22 febrero 2008

Musas y musos

Cada grupo de comunicación español tiene sus mus@s. Periodistas fetiche que de repente irrumpen en todos los soportes. Ángels Barceló me parece el caso más paradigmático. PRISA la ha convertido en una estrella. Compaginó A vivir que son dos días, el programa de la SER de los fines de semana, con reportajes para El País y colaboraciones en Cuatro como las del Mundial de Fútbol. Ahora le han dado el Hora 25 de mi añorado Llamas y además el domingo retransmitirá los Oscar para Canal Plus. Como yo soy de Alsina (antes lo compartía con Llamas), la saturación Barceló me la ahorro en las noches de radio. Pero me preguntó si es beneficioso para un periodista copar tanta atención. Si algo me gustaba de Llamas era lo identificable que era con su medio, la radio. Si algo me gustaba de Manolo Lama era escucharle retransmitiendo para la SER. Me gusta menos encontrármelo en la tele, lo reconozco. Como si perdiese algo de magia. Con Barceló no soy objetiva porque desde que dejó de presentar, magníficamente por cierto, los telediarios, no ha vuelto a convencerme. Pero no es mi intención opinar sobre su valía periodística, sino reflexionar sobre la necesidad de un periodista de convertirse en imagen de un grupo de comunicación.

29 Comments:

Kurtz said...

Pasa en todas las cadenas con algún presentador que tenga éxito (Antonio Garrido en TVE es otro ejemplo de presentador todoterreno).
on la excusa del éxito los meten por todas partes

Irreverens said...

Pues a mí también me parece arriesgado, pero más que nada para ell@s, ya que, como decimos en catalán, "totes les masses, piquen". Algo así como: "todos los excesos, pican".

Y claro, dentro de nada podemos estar bien hartitos de Àngels.

Biquiños

Mariano Zurdo said...

Estoy de acuerdo con el planteamiento que haces.
A mí la Barceló me gusta bastante, pero reconozco que ya no oigo Hora 25 tanto ni con tanta atención como antes.

winfried said...

Pero es que esta muy bonita!!! Yo digo que si, aunque no la conozco, por la foto se ve que tiene talento.

No seas tan dura con ella! Mira Letizia era periodista y ahora va pa Reina!

Bicos

Belén said...

Yo me imagino que será como todo no? que si te ven mucho cansas, al menos eso me pasa a mi...

Y como dices, no como periodista, mas bien como personaje digamos visible...

besicos

pablo gonzalez said...

pues no creo que sea tan visible. el programa que hacía por las mañanas me ayudó a echar de menos a Fernando Delgado (que hasta ese momento no me gustaba). Creo que es de esos periodistas que se hacen tan agradables de escuchar como fáciles de olvidar. Ponerla a ella donde sea es garantizar que nada especial va a pasar, pero que lo que pase se va a llevar bien.

Ruben Raffa said...

que gran reflexion, se terminan quemando por algunos euros, y una casita más comoda...

Casshern25 said...

Me pasa lo mismo Desesperada, el caso de Manolo Lama y Paco Gonzalez cuando salía por la tele en ese bochornoso programa que era Maracana, ni los tragaba, deje de escuchar Carrusel por eso, me agobiaba la misma persona, por suerte me estoy enganchando de nuevo a los puritos... jajajaja

Respecto A Angels, los telediarios los hacía genial pero... quien mucho abarca...

Toni said...

Uy, cuánto habrás tenido que aguantar para no soltar lo que piensas de Angels jajaja.
Ahora en serio, la verdad es que Angels Barceló me gusta, es una buena profesional y he de decir que la escuchaba más los fines de semana que ahora por las noches, no suelo escuchar la radio a esa hora.
Para mí un profesional de esa cadena es Carles Francino, me encanta ese hombre y una musa, Gemma Nierga.
Me vuelve loco Gemma Nierga.

Toni said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Apostillas literarias said...

No lo vas a creer, realmente soy demasiado despistada. Hasta ahora que me visitaste a través de este blog, me di cuenta de que eres la misma persona de tu "alter ego", me sorprendí. A veces vivo en la luna y ahi me quedo por horas.

Lo que4 dices de los periodistas es cierto. Yo tengo dos o tres que son mis preferidos y que hasta ahora no han entrado en ese mercado que los explota y donde ellos se dejan "explotar" no se si por ganar más dinero y po la fama que esto les da, o porque no les quede de otra y les digan: "o aceptas, o adiós".

Lo agotada que debe de estar esta periodista, debe de ser cansadísimo.

Desesperada said...

la verdad es que a mí angels ni me va ni me viene. me gustaba mucho en los informativos pero ahora tengo una opinión similar a lo que expresa pablo gonzález por ahí. pero es que me llama bastante la atención que un periodista no ponga límites, no sé, a mí me parece excesivo el uso que hace Cuatro, sobre todo, de periodistas de la SER, no?

Desesperada said...

apostillas, jajajaja, tranquila, la mayoría de la gente que viene a este blog no lee el de libros, y viceversa, salvo algunas excepciones, jejejeje. bicos, reina!

win: jejejejeje

Elena said...

A mí sí me gustaba mucho Angels en los informativos, pero desde que se fue a la radio no la sigo mucho, la verdad. Todavía recuerdo la emoción y la sinceridad con que retransmitió la muerte del cámara José Couso. Sin embargo, como tú dices, no creo que sea positivo para ella este exceso de protagonismo al frente de un grupo de comunicación.

Saluditos

Wilde said...

