita de las modelas tiene tela... en fin, nosotros a currar, que pa vida dura la de estar todo el día en avión de Madrid a Roma de Roma a París... salutations