04 febrero 2008

De China a Jaén

Para que no se diga que en España tenemos algo que envidiar a China, y corroborando muchos comentarios de la entrada anterior que denunciaban la barbarie de algunas fiestas populares patrias... vayamos hasta Santa María de la Magdalena de Cazalilla, en Jaén, desde cuyo campanario, un año más, se lanzó ayer una pava viva. El lanzador del año pasado fue multado con 2.000 euros... pero eso no ha detenido a los aficionados a tan edificante festejo, que pese a todas las denuncias de la Asociación Andaluza para la Defensa de los Animales sigue celebrándose.

19 Comments:

Ohdiosa said...

lo acabo de leer en el periodico...por mucha "fiesta popular " que sea no dejará de parecerme una auténtica salvajada...

Irreverens said...

¿Ves? Y lo que yo comentaba en el post anterior: que me imagino a la pava empujando al tío ¡y lo encuentro de un divertido...!
Pues eso.

Desesperada said...

pues sí, irreverens, mejor imaginarnos eso. yo de verdad que cada día alucino más.

Marta G.Brea said...

Y ahí no acaba el suplicio de la pava, después de caer se la disputan en el suelo y quien la coge se la lleva.

Los 4.000 energúmenos que participan se escudan en que es una tradición. Pues digo yo, las tradiciones están para romperlas, sino seguiríamos en las cavernas.

¿Y por qué no un pavo?, y puestos a pedir... mejor un pavo simulado.

Desesperada said...

pero es que la tradición va a seguir manteniendo estas barbaries? uf, qué gentuza, qué gentuza

Lucía said...

Que una cosa se repita año tras año no la convierte en algo sagrado. Hay que reflexionar sobre la naturaleza del acto y sobre si es necesario prolongarlo en el tiempo.

Realmente hay gente que está enferma!!

Qué asco de mundo!!

Blasfuemia said...

Pues estos ya se pueden poner todos juntos a dar saltitos, que no nos van a dar miedo.

Me apunto a ser la pava que el próximo año empuje a uno de ellos. O a los 4.000 si hay refuerzos.

Belén said...

Donde está el placer de lanzar una pava viva? madre de dios, si somos mas animales nosotros que ellos... en fin...

Besicos

Kurtz said...

No tengo cuerpo para comentar estas noticias. Además, ya se comentan ellas solas y se retratan los individuos ellos solitos.
Bicos.

Iria said...

No hay peor alimaña que un humano retrogrado y anclado en tradiciones sin sentido a más a más convertidas en salvajadas. A ellos a los 4001 los iba yo tirando de uno en uno por el balcón a ver la gracia y lo bien para el cuerpo que les sentaba.
Una y mil veces vuelvo a reafirmarme en mi icono de vida: cuanto más conozco a los hombres más amo a mis perros.
Que vergüenza de Andalucía profunda…

rosquilleta said...

joder... que manera de dsifrutar de la vida... matando animales de que manera... y para divertirse...

H de Lemos said...

Realmente, a mi porque me dicen que estamos en el mismo pais, y tal, pero no somos iguales, o por lo menos yo no lo soy...ni ninguno de mis amigos.
No se como en este mundo de hoy en dia se siguen defendiendo cosas indefendibles, basandonos en creencias o tradiciones...La verdad es que en mi pueblo nunca tiraron ninguna cabra del campanario, y hay toros, ni toreros, ni pollas...realmente siento vergüenza ajena, y a veces me parece que todo esto es una coña, todo dios hace lo que le sale de la polla, y aqui no pasa nada...

Desesperada said...

yo es que si tuviese un colega que disfrutase lanzando la oca del campanario dejaría de hablarle, esa es la diferencia entre ellos y nosotros, ¿verdad?

entrenomadas said...

Yo es que propondría un intercambio. Que se tiren ellos desde el campanario y sí les gustan desparramarse contra tierra y el sonido de sus huesos rotos les emociona, entonces que prueben con las ocas.

Sorry, pero es que el diálogo con estos burradas se me esconde debajo de la ira.

entrenomadas said...

A ver que me aclare. Quiero decir, que si les gusta y no gustan.
Y contra la tierra, no contra tierra.

Escribo desde un ciber. Perdona, hoy la desesperada is me.


Kisses

Pluskys said...

Yo propongo que en vez de la pava, tiren la campana, a ver a quien le pilla, y luego se echan una risas.

Y digo yo..., que el campanario está en una iglesia, qué tiene que decir el párroco al respecto?

Casshern25 said...

los chinos van a ser más que nosotros pssss que aprendan que aprendan!

Mármara said...

El trato que un pueblo da a sus animales es el fiel reflejo del trato que da a sus congéneres. Así nos va, y así nos seguirá yendo, mientras quienes pueden, y deben, vigilar para que se cumplan las leyes sigan mirando hacia otro lado. País de mierda, el nuestro.

Frozen said...

Triste, muy triste, y lo dice un jienense bastante avergonzado