Cuando el periodista es la estrella supongo que se crea un muro como periodista y pasa a otra dimensión. Yo pienso que la estrella es siempre lo que comunique. Conste que Angels me cae de puta madre ...

andresrguez said...

Barceló era una de las mejores presentadoras de informativos, ya que tenía una forma muy lúcida de hacer las cosas y de una forma muy objetiva. Ahora en Hora 25, lo hace bastante bien ( Nadie podrá igualar a Carlos Llamas y su forma magistral de contar las cosas), además ha ido incorporando tertulianos que están bastante bien, sin perder la calidad que había alcanzado con Carlos, aunque sin él, nada es lo mismo.


Creo que T5, perdió muchos espectadores desde que Barceló se marchó y también desde que Juan Pedro Valentín, dejó la dirección de informativos, que hacía a la cadena totalmente libre.
Ahora con Pedro Piqueras, es un buen comunicador, aunque hay veces que va del amarillismo a un paso por el cansancio, pero bueno lo prefiero antes que ha Ernesto Sáenz de Buruaga, aunque estos cambios hayan provocado que T5, se acerque un poco al PP

Lo cierto que esto, que acabo de contar, también le pasa a Iñaki Gabilondo, que en la radio era uno de los mejores; sino el mejor, pero en la televisión, se nota que no es su medio y le cuesta, aunque lo hace bastante bien


Besos y perdón por el tocho, pero me sentía inspirado :)

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO said...

tambie´n influye su carita bonita y su filiación política. un beso.

MANU said...

A mí que me encanta Angels Barceló, pero reconozco que no soy objetivo, es que me gusta todo de esta mujer.Pero opino como tu, la radio te da un cierto aire de misterio,te enamoras de una voz.
Apertas gallegas

Jovekovic said...

La de Àngels Barceló es una trayectoria curiosa. Empezó en TV3, como una de las musas del pujolismo y se largó a Tele5, cosa que la derechona de CiU no le ha perdonado.
A mí me parece una profesional solvente, pero sin alharacas. Y fuera de los informativos, patina clamorosamente. Me quedo mucho antes con Rosa María Mateo.

Marta G.Brea said...

A mí no me parece tan peligroso que un profesional se identifique con un grupo de comunicación, y sea su periodista estrella. Lo que sí es denunciable es cuando se vende a su línea editorial y pierde hasta la mínima objetividad exigible, como la ha perdido Gabilondo, sus entrevistas a Rajoy y ZP fueron vergonzosas.

A mí me gusta Àngels, pero sustituir a Lamas es difícil, prefiero a Javier Casal.

muchachadeojostristes said...

Es posible que tengas razón en la sobredosis de Angels, pero tengo que decir que hace más "llevadera" la pérdida de Llamas
besitos
P.D.: yo soy una de esas excepciones que también pasa por La mujer justa

Desesperada said...

pues yo, insisto, no veo bien tanta saturación, convierte al periodista en personaje, y quizá soy demasiado purista al abordar mi profesión, pero cuando la noticia es el periodista y no la noticia, malo!

bicos a todos!

leo said...

YO estoy contigo, Deses: convierten al periodista en el anzuelo, relegando a la noticia, por lo menos, al tercer puesto detrás del susodicho/a y de la cadena. Creo que en este país no nos importa tanto conocer lo que pasa, sino que nos lo cuenten de manera que refuerce nuestro pensamiento. Y para esto hay que emplear caras que nos aseguren este último objetivo.
Me encanta cuando hablas de periodismo.
Besos.

Blasfuemia said...

Barceló no es santa de mi devoción (mi debilidad es Montserrat Dominguez), y aunque comparto en parte tu idea, también es verdad que estar arriba y mantenerse es muy difícil y que hay quien prefiere aprovechar el momento, consciente de que hay situaciones que son flor de un día, y supeditar o dejar en segundo plano otras cuestiones o valores.

Desesperada said...

gracias Leo, jejejejejeje. pero quizá tenga razón blasfu, quizá cuando te toca subirte a la ola sea difícil decir no! bicos!

banderas said...

Pues a mi la Angels me parece una periodista interesante que no debió abandonar su "posición natural que, en mi modesta opinión, eran los informativos. Ahora se ha subido a la ola y no quiere bajar... ¡¡que tenga suerte y no se pegue el batacazo!!

Sobre lo demás, Desperada ya conoce (y se ha reído de lo lindo) con mi gusto por otra profesional del ramo un tanto más "modosita"... mejor no sigo.

A Carlos Llamas nadie lo va a poder sustituir al 100% porque era de una personalidad abrumadora (al menos como periodista de radio... ignoro otras facetas).

Bicos ;-)

Sensai said...

A mí Angels me encanta. Me parece una anfitriona inteligente que saca el mayor partido de sus invitados y colaboradores, especialmente en radio, pero su personalidad y profesionalidad, en mi opinión son indiscutibles.

En cuanto a identificarse con un medio, ¿por qué no? Tiene sus riesgos y me parece valiente tomar esa decisión. No me gusta la gente que pasa sin pena ni gloria o que no se moja o que un día dice una cosa y al otro, otra.

Bicos!

cacho de pan said...

contestaría tu pregunta con otra:
¿el dinero o la ambición?

Mármara said...

Yo tampoco puedo ser objetiva: me fascina. Y como sólo la escucho, pues me vale. Y, aunque estoy de acuerdo contigo en lo de la saturación, que una mujer, por fin, dirija un programa a esas horas, es un puntazo.
Ahora bien, sigo añorando a Carlos Llamas